Para Maduro, los modelos productivos chavistas “fracasaron”.

144
Compartir

El presidente venezolano admitió las fallas del sistema y llamó a los dirigentes oficialistas a dejar de “lloriquear” y brindar soluciones. 

VENEZUELA.- Esta vez no fue ningún sector de la oposición, organismo internacional o economista independiente, sino el mismo presidente venezolano: los modelos productivos “ensayados” por el chavismo, admitió Nicolás Maduro, “han fracasado”.

“Los modelos productivos que hasta ahora hemos ensayado han fracasado y la responsabilidad es nuestra, es mía, es tuya”, declaró anoche el presidente en un congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), un inédito mea culpa que refleja los datos duros del cataclismo económico que vive el país desde su llegada al poder en 2013.

“Basta de lloriqueos, nos toca producir con agresión o sin agresión, con bloqueos o sin bloqueos, hacer de Venezuela una potencia económica. Cero lloriqueo, yo lo que quiero es soluciones compañeros”, subrayó el líder chavista.

Maduro asumió así por primera vez la responsabilidad de la crisis del país, aún por encima de la presunta “guerra económica” de la que el chavismo se dice víctima y a la suele atribuir todos los males económicos y sociales del país.

“Calculo unos dos años para lograr un alto nivel de estabilidad y podamos ver los primeros síntomas de la prosperidad nueva, económica, sin abandonar un segundo la protección y seguridad social”, señaló.

Horas después del mea culpa, un colapso energético dejó sin luz en un 80% a la capital durante tres horas, en un ejemplo rampante del deterioro de la calidad de vida y de la infraestructura por falta de inversión, impericia y corrupción en todo los niveles de gestión.

El gobierno chavista estatizó sectores como el del cemento y acero, expropió cientos de empresas -entre ellas cadenas de supermercados- y más recientemente militarizó mercados municipales en una cruzada contra los altos precios. La inflación este año será de casi 1.000.000 %.

Asimismo, fija los precios de varios rubros y monopoliza las divisas mediante un control de cambios.

La crisis económica mantiene en la pobreza al 87% de la población, lo que implica que nueve de cada 10 venezolanos no pueden pagar su alimentación diaria, de acuerdo con una encuesta realizada el año pasado por las tres principales universidades del país.

ADNbaires