Denuncian penalmente a Cristina Kirchner.

Por confesiones que hizo en su libro.

138
Compartir

Es porque admitió que aumentó el gasto público en 2015 para favorecer electoralmente a Daniel Scioli. Dos dirigentes cercanos a Darío Lopérfido hicieron la presentación judicial.

Un día después de la presentación en sociedad de su libro autobiográfico, Sinceramente, Cristina Kirchner recibió este viernes la primera denuncia penal por una de las confesiones que transcribió en la obra.

Los abogados y dirigentes del frente Republicanos, Yamil Santoro y José Magioncalda, acusaron a la ex presidenta en la Justicia por el presunto delito de negociaciones incompatibles con la función pública. Es por haber admitido que aumentó el gasto público en 2015, en una cifra equivalente al 1% del Producto Bruto, para  favorecer electoralmente a su candidato a presidente, Daniel Scioli.

En la página 323 del libro, Cristina sostiene que “la razón del crecimiento de un punto en el déficit durante el año 2015 no fue sólo porque el año anterior había sido un mal año para la economía -se había apreciado el dólar y había caído el precio de los commodities- sino también porque en vista de las elecciones presidenciales decidí incrementar el gasto”.

A renglón seguido, afirma: “Una pequeña digresión: me causa mucha gracia los que dicen que no hice ningún esfuerzo para que Scioli ganara las elecciones…¡Aumenté en 1 punto del PBI el déficit  fiscal para inyectar recursos a la economía! ¡Mi Dios!…Cómo algunos no hacen más que repetir lo que leen en Clarín y La Nación”.

Los dirigentes de la fuerza que impulsa la candidatura de Darío Lopérfido a la Jefatura de Gobierno porteña consideran que ese hecho “configura el delito tipificado en el artículo 265 del Código penal, en el capítulo VIII de negociaciones incompatibles con la función pública”.

“Será reprimido con reclusión o prisión de uno (1) a seis (6) años e inhabilitación especial perpetua, el funcionario público que, directamente, por persona interpuesta o por acto simulado, se interesare en miras de un beneficio propio o de un tercero, en cualquier contrato u operación en que intervenga en razón de su cargo”, dice el artículo, según la transcripción de los denunciantes.

La causa quedó a cargo del juez federal Ariel Lijo y la Fiscalía que encabeza Federico Delgado.

Cristina carga con once procesamientos por hecho de corrupción, de los cuales en cinco casos ya los jueces elevaron los respectivos expedientes para que se le curse un juicio oral.

Un dato curioso: al multitudinario acto de presentación de Sinceramente en la Feria del Libro que tiene lugar en el predio de La Rural, Scioli pegó el faltazo.

Según Yamil Santoro, ex dirigente de Cambiemos, sostuvo que “se trata de un delito que no requiere necesariamente que se le cause un perjuicio, en sus resultados, al Estado Nacional,más allá de que el déficit fiscal es un problema estructural que aqueja a la Argentina”.

El ex candidato a legislador de la Ciudad agregó que “estamos ante un insólito caso donde un funcionario reconoce que tuvo otros motivos que el interés general para tomar una decisión gubernamental y eso es lo que justamente sanciona el art. 265 que fue introducido al código penal por la ley de ética pública. Cristina, en su verborragia literaria, reconoce un delito dificilísimo de probar de otra forma”. (Por Marcelo Hugo Helfgot para Clarín // Foto: Cristina Kirchner en la Feria del Libro, este jueves, al presentar Sinceramente. Foto: EFE)

ADNbaires