Condenaron a Boudou a 3 años en suspenso.

Por la transferencia de un auto con papeles apócrifos.

114
Compartir

En tanto, fue absuelto por la compra de autos de alta gama cuando era ministro de Economía. El ex vicepresidente K ya tenía condena por el caso Ciccone.

El Tribunal Oral Federal 8 (TOF 8), integrado por los jueces Nicolás Toselli, Sabrina Namer y Gabriela López íñiguez, dio a conocer la sentencia contra Amado Boudou en el juicio unificado por la transferencia de un auto con papeles apócrifos y la adquisición de vehículos de alta gama cuando era ministro de Economía. El ex vicepresidente recibió una condena con un voto en disidencia de tres años en suspenso y una absolución en el expediente que lo investigó por administración fraudulenta.

Con la mirada colocada en el Tribunal que lo juzgó desde marzo de este año, Amado Boudou volvió a escuchar una sentencia en su contra. Sentando en primera fila estuvo acompañado por sus abogados Eduardo Durañona y Graciana Peñafort, y recibió una nueva condena. Los jueces encontraron -con un voto en disidencia- al ex vicepresidente responsable del delito de falsificación ideológica, por la transferencia del vehículo Honda CRX del Sol rojo modelo ’92. Por ello se le dictó una pena de tres años de prisión en suspenso, y se declaró la falsedad de la transferencia del vehículo y hasta que no se regularice no será decomisado.

En el caso del delito de administración fraudulenta por la compra de 17 vehículos cuando era ministro de Economía, determinaron absolver a Boudou.

El ex vice de Cristina Kirchner cumplió un año en prisión desde la sentencia del Caso Ciccone. Llegó muy temprano a Comodoro Py bajo el habitual dispositivo de seguridad del Servicio Penitenciario Federal. Sobre el escritorio de la Sala, colocó sus anteojos y un libro: Modern money theory de Randall Wray. Después de sus palabras finales donde aseguró que el “saqueo de estos cuatro años (en referencia al gobierno de Mauricio Macri) gracias a Dios y a la gente inexorablemente se va a acabar”, hubo un cuarto intermedio donde almorzó junto a sus abogados.

Después de las 16 llegó la hora de la sentencia. El silencio que impone a la situación, antecedió a la lectura del veredicto a cargo del presidente del TOF 8, Nicolás Toselli, ante  unas 25 personas en la Sala B de la Planta Baja de los tribunales de Retiro.

Pese a recibir una condena de tres años en suspenso, en la causa por la transferencia del vehículo Honda, Boudou quería evitar una nueva sentencia en un caso de corrupción. Se encuentra en prisión acusado de cohecho y negociaciones incompatibles por la compra – venta de la ex cartográfica Ciccone. Recientemente, la Cámara de Casación confirmó la acusación de cinco años y diez meses de prisión. Su abogado defensor, Alejandro Rúa apeló esa decisión por intermedio de un recurso extraordinario que aún está bajo análisis del Máximo tribunal Penal.

En la etapa de alegatos, la fiscalía a cargo de Abel Córdoba había pedido cuatro años de prisión por el expediente de la compra de vehículos durante su gestión como ministro de Economía, y una pena unificada de cinco años sumando la causa de la transferencia del vehículo Honda. La pena fue menor a lo requerido y con el voto en disidencia de la jueza Gabriela López Íñiguez.

Al momento de hablar ante el TOF 8, Amado Boudou -de traje oscuro y con voz calma- acusó al gobierno de Mauricio Macri de su situación judicial: “Este show mediático (por las causas de corrupción contra ex funcionarios kirchneristas), lo usaron para saquear a la República Argentina y nos usaron a nosotros para eso. Esto sirve para entretener para que grupos muy pequeños y concentrados saqueen a la Argentina, pero gracias a Dios se va a terminar”, señaló.

Así, el ex vicepresidente de Cristina Kirchner reforzó su idea sobre la gestión de Macri, a la que definió como “un período que inexorablemente se va a acabar”. Y sentenció: “El sistema de arbitración de leyes se va a terminar”.

Boudou ya cumple una pena de 5 años y 10 meses de prisión por “cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública”, por la compra-venta de la ex calcográfica Ciccone.

Cómo es la causa
El expediente en el que se lo investigó por la transferencia del vehículo con documentación falsa se trata de una causa en la que ya fue juzgado y sobreseído, en una sentencia que luego fue revocada. Ese nuevo juicio se unificó en el mismo Tribunal con otra causa por corrupción contra el ex vicepresidente de la Nación: la que investigó la compra irregular de vehículos de 17 autos de alta gama por parte del ministerio de Economía cuando Boudou estaba a cargo de esa cartera.

El juicio estuvo a cargo del Tribunal Oral Federal 8 (TOF 8). En la etapa de alegatos, la fiscalía a cargo de Abel Córdoba pidió cuatro años de prisión por este último expediente y una pena unificada de cinco años sumando la causa de la transferencia del vehículo.

El ex vice de Cristina Kirchner había sido sobreseído por prescripción del delito por la transferencia del vehículo Honda Sol. cuyos documentos contenían información apócrifa y donde se lo acusaba de “falsedad ideológica”. Según la investigación del juez Claudio Bonadio y el fiscal Guillermo Marijuan, Boudou falsificó los papeles de registración de uno de sus autos. Se trata de un Honda CRX del Sol rojo modelo ’92. El ex vice modificó a través de gestores la documentación de ese vehículo -argumentó la Justicia- tratando de evitar que esa máquina japonesa sea parte de la división de bienes en el divorcio de su ex mujer Daniela Andriuolo.

Después de tres meses y medio, llegó el día del veredicto. En aquel entonces, el TOF 1 consideró prescriptos los delitos de que se los acusó a Boudou y otros imputados, y decidió absolver a la titular del Registro Automotor Graciela Taboada Piñera. La prescripción se dictaminó, según dos de los jueces del tribunal, porque todo los hechos denunciados “se cometieron en 2002” y la causa llegó a la justicia en 2009.

La Sala IV de la Casación revocó de manera unánime aquel controvertido fallo. Los jueces Gustavo Hornos (a cuya propuesta se tomó la determinación), Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani ordenaron la realización de un nuevo juicio oral y público a cargo de otro tribunal. Consideraron que el fallo del 28 de agosto de 2017 “fue arbitrario”.

Tras el sorteo, el Tribunal Oral Federal 8 (TOF 8) quedó a cargo del expediente y las audiencias comenzaron el 12 de marzo, acumulándose con la causa por la compra de vehículos de alta gama cuya investigación ya fue cerrada por el juez Sergio Torres. En este segundo caso, el ex vicepresidente fue procesado como coautor del delito de “administración fraudulenta agravada por el perjuicio a la administración pública” junto a otros seis imputados.

La causa se había iniciado por denuncia del abogado Ricardo Monner Sans, por la adquisición de una “partida vehicular innecesaria, mediante subasta privada direccionada en favor de la empresa ‘Guido Guidi SA’, por un valor global de 2.301.227 pesos”.

Para la Justicia, “no manifestó en el marco del expediente cuál era la necesidad de adquirir los automóviles”, todos ellos de alta y media gama. Se determinó que “la impronta otorgada al trámite de ese expediente, en cuanto a la urgencia y tenor de las deficiencias detectadas, como los actores del mismo, ponen claramente la decisión en cabeza de la máxima autoridad del Ministerio de Economía, en el caso Amado Boudou”. (Por Lucía Salinas para Clarín)

ADNbaires