Rusia acusada de intentar robar datos de una vacuna.

165
Compartir

Un nuevo escándalo sacude al mundo y tiene que ver con la vacuna contra el coronavirus, una guerra que parece sumar un capítulo oscuro. Hoy el Centro Nacional de Ciberseguridad de Reino Unido (NCSC, por sus siglas en inglés) acusó hoy a Rusia de estar detrás del intento de robo de datos sobre la vacuna y los tratamientos para el Covid-19 a instituciones académicas y farmacéuticas de todo el mundo.

Según el organismo británico, los responsables de este intento de acceso a la información serían un grupo de hackers apoyados por el Estado ruso. Un comunicado coordinado de Reino Unido, Estados Unidos y Canadá atribuye los ataques al grupo APT29, también conocido como “Cozy Bear”, al que vinculan con los servicios de inteligencia rusos.

Según dijo el director de operaciones del NCSC, Paul Chichester, “condenamos estos despreciables ataques contra quienes realizan un trabajo vital para combatir la pandemia del coronavirus”. Incluso desde el NCSC se asegura que los ataques del grupo están en curso y utilizan una variedad de herramientas y técnicas, incluidos el “spear-phishing” y malware.

En un comunicado desde el NCSC advirtieron: “APT29 posiblemente continuará atacando a organizaciones involucradas en la investigación y desarrollo de la vacuna para COVID-19, ya que buscan responder preguntas adicionales de inteligencia relativas a la pandemia”.

La defensa de Rusia no tardó en llegar. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha negado tajantemente la participación de Rusia en el intento de robo de datos y ha asegurado que el Ejecutivo “no acepta tales acusaciones “. Asimismo manifestó que “no sabemos quién puede haber hackeado las compañías farmacéuticas y los centros de investigación. Lo único que podemos afirmar es que Rusia no tienen nada que ver con esos intentos”.

ADNbaires