Masacre en una mezquita de Nueva Zelanda: 49 muertos.

En Christchurch: un hombre armado abrió fuego en el interior y lo transmitió por Facebook. El atacante fue detenido.

30
Compartir

Los primeros reportes hablaban de varias víctimas fatales, que finalmente resultaron 49, con 20 heridos. Las fuerzas de seguridad buscaban al agresor, quien habría intentado atacar otro centro religioso de la zona.

Un hombre armado entró hoy en una mezquita en la localidad neozelandesa de Christchurch, disparó contra los feligreses causando 49 víctimas fatales y transmitió toda la masacre a través de su cuenta de Facebook.

En las imágenes, que rápidamente se viralizaron a través de las redes sociales, se puede ver como el hombre, armado con rifle semiautomático, dispara contra varias personas y las remata en el suelo.

Hasta ese momento, la policía no había brindado información oficial sobre la magnitud del tiroteo, pero hizo un llamado a los habitantes de la ciudad, en el centro del país, a no salir a las calles.

Posteriormente, un medio de comunicación local reportó un tiroteo en una segunda mezquita ubicada en los suburbios de Christchurch, donde habrían detenido a un segundo sospechoso.

La primera ministra Jacinda Ardern confirmó que fueron varias las locaciones que sufrieron ataques y aseguró que se trata de “uno de los días más oscuros” de Nueva Zelanda. “Fue un acto de violencia extraordinario y sin precedentes”, describió.

Masacre en Nueva Zelanda. Un testigo dijo a una radio local que escuchó varios disparos y de inmediato vio a cuatro personas en el piso, “con sangre por todas partes”. /AP Photo/Mark Baker/

El testigo Len Peneha afirmó que vio a un hombre vestido de negro ingresar a la mezquita Masjid Al Norr y luego escuchó decenas de disparos, seguidos de personas que salían aterrorizadas del lugar.

Peneha, quien vive a un lado de la mezquita, dijo que el agresor salió del templo, dejó caer lo que parecía ser un arma semiautomática frente a su cochera y escapó.

“Vi muertos por todos lados. Había tres en el pasillo, en la puerta de entrada y dentro de la mezquita”, comentó. “Es algo increíble. No entiendo cómo es que alguien pudo hacerles esto a estas personas, a cualquiera, es ridículo”, dijo Peneha, quien ingresó al edificio intentado ayudar.

La policía hasta el momento no dio a conocer el balance de victimas e invitó a los residentes a permanecer en sus hogares. /AP Photo/Mark Baker/

Entre los feligreses que se encontraban en la mezquita estaban varios miembros del equipo de cricket de Bangladesh, que mañana tenía previsto disputar un encuentro contra Nueva Zelanda.

El agresor, que huyó del lugar antes de la llegada de los servicios de emergencia, habría utilizado una ametralladora que tiene inscripciones que hacen alusión a otras masacres perpetradas contra migrantes.

La Policía ha bloqueado el centro de la ciudad, situada en la Isla Sur neozelandesa, y ha llamado a la población a permanecer confinada en sus casas.

En la ciudad de Auckland, por precaución, han enviando oficiales a todas las mezquitas de la región como medida de precaución. (Foto principal: Una ambulancia auxilia a uno de los heridos durante el ataque a una mezquita en la localidad de Christchurch, en Nueva Zelanda. /AP Photo/Mark Baker/)

17 MINUTOS DE TERROR


Captura de video donde puede verse la cara del presunto terrorista de Nueva Zelanda.

Las matanzas repentinas de tiradores solitarios se han vuelto una tristísima realidad cotidiana, primero en Estados Unidos y luego en muchas otras partes del mundo. Pero esta vez se sumó un escalofriante condimento: el terrorista se filmó en todo momento y transmitió por Facebook Live toda la secuencia de la masacre.

En las imágenes se puede ver como el hombre llega a la mezquita de de Christchurch, toma dos armas con inscripciones del baúl de su auto y tras entrar al jardín empieza a disparar a los feligreses que se encontraban en la puerta. Arrancan los 17 minutos de terror.

El punto de vista de la cámara recuerda a la de los “shooters”, los videojuegos de disparos en primera persona. Pero las imágenes no muestran ningún juego, sino una masacre contra gente inocente y desarmada.

Todo el sangriento raid pudo ser seguido en vivo (o luego también mientras el video circuló por las redes) ante el espanto de los que topaban con las imágenes.

Un cuerpo yace en la vereda afuera de la mesquita en el centro de Christchurch, Nueva Zelanda. (AP)

A los pocos minutos, Facebook desactivó el video pero ya era tarde. Las imágenes comenzaron a multiplicarse en las redes. Luego Youtube también se encargó de ir bajando los videos que varios usuarios postearon en la red social tras tomarlo de Facebook.

El video termina con el escape en auto. La fuga no le impide al terrorista a arrollar a una de sus víctimas. Luego escapa a toda velocidad.

Un portavoz de la comunidad musulmana, Mustafá Farouk, indicó que al menos seis personas resultaron heridas.

La Policía ha bloqueado el centro de la ciudad, situada en la Isla Sur neozelandesa, y ha llamado a la población a permanecer confinada en sus casas mientras busca al asaltante, que se dio a la fuga.

DETENIDO

Etnonacionalista, islamófobo y fascista: el ‘manifiesto’ del terrorista de Nueva Zelanda Nueva Zelanda cambiará las leyes de armas de fuego tras el ataque Este sábado compareció ante la justicia Brenton Tarrant, el acusado de haber asesinado a 49 personas en dos mezquitas de Christchurch, en Nueva Zelanda el viernes.

Brenton Tarrant, ante la justicia para escuchar los cargos en su contra. FOTO: CAPTURA BBC.

Ante el juez, se mostró desafiante e hizo rápidamente un signo con la mano reconocido como símbolo de los supremacistas blancos. La foto que se difundió de esa audiencia mostró la cara de Tarrant pixelada, tal como lo ordenó el magistrado interviniente.

El australiano de 28 años, expreparador físico y “fascista” autoproclamado, escuchó la lectura de los cargos en su contra durante una breve audiencia a puerta cerrada, a la que sólo asistió la prensa por razones de seguridad, según consignó la agencia internacional AFP. De pie, esposado y ataviado con una bata blanca de detenido, el hombre hizo con la mano derecha el signo de OK, uniendo pulgar e índice, símbolo utilizado en todo el mundo por los adeptos del supremacismo blanco.

Tras escuchar las palabras del juez, el atacante no solicitó ser liberado bajo fianza. Ahora, permanecerá en prisión hasta su próxima comparecencia, prevista el 5 de abril. (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com

ADNbaires