Florencia Kirchner: cada 30 días a la Embajada en Cuba.

Lo ordenó la Justicia.

54
Compartir

El Tribunal Oral Federal 5, que la juzgará por lavado en las unificadas causas Los Sauces y Hotesur, notificó a la Cancillería esa obligación. Cristina estará con su hija hasta el 10 de julio.

A través de la Cancillería, el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) envió un exhorto a la embajada Argentina en La Habana con la orden de que Florencia Kirchner comparezca allí una vez al mes. La hija de la ex Presidenta se encuentra en Cuba recibiendo asistencia médica, y hasta el 10 de Julio estará acompañada por Cristina, quien pidió autorización para viajar al TOF 2, que la juzga por corrupción en la obra pública vial de Santa Cruz.

“El tratamiento de Florencia es ambulatorio, ella no está bien. Tiene un tratamiento psiquiátrico y psicológico”, dijo este miércoles Camilo Vaca Narvaja -ex pareja de Florencia Kirchner y padre de su hija- en una entrevista radial.

Su planteo tuvo también una carga política: apuntó contra el gobierno de Mauricio Macri, al señalar que “pasó un límite” con la hija de la senadora y candidata a la vicepresidencia de la Nación. ​El joven -hijo del líder montonero y ahora candidato a intendente de Bariloche Fernando Vaca Narvaja- no explicó esa supuesta vinculación entre el Poder Ejecutivo, los requerimientos de la justicia y la salud de su ex pareja.

Florencia Kirchner permanece desde mediados de marzo en La Habana, donde está a siendo asistida por el Centro de Investigación Médico-Quirúrgicas dependiente del Ministerio de Salud de la República de Cuba (CIMEQ).

Según el certificado médico inicial expedido por esa entidad y presentado ante la Justicia argentina, la hija de Cristina padece: “como diagnóstico principal (definitivo) un trastorno de estrés postraumático, indicándose como otros diagnósticos los siguientes: síndrome purpúrico en estudio; Polineuropatía sensitiva desmienilizante de etiología desconocida; amenorrea en estudio; bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada”.

Ese diagnóstico no fue lo suficientemente claro para la justicia argentina, que pidió profundizarlo y cotejarlo con las conclusiones de peritos médicos locales. Pese a que inicialmente los dos tribunales orales que juzgan a Florencia en el marco de causas por corrupción en las que están involucradas empresas de su familia la habían emplazado para que regresara al país, esa exigencia no se mantuvo, y la situación de la joven quedó en una suerte de limbo.

Ahora, el TOF 5 que juzgará a Florencia, Máximo y Cristina Kirchner por lavado de dinero en las posteriormente unificadas causas Hotesur y Los Sauces, pidió que la ex estudiante de cine se presente todos los meses ante la embajada de Argentina en La Habana.

El tribunal respondió así al pedido del fiscal ante el TOF 5, Diego Velazco, tras la reiterada solicitud de la defensa a cargo de Carlos Beraldi para que no obliguen a Florencia a regresar al país ante su delicado estado de salud.

La Justicia sostiene que en principio no hay urgencia para su regreso, ya que el juicio que la familia Kirchner debe enfrentar por maniobras de blanqueo no iniciará sino hasta dentro de tres o cuatro meses.

Sin embargo, consideran que la información sobre la salud de la hija de la senadora “debe ser más clara”. El legajo se encuentra en el TOF 5 bajo reserva, y según pudo saber Clarín, el último informe oficial fue recepcionado hace poco menos de dos meses. “La defensa debería presentar un nuevo informe”, explicaron fuentes de la causa.

Junto con la indicación para que una vez al mes Florencia Kirchner se presente ante la embajada argentina en La Habana, los jueces ordenaron además que la joven debe especificar dónde se encuentra residiendo.

Recientemente, el programa PPT reveló un último informe del Cuerpo Médico Forense sobre la situación de la hija de la ex mandataria. Se contrataron los estudios médicos, que según se determinó arrojan algunas contradicciones.

El TOF 5 había decidido no peritar la salud de Florencia al no encontrarse en el país, por lo que sus jueces sólo analizan los informes médicos presentados por Beraldi.

“Dicen que en la tomografía de hígado el lóbulo derecho hepático prominente llega hasta la cresta ilíaca. En el Sanatorio Otamendi, cuando le hicieron la ecografía abdominal el año pasado, no se veía esto. Los peritos dicen que algo así no se puede desarrollar en tan poco tiempo”, expuso el programa de Jorge Lanata como una de las supuestas contradicciones.

En base a los informes analizados también se planteó que el diagnóstico de los médicos cubanos sobre el estrés pos traumático y un linfedema que sufría Florencia, “no podría corroborarse” y que sus “supuestas patologías no impedirían su traslado en avión”.

La hija de la ex presidenta enfrenta dos causas por presuntos hechos de corrupción: Hotesur y Los Sauces. Mientras tanto, Cristina la visita en La Habana hasta el 10 de julio próximos, tras los viajes que ya realizó -autorización judicial mediante- en marzo y abril pasados. (Por Lucía Salinas para Clarín // Foto: Una de las visitas de Florencia Kirchner a los tribunales federales porteños, en noviembre de 2017)

ADNbaires