Ómicron es ahora la variante dominante en EEUU

Lo advierten desde la CDC // El presidente Biden dijo que los no vacunados "tienen buenas razones para preocuparse".

31
Compartir

 Según revelaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en el país norteamericano representa el 73% de los casos de COVID-19.

Ómicron se ha adelantado a otras variantes y ahora es la versión dominante del coronavirus en Estados Unidos, representando el 73% de las nuevas infecciones la semana pasada, dijeron el lunes funcionarios federales de salud.

Las cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus silgas en inglés) mostraron casi un aumento de seis veces en la proporción de infecciones de Ómicron en solo una semana.

En gran parte del país, la prevalencia de la nueva variante es aún mayor. Es responsable de aproximadamente el 90% de las nuevas infecciones en el área de Nueva York, el sureste, el medio oeste industrial y el noroeste del Pacífico.

“Se avecina un tsunami para los no vacunados”, alertó Jonathan Reiner, profesor de medicina y cirugía en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad George Washington. Según explicó el especialista en declaraciones a la cadena CNN, “Ómicron es el virus más contagioso que se haya conocido”. Y agregó que es tan contagiosa como el sarampión. “Este puede ser el virus más contagioso que nuestra civilización ha enfrentado en nuestras vidas”, insistió.

Desde finales de junio, la variante Delta ha sido la versión principal que causa infecciones en EEUU. Tan recientemente como a fines de noviembre, más del 99,5% de los coronavirus eran Delta, según datos de los CDC.

Los científicos en África dieron la alarma por primera vez sobre el Ómicron hace menos de un mes y el 26 de noviembre la Organización Mundial de la Salud lo designó como una “variante de preocupación”. Desde entonces, la nueva cepa ha aparecido en unos 90 países.

Según detalló The Wall Street Journal, la mayor transmisibilidad de Ómicron es una combinación de varias propiedades: es capaz de unirse y penetrar más fácilmente en las células respiratorias humanas; se replica más rápidamente una vez dentro de nuestro cuerpo; y puede evadir sustancialmente la inmunidad obtenida de infecciones o vacunas anteriores.

Sin embargo, se desconoce mucho sobre la variante, incluso si causa una enfermedad más o menos grave. Los primeros estudios sugieren que los vacunados necesitarán una inyección de refuerzo para tener la mejor oportunidad de prevenir la infección, pero incluso sin la dosis adicional, la vacuna debería ofrecer una fuerte protección contra enfermedades graves y la muerte.

Amesh Adalja, investigador principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud, predijo que se propagará durante las vacaciones, incluidas las infecciones graves entre los vacunados y las complicaciones graves entre los no vacunados que podrían estresar a los hospitales que ya están agobiados por Delta (EFE)Amesh Adalja, investigador principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud, predijo que se propagará durante las vacaciones, incluidas las infecciones graves entre los vacunados y las complicaciones graves entre los no vacunados que podrían estresar a los hospitales que ya están agobiados por Delta (EFE)

“Todos tenemos una cita con Ómicron”, dijo el doctor Amesh Adalja, investigador principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud. “Si vas a interactuar con la sociedad, si vas a tener algún tipo de vida, Ómicron será algo con lo que te encuentres, y la mejor manera de hacerlo es vacunándote por completo”.

Adalja aseguró que no estaba sorprendido por los datos de los CDC que mostraban que Ómicron adelantaba al Delta en los EEUU, dado lo que se vio en Sudáfrica, el Reino Unido y Dinamarca. El experto predijo que se propagará durante las vacaciones, incluidas las infecciones graves entre los vacunados y las complicaciones graves entre los no vacunados que podrían estresar a los hospitales que ya están agobiados por Delta.

Las estimaciones de los CDC se basan en miles de muestras de coronavirus recolectadas cada semana a través de laboratorios universitarios y comerciales y departamentos de salud estatales y locales. Los científicos analizan sus secuencias genéticas para determinar qué versiones de los virus COVID-19 son más abundantes.

En la semana que terminó el 11 de diciembre, la proporción de nuevas infecciones de Ómicron en el país aumentó a 2.9% desde 0.4% la semana anterior, informaron anteriormente desde la agencia nacional de salud pública.

Pero los CDC dijeron el martes que están revisando algunas de las cifras anteriores, después de analizar más especímenes. Los nuevos números indican que alrededor del 13% de las infecciones durante la semana del 11 de diciembre fueron Ómicron, y no el 3%, dijeron los funcionarios.

Pese al avance de la variante Ómicron, el presidente Joe Biden descartó reimponer restricciones a la circulación. Así lo confirmó la jefa de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien adelantó que el discurso que mañana dará el presidente “no se trata de cerrar el país”. “El Presidente va a reiterar que mientras que los estadounidenses vacunados se contagian de COVID-19 debido a la alta transmisibilidad de la variante Ómicron, sus casos probablemente serán leves o asintomáticos. Una persona tiene 14 veces más probabilidades de morir si no está vacunada”, explicó la funcionaria.

En una rueda de prensa, Psaki adelantó: “El Presidente va a reiterar que mientras que los estadounidenses vacunados se contagian de COVID-19 debido a la alta transmisibilidad de la variante Ómicron, sus casos probablemente serán leves o asintomáticos. Una persona tiene 14 veces más probabilidades de morir si no está vacunada”.

Biden dijo anteriormente que la crisis de salud pública se ha convertido en gran medida en un problema de los no vacunados, ya que la propagación de la variante Delta ya había provocado un aumento de las infecciones en todo el país. “Tenemos una pandemia para los que no se han vacunado: es así de básico, así de simple”, resaltó.

El principal asesor médico de la Casa Blanca, el doctor Anthony Fauci, hizo una ronda en la televisión durante el fin de semana, prometiendo que el demócrata emitirá “una severa advertencia de cómo será el invierno” para los estadounidenses no vacunados. Los expertos atribuyen la mayor parte del aumento de casos y hospitalizaciones a contagios entre personas que no han sido vacunadas contra el virus y el gobierno federal afirma que solo el 61% de la población en el país está plenamente vacunada.

Los científicos están detectando más casos de Ómicron todos los días. Lo que viene a continuación, incluso determinar cuál es la meta a la que deberíamos aspirar, es menos claro. ¿Deberíamos pasar los próximos tratando de detener todas las infecciones? ¿Proteger a las personas de mayor riesgo de las complicaciones graves y los fallecimientos? ¿Tendríamos que asegurarnos de que los hospitales no colapsen? Son preguntas que todavía no tienen respuesta.

JOE BIDEN

WASHINGTON.- El presidente Joe Biden aseguró este martes que Estados Unidos está “preparado” frente a la variante del coronavirus ómicron y repitió que no hay motivos para “alarmarse”, al menos para los estadounidenses vacunados.

“Todos deberíamos estar preocupados por ómicron pero no alarmados”, dijo en un discurso televisado desde la Casa Blanca. “Esto no es marzo de 2020″, añadió. “Doscientos millones de personas están completamente vacunadas. Estamos preparados, sabemos más. Solo tenemos que seguir enfocados”.

El mandatario demócrata dijo que las personas vacunadas pueden contagiarse de Covid-19, pero están protegidas contra síntomas graves y muerte, por lo que deberían sentirse cómodas para celebrar la Navidad y las vacaciones de fin de año tal como lo tienen previsto.

“Sé que algunos estadounidenses se preguntan si pueden celebrar las fiestas de manera segura con su familia y amigos. La respuesta es, sí, pueden hacerlo si usted y las personas con quienes celebran las fiestas están vacunados, especialmente si han recibido la vacuna de refuerzo”, señaló.

Biden durante el discurso en la Casa Blanca, a solo unos días de las fiestas de Navidad y Año Nuevo

Biden durante el discurso en la Casa Blanca, a solo unos días de las fiestas de Navidad y Año NuevoBRENDAN SMIALOWSKI – AFP

Biden advirtió en cambio a los no vacunados que se están poniendo en riesgo a sí mismos y a sus seres queridos, en momentos en que la variante ómicron se propaga velozmente por todo el país.

“Si no están completamente vacunados, tienen buenas razones para preocuparse”, dijo en su discurso, donde reveló nuevos planes para comprar 500 millones de pruebas rápidas de Covid-19 a fin de distribuirlas de forma gratuita a los estadounidenses que las soliciten a partir de enero.

Los científicos aún no conocen todo sobre la variante ómicron, pero sí saben que la vacuna ofrece una sólida protección contra una enfermedad grave o la muerte. La mutación se propagó a una tasa tan alarmante que el gobierno federal intervino rápidamente para ofrecer nuevas pruebas de diagnóstico y ayuda adicional.

El plan marca un cambio importante para Biden, cuyo plan anterior había exigido que muchos estadounidenses compraran por su cuenta las pruebas difíciles de encontrar y que luego solicitaran el reembolso de su seguro médico.

Entre las nuevas iniciativas se encuentra también un plan para preparar a 1000 miembros del Ejército para desplegarlos en hospitales sobrecargados en todo el país, en enero y febrero. Entre ellos habrá médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud del estamento militar.

(Imagen principal: Las cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades mostraron casi un aumento de seis veces en la proporción de infecciones de Ómicron en solo una semana (REUTERS)

ADNbaires