Informe OMS: Cómo se habría iniciado la pandemia

El origen del virus se habría producido por la transmisión al ser humano vía un animal intermedio // Crítica de 13 países.

20
Compartir

El estudio concluyó que es “extremadamente improbable” que el patógeno se originara en el laboratorio de máxima seguridad de la ciudad china.

GINEBRA.- El esperado informe sobre los orígenes del Covid-19 de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y chinos se inclinó este lunes por una transmisión del virus al hombre desde probablemente un murciélago, vía otro animal que no identificó.

El equipo que investigó el origen del coronavirus en Wuhan en enero concluyó además que es “extremadamente improbable” que el patógeno se originara en el laboratorio de máxima seguridad de la ciudad china. Sin embargo, el informe, visto por agencias de noticias antes de su publicación mañana, no resuelve el misterio del origen del virus y subraya la necesidad de realizar más estudios en una zona más amplia.

“Todas las hipótesis están sobre la mesa y merecen más estudios en profundidad”, dijo el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en Ginebra durante una rueda de prensa conjunta con el ministro alemán de cooperación, Gerd Müller.

El informe de la OMS considera que el Covid-19 pasó probablemente de un murciélago a los humanos a través de un animal intermediario, descartando prácticamente la teoría de una fuga del laboratorio. Pero esto quizá no acabe de descartar la teoría que impulsó el entonces presidente estadounidense Donald Trump y otros, y que ganó peso con el secretismo chino y su incapacidad de determinar el origen.

En su informe, estos expertos evocan en la página 96 una lista de animales que podrían haber desempeñado el papel de vector, desde gatos, conejos o visones, hasta especies menos comunes como pangolines. El informe también cita la civeta y al tejón turón, dos especies que eran portadoras del SARS a principios de los años 2000 en la provincia china de Cantón

La publicación de este informe conjunto de expertos de la OMS y chinos se produce quince meses después de la aparición de los primeros casos en Wuhan, en el centro de China, y después de que la pandemia se haya cobrado al menos 2,7 millones de vidas en todo el mundo y haya devastado la economía planetaria.

En este momento, el número de contagios mundiales (más de 126 millones) sigue aumentando debido a variantes más contagiosas, que obligan a los países a tomar severas medidas de restricción, como ocurre especialmente en Europa y en América Latina.

Su publicación mañana suscitará sin duda críticas sobre la supuesta complacencia hacia las autoridades chinas que se reprocha hace tiempo a la OMS.

Más estudios y mucha paciencia
Para los expertos, la transmisión del virus del Covid-19 vía un animal intermedio es una hipótesis “entre probable y muy probable”. Concretamente se inclinan por la teoría hasta ahora aceptada de que el virus se transmitió probablemente de un murciélago al hombre vía otro animal que aún no ha sido identificado.

No obstante, la posibilidad de una transmisión directa entre el animal inicial y el hombre es todavía considerada entre “posible y probable”.

El informe concluye, como ya adelantaron los expertos antes de terminar su misión en China en febrero, que es “extremadamente improbable” que el coronavirus se deba a un accidente o un escape de patógenos desde un laboratorio.

El gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump había acusado al Instituto de virología de Wuhan, que investiga coronavirus muy peligrosos, de haber dejado escapar el virus, de manera voluntaria o involuntaria. Los expertos afirman que no estudiaron la posibilidad de un acto deliberado de este tipo.

Los análisis de este grupo de especialistas mundiales en el lugar donde brotó la pandemia eran considerados cruciales para luchar contra esta pandemia y contra otras en el futuro. Pero la misión tuvo muchos problemas para concretarse debido a la reticencia de las autoridades chinas a la hora de recibir a estos expertos mundiales.

Los expertos señalan además que los estudios llevados a cabo en el mercado de Huanan de Wuhan y en otros mercados de la ciudad, no sirvieron para encontrar “elementos que confirman la presencia de animales infectados”.

”Debe haber investigaciones en zonas más amplias y en un mayor número de países”, concluye el informe. Por ello, la OMS pide paciencia porque las respuestas tardarán en llegar.

Persisten las dudas
Pero los interrogantes sobre el laboratorio persisten. Sus críticos aseguran que el equipo de la OMS tuvo las manos atadas por los estrictos protocolos que impusieron los anfitriones chinos.

Los miembros del equipo pasaron cuatro horas en el instituto de virología, y solo una hora en el mercado, después de haber pasado dos semanas en su hotel en cuarentena sin poder poner los pies en la ciudad.

En una entrevista con la AFP, el jefe del equipo Peter Ben Embarek manifestó su “frustración” por la falta de acceso a datos brutos durante su estancia en China.

El consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos Jake Sullivan manifestó su “honda preocupación” por la forma en que se llevó a cabo la misión e instó a China a poner a disposición “sus datos de los primeros días del brote”. (Imagen: 29 de marzo de 202110:28 En esta foto de archivo tomada el 24 de enero de 2020, un guardia de seguridad se encuentra frente al mercado mayorista de mariscos de Huanan, donde se detectó el coronavirus por primera vez en WuhanHector Retamal – AFP)

CRITICAS

La OMS, en la mira: EE.UU. y otros 13 países criticaron su informe sobre el origen del coronavirus.

Dejaron por sentado sus “preocupaciones compartidas” porque la investigación “se retrasó significativamente y no tuvo acceso a datos y muestras originales y completos”

WASHINGTON.- Estados Unidos y otros 13 países le dieron una crítica y áspera recepción a un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que estiró los interrogantes el origen de la pandemia, al dejar por sentado sus “preocupaciones compartidas” porque la investigación “se retrasó significativamente y no tuvo acceso a datos y muestras originales y completos”, una crítica solapada a China, en la mira de Occidente por su falta de transparencia.

El mensaje, difundido en Washington por el Departamento de Estado, se conoció casi a la par de que se difundieran las conclusiones de un estudio de la OMS, que dejó las dudas sobre el surgimiento del coronavirus en Wuhan, China, que desató la peor crisis de salud del último siglo. El comunicado, que señala a China sin mencionar al país asiático, fue firmado por los gobiernos de Estados Unidos, Australia, Canadá, la República Checa, Dinamarca, Estonia, Israel, Japón, Letonia, Lituania, Noruega, Corea del Sur, Eslovenia y el Reino Unido.

El informe de la OMS, elaborado por un equipo de 34 expertos chinos e internacionales, indicó que la hipótesis de que el coronavirus surgió del Laboratorio de Virología de Wuhan a raíz de una fuga era muy poco probable, y consideró que el patógeno probablemente había pasado de los murciélagos a los humanos a través de un animal intermediario. Pero el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió una investigación más profunda, no descartó la hipótesis del laboratorio y dijo que los expertos habían tenido problemas de acceso a la información en China.

Tedro dijo que una posible fuga “requiere más investigación, posiblemente con misiones adicionales que involucren a expertos especializados”.

Estados Unidos y los 13 países que se sumaron al comunicado reclamaron una mayor transparencia para la próxima fase de la investigación. China, según la crítica de varios gobiernos occidentales, no ha cooperado lo suficiente y ha sido poco transparente a la hora de proveer acceso e información para determinar cómo surgió la pandemia.

“La misión de la OMS es fundamental para promover la salud mundial y la seguridad sanitaria, y apoyamos plenamente a sus expertos y personal y reconocemos su incansable trabajo para poner fin a la pandemia de Covid-19, incluida la comprensión de cómo comenzó y se propagó la pandemia”, afirma el comunicado. El párrafo más importante viene después de esa definición: “Con un mandato tan importante, es igualmente esencial que expresemos nuestras preocupaciones compartidas de que el estudio de expertos internacionales sobre la fuente del virus SARS-CoV-2 se retrasó significativamente y no tuvo acceso a datos y muestras originales y completos”.

“Compartimos estas preocupaciones no solo para el beneficio de aprender todo lo que podamos sobre los orígenes de esta pandemia, sino también para abrir un camino hacia un proceso oportuno, transparente y basado en evidencia para la próxima fase de este estudio, así como para la próxima crisis de salud”, afirmaron.

Falta de cooperación
Luego de la difusión del comunicado, la Casa Blanca apuntó contra Pekín por una falta de cooperación con el equipo de científicos que trabajó en el estudio del origen del virus. “No han sido transparentes, no han aportado datos subyacentes, eso ciertamente no califica como cooperación”, dijo la vocera presidencial, Jen Psaki, al referirse a China.

Psaki dijo además que el informe de la OMS no lleva a “un conocimiento mayor” o una mejor comprensión sobre el origen de la pandemia de la que existía hace seis o nueve meses, y tampoco descarta alguna de las hipótesis acerca de cómo se desató la crisis.

El comunicado conjunto liderado por Estados Unidos remarcó que la OMS y todos los países miembros “deben renovar su compromiso con el acceso, la transparencia y la puntualidad”.

“Es fundamental que los expertos independientes tengan acceso completo a todos los datos, investigaciones y personal pertinentes humanos, animales y ambientales, así como al personal involucrado en las primeras etapas del brote que sean relevantes para determinar cómo surgió esta pandemia”, reclaman los gobiernos en su mensaje. (Por Rafael Mathus Ruiz para La Nación)

ADNbaires