The Washington Post cuestionó al régimen chino

Por perseguir a científicos y ocultar información sobre el coronavirus.

14
Compartir

El periódico estadounidense The Washington Post publicó un editorial  en el que cuestionó al gobierno de China por perseguir y acosar a investigadores que buscan profundizar los conocimientos sobre los origentes del coronavirus. Asimismo, puso en foco el ocultamiento de información con respecto al virus y los primeros brotes ocurridos en la ciudad de Wuhan. Según la entidad Johns Hopsking University, la cual lleva una seria estadísticas de la víctima del SARS Covid-19, la enfermedad se ha cobrado la vida de 1.844.518 personas en todo el mundo.

“No podemos descubrir los orígenes de la pandemia si la policía del pensamiento de China sigue vigilando a los científicos”, se titular la editorial de prestigioso matutino norteamericano.

En líneas posteriores, alude a que  “la esencia de la investigación científica es descubrir la verdad: hacer preguntas, buscar evidencia, desarrollar hipótesis, realizar experimentos y validar hallazgos. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China prometió el jueves que China abordará la investigación sobre los orígenes del coronavirus con un ‘espíritu abierto, transparente y responsable’. Pero, ¿qué pasa si la investigación revela algo que los líderes de China no quieren escuchar o revelar?”.

“El sistema autoritario de China, dirigido por un partido-estado que exige obediencia, no permite el libre flujo de ideas e información”, apunta el editorial del diario capitalino de los EEUU.

Según el Post,  “China creó un grupo de trabajo de alto nivel para ejercer control sobre muchos aspectos de la investigación del virus, incluida la prevención, los medicamentos, las vacunas, los orígenes del virus y las rutas de transmisión”.

En líneas editorialistas, el diario norteamericano alude a la vigilancia policial en torno a los científicos en Beijing basándose en una investigación de The Associated Pres. “El documento, marcado ‘no se hará público’, se aplica a todas las universidades, empresas e instituciones médicas y de investigación. Dijo que la comunicación y publicación de la investigación tenía que ser orquestada como ‘un juego de ajedrez’, que los equipos de propaganda y opinión pública debían ‘guiar la publicación’ y advirtió contra la publicación sin permiso. Ésta es la visión de la ciencia del estado policíaco: debe obedecer”.

En ese sentido, remarcó que “los científicos han dicho que el nuevo coronavirus probablemente se originó en la naturaleza con murciélagos u otro animal, tal vez pasando a través de un huésped intermediario antes de infectar a una persona. Si se encuentra la vía de desbordamiento, podría ayudar mucho a prepararse y prevenir una pandemia futura”.

Por otro lado, el Post menciona una hipótesis que con el correr de los meses dejó de repercutir y que apunta a que el virus pudo haberse originado en un laboratorio y que por causas desconocidas se expandió hacia murciélagos y alcanzó a los humanos, tal vez, por intermedio de otro ser vivo.

“Los científicos han dicho que el nuevo coronavirus probablemente se originó en la naturaleza con murciélagos u otro animal, tal vez pasando a través de un huésped intermediario antes de infectar a una persona. Si se encuentra la vía de desbordamiento, podría ayudar mucho a prepararse y prevenir una pandemia futura”, escribió el matutino.

Para los editorialistas “funcionarios chinos ya han estado contando la historia de que el virus se inició en algún lugar más allá de las fronteras de China y llegó a través de productos del mar importados”. En esa línea reflexionan que “una investigación creíble de cómo comenzó la pandemia requerirá que China sea completamente abierta y transparente, incluso sobre el Instituto de Virología de Wuhan”.

ADNbaires