Atentado en el Congreso: investigan una “vendetta” de tipo personal.

282
Compartir

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y su par de la Ciudad, Diego Santilli, mantuvieron informado al Presidente sobre la investigación de los disparos a Olivares y a Yadón.

Quince minutos después de que se conociera la noticia del ataque a tiros contra el diputado nacional de Cambiemos, Héctor Olivares, y contra el funcionario Miguel Yadón, que resultó muerto, Patricia Bullrich ya estaba al tanto. La ministra de Seguridad se comunicó por mensaje con el Presidente y con Marcos Peña para ponerlos al tanto.

En el Gobierno no fueron pocos los que se apuraron en definir el ataque como “un atentado” y se hablaron -en privado- desde un ataque mafioso con connotaciones políticas. Desde Jefatura de Gabinete les habían pedido que no hicieran declaraciones hasta que no tuvieran mayores certezas, tal como informó Clarín.

Desde la oposición hubo dirigentes que hicieron pública esa sospecha. “Algunos hablan de la muerte. Otros reeditan en las redes ‘viva el cancer’. Otros ejecutan actos asesinos. Argentina vuelve a bailar con los fantasmas de sus horas oscuras”, tuiteó el referente de Argentina Federal Miguel Pichetto.

El interbloque de Cambiemos en Diputados que integra Olivares se apuró en difundir un comunicado en el mismo tono. “Repudiamos enfáticamente el atentado contra el diputado nacional Héctor Olivares”, afirmaron.

Para despejar dudas, Bullrich les mostró a sus pares el video del ataque. “Quedaba claro que  había otro tipo de móvil, una vendetta de algún tipo”, explicaron.

Con muchos interrogantes y pocas certezas, Mauricio Macri difundió un mensaje grabado en el Salón Blanco de la Casa Rosada en el que prometió “investigar hasta las últimas consecuencias” y se cuidó de no arriesgar suposiciones.

En el entorno presidencial explicaron que el Jefe de Estado estaba conmovido, porque conoce personalmente a Olivares y -si bien pusieron en duda su participación en la inauguración del Viaducto del Ferrocarril Mitre prevista para este viernes- el mandatario asistiría junto a María Eugenia Vidal.

Al mediodía, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich volvió a referirse al siniestro como “un ataque mafioso”. “(El ataque) es la constatación de las mafias que trabajan en nuestro país”, dijo sostuvo la funcionaria durante una conferencia de prensa en su ministerio.

En su entorno relativizaron el tono de la expresión, porque “no todas las mafias son políticas”. En este caso apuntan a un clan “de origen gitano”.

La acompañaban su jefe de Gabinete, Gerardo Milman; el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco; el vicejefe de Gobierno y ministro porteño, Diego Santilli; y el secretario de Seguridad de la Ciudad, Marcelo D´Alessandro.

Antes de la conferencia ya tenían indicios más concretos, como el nombre del propietario del auto. También, habían cometido algunos errores de comunicación como los trascendidos alrededor de las multas del auto, que fueron ingresadas ad hoc.

Esta vez desde ambos sectores se apuraron en señalar que no hay internas entre las dos jurisdicciones. “Intervino la Federal, porque se trata de un diputado nacional y porque así lo solicitó el juez de instrucción”, explicaron fuentes oficiales.

Santilli y D´Alessandro permanecieron un rato más en el ministerio de Bullrich hasta que se trasladaron El Gobierno respiró con alivio por la velocidad que tomó la causa. Creen tener indicios concretos. Un escenario de especulaciones les habría arrebatado la Inciativa que -consideran- recuperaron con la convocatoria a los consensos. (Por Guido Carelli Lynch para Clarín // Foto: La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, da una conferencia de prensa sobre el ataque en el Congreso junto a su paro de la Ciudad, Diego Santilli, y a su secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco. Foto: EFE)

ADNbaires