Trump vs. Biden: los dueños de la grieta en Estados Unidos

84
Compartir

NUEVA YORK.- Poco más de noventa minutos fueron los necesarios para desatar una hecatombe en la que todos los políticos perdieron. En un país ya seriamente agrietado por el contexto, el primero de los tres debates entre el presidente Donald Trump y el candidato Joe Biden aumentó los niveles de convulsión generalizada en Estados Unidos .

Después de un ida y vuelta que para muchos pasó a la historia como uno de los peores debates de la política estadounidense, los micrófonos se apagaron en Cleveland, Ohio. ¿Quién ganó? La respuesta quedó dividida. El evento del martes por la noche desencadenó -en gran parte- el rechazo y el enojo de muchos en la clase política y periodística, y las notas negativas de muchos televidentes.

En el estudio de CNN, la conductora Dana Bash no pudo contener su malestar. “Voy a llamarlo por lo que fue: un show de mierda”, lanzó, y subrayó: “Pido disculpas por ser cruda, pero eso esa es la frase que recibo ahora de ambos partidos -mientras señalaba su teléfono- y es la única frase que tengo para describirlo”.

En cuestión de minutos, las principales cadenas de noticias y consultoras carburaron a toda máquina encuestas para saber cómo se sintió el encuentro en el país. De cada diez televidentes, según datos revelados por CBS, ocho se sintieron molestos y cargados por el tono negativo del encuentro.

Horas después del caótico debate en Cleveland, la Comisión Presidencial de Debates (CDP, por sus siglas en inglés) anuncióque se tomarán medidas para asegurar una discusión más ordenada en los próximos encuentros.

“El debate de ayer hizo evidente que debería agregarse más estructura al formato de los debates restantes para asegurar una discusión más ordenada de los temas”, indicó en un comunicado el organismo. Todavía se desconocen los detalles de las medidas, pero según CDP se sabrán pronto.

El presidente Donald Trump junto a la primera dama, Melania, una vez concluido el debate

El presidente Donald Trump junto a la primera dama, Melania, una vez concluido el debate Fuente: AFP

Fox News, el canal comandado por el republicano Rupert Murdoch, arrojó como claro ganador del debate al presidente Trump. Por el contrario, los sondeos de CNN, CBS y Data For Progress lo pusieron a Biden como el victorioso.

En términos generales, Biden y Trump fueron para dirigirse a su núcleo de votantes. No hubo intención de mediar tintes y dirigirse a los pocos indecisos para capturar sus votos. Lee Hartley Carter, directora de la consultora Maslansky & Partners, señaló: “Creo que la gente realmente sintió que nadie ganó anoche”.

Las redes, el segundo ring
“Señor Presidente, por favor”. “Señor, yo soy el moderador”. “Señor, su tiempo se acabó”. Una tras otra vez, el moderador y periodista de Fox News Chris Wallace rogó a Trump que respetara los tiempos y las preguntas. No hubo caso. La escena fue tomada, especialmente en las redes, como pelea entre niños, muy a pesar de que los candidatos combinan 151 años.

Interrupciones, gritos, ataques. El debate agotó. Y dejó como resultado una marea de televidentes solicitando que el micrófono del Presidente fuese apagado, pero ese es un poder que Wallace simplemente no tiene. Hasta ahora, según la Comisión Presidencial de Debates, el rol del moderador es “regular la conversación para que se produzcan intercambios reflexivos y sustantivos”.

Según Lee Hartley, directora de la consultora Maslansky and Partners, "nadie ganó anoche"

Según Lee Hartley, directora de la consultora Maslansky and Partners, “nadie ganó anoche” Fuente: AFP

Los choques, la efusividad de Trump y sus múltiples interrupciones no dejaron mucho margen para errores significativos. Sin embargo, ciertos choques entre los candidatos acabaron por generar mareas de opiniones en las redes y los medios de comunicación.

Cuando el mandatario acorraló a Biden para que contestara si está de acuerdo o no con el Nuevo Pacto Verde (Green New Deal, en inglés), el candidato confirmó su apoyo a un plan climático, pero rechazó la iniciativa que viene del ala más progresista del Congreso.

Los ojos de la audiencia se tornaron a la congresista demócrata, Alexandria Ocasio-Cortez . La discípula de Bernie Sanders es la principal propulsora del Green New Deal , y no tardó en acudir a las redes para referirse a los dichos de Biden. “Esto no es noticia” , dijo, y remarcó: “Nuestras diferencias son exactamente la razón por la que me uní al Grupo de Trabajo de Unidad Climática de Biden, para que pudiéramos dejar de lado nuestras diferencias y idear un plan climático agresivo para abordar la crisis planetaria a nuestros pies”.

A diferencia de lo ocurrido en 2016, la línea más progresista de los demócratas ha aceptado la candidatura de Joe Biden -referente del establishment político- a fin de unificar el partido. El objetivo de estos comicios, como han reiterado múltiples dirigentes, es una cuestión de “supervivencia”.

En ese sentido, el excandidato presidencial y senador demócrata Bernie Sanders dio una entrevista televisiva post-debate en la que aceptó tener diferencias de opinión con Biden, pero argumentó que si alguno de sus votantes no considera votar al exvicepresidente estaría cometiendo un “serio error”.

El debate provocó decepción generalizada y críticas en las redes

El debate provocó decepción generalizada y críticas en las redes Fuente: AFP

Uno de los puntos más álgidos y divisivos de la noche fue cuando Trump optó por no condenar a los supremacistas blancos en el debate. Frente al insistente pedido de Wallace, Trump primero eludió la pregunta y alegó que veía principalmente violencia “desde el ala izquierda”, hasta que lanzó: “Proud Boys, retrocedan y esperen. Pero les diré una cosa: alguien tiene que hacer algo con Antifa y la izquierda”.

Según circuló en las redes, miembros de Proud Boys -la organización neofascista y de extrema derecha sólo para hombres- celebraron los dichos del mandatario. Muy por el contrario, miles de usuarios reprocharon y rechazaron los dichos del mandatario.

Jonathan Greenblatt, director de la Liga AntiDifamación, solicitó al presidente que se disculpe y le pidió que explique qué fue lo que hizo decir con su mensaje a Proud Boys.

Los chicanas no se detuvieron. Todos los cruces desembocaron en situaciones cargadas de incoherencia, y continuaron el día siguiente al debate. El miércoles, ambos candidatos amanecieron sin ánimos de detener lo que había comenzado la noche anterior.

“Nadie quiere a Sleepy Joe como líder, incluida la izquierda radical (¡que perdió anoche!)”, escribió en uno de sus tantos tuits contra Biden. El líder demócrata, por su parte, también continuó con la pelea y publicó hasta un video del debate con un emoji sobre el rostro del presidente y el sonido de un bebe llorando.

 

(Imagen:  Aún en pandemia, bares, restaurantes y algunas salas de reuniones se vistieron para fanáticos que vieron el primero de los tres rounds de debates presidenciales en EE.UU. Fuente: AFP)

El mensaje de Hillary Clinton
El debate, que por momento generó risas exasperadas, culminó con una reiterada pregunta por la audiencia: ¿alguien chequeó cómo está Hillary Clinton? La excandidata a presidenta que supo acaparar el foco de atención durante 2016 y desde entonces se ha mantenido a un costado, utilizó su cuenta de Twitter para lanzar una frase en modo irónico. “Muchas gracias; estoy bien. Pero es mejor que todos voten”.

Los noventa minutos arrojaron, en general, un clima de hartazgo y desazón. El próximo encuentro entre Trump y Biden se espera para el 15 de octubre, en Miami, Florida, y el último en Nashville, Tennesse.El vicepresidente Mike Pence y la candidata al mismo rol Kamala Harris se encontrarán el próximo miércoles 7 de octubre en Salt Lake City, Utah. (Por Domitila Dellacha para La Nación)

ADNbaires