Fusionaron dos causas: cuadernos y viuda de Muñoz.

Quedará la misma en manos del juez Claudio Bonadio.

22
Compartir

La cámara federal le sacara el caso del ex secretario privado de los Kirchner al juez Rodríguez. Daniel Rafecas aceptó la conexidad.

El juez federal Daniel Rafecas confirmó este jueves la conexidad de las causas por enriquecimiento ilícito contra el ex secretario privado de los Kirchner Daniel Muñoz y la de los cuadernos de las coimas, y dispuso que todo el caso quedó en manos de Claudio Bonadio, tal como adelantó ayer Clarín en exclusiva.

La sala II de la Cámara Federal ya había dejado marcado el rumbo a la fusión en una nulidad anterior, señalando que existían “fuertes motivos” de sospecha que vinculaban ambas causas. Y Carlos Stornelli es fiscal en ambos, por lo que Rafecas no tenía más que hacer lugar a su planteo de conexidad.

La fusión complica la situación de la ex presidenta Cristina Kirchner ya que se suman como prueba los 70 millones de dólares que Muñoz -el principal receptor de bolsos con coimas- había sacado al exterior.

La rápida decisión de Rafecas “se basa en el hecho de encontrarnos con una causa cuyo objeto procesal comprende –o, cuanto menos, está estrechamente vinculado- al de ésta y cuyo estado procesal yace –como aquí se ha visto y es de público conocimiento- notoriamente más avanzado”, en alusión a la de los cuadernos de Oscar Centeno.

“Entiendo que de la simple lectura de los argumentos vertidos por el Dr. Bonadío, tanto en el escrito de solicitud de inhibitoria así como en la certificación que enviara a pedido del Dr. Rodríguez, y el Dr. Stornelli, (este último resulta ser el representante de la acción pública en la causa del Juzgado Federal n° 11 y en esta causa, y por lo tanto posee un conocimiento más acabado de los hechos e imputados de ambascausas), se advierte la existencia de una identidad en las personas, en el objeto y, aún más, en el período de tiempo en que los sucesos denunciados habrían tenido lugar”, agregó Rafecas, según adelantaron fuentes judiciales a Clarín.

El Juez Daniel Rafecas durante el J20 en el hotel Alvear
FOTO FEDERICO LOPEZ CLARO

Este miércoles, la Cámara Federal porteña apartó al juez federal Luis Rodríguez de la causa por el enriquecimiento ilícito del ex secretario privado de los Kirchner, Daniel Muñoz, su viuda y otros acusados, que está relacionada con la causa de los cuadernos de las coimas. Bonadio había pedido a Rodríguez que se inhibiera pero éste se negaba a hacerlo.

El apartamiento de Rodríguez había sido pedido por el fiscal Carlos Stornelli por su demora en indagar y avanzar sobre el recupero de los bienes por 70 millones de dólares que Muñoz -fallecido en el 2016- tiene en departamentos y cuentas en EE.UU.

Se trató de una segunda pelea entre Rodríguez y Stornelli. La primera había sido por la detención del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, en la causa por el desvío de fondos en la mina de Río Turbio. Sacarle una causa a un juez es una medida grave y extraordinaria en los tribunales.

Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz, fue detenida días atrás.
La causa de la viuda se sorteó y recayó ayer en el juez Daniel Rafecas, quien en los próximos días deberá tomar una serie de medidas trascendentales.

En una resolución firmada por los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, el tribunal también anuló la exención de prisión de la viuda de Muñoz, Carolina Pochetti -detenida por pedido del juez Claudio Bonadio-, y sus testaferros Sergio Todisco, Elizabeth Ortiz Municoy y Carlos T. Cortez, que había dispuesto Rodríguez. (Fuente Daniel Santoro para Clarín // Foto principal: detención de la viuda del ex secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz)

ADNbaires