OPINION##Grieta entre los científicos italianos por el fin del virus.

51
Compartir

ROMA.- Unos dicen que la emergencia ya pasó, que el SARS-CoV-2 ya no es agresivo como al principio. Otros dicen que no, que no hubo mutación alguna, sino que cambió el contexto , pero que igual hay que mantener la guardia alta porque podría haber un rebrote.

En Italia, uno de los países europeos más castigados por el coronavirus, donde la enfermedad se cobró 34.678 muertos y casi todas las actividades reabrieron después de un lockdown de casi dos meses, reina la confusión . Los mensajes de los expertos, epidemiólogos, virólogos, infectólogos y demás luminarias se caracterizan por ser de lo más contradictorios. Por eso, el resto de la gente se pregunta por cuál de los dos bandos es mejor apostar: el que llama a la tranquilidad porque “ya pasó lo peor” o el que advierte de que “no hay que ilusionarse”.

La división de los científicos italianos -que en los últimos meses desfilaron en programas de televisión e incluso se trenzaron en las redes sociales-, quedó al descubierto en un manifiesto de médicos que publicó ayer Il Giornale, de la familia del ex premier, Silvio Berlusconi, de derecha. Allí, una “cordada” de un grupo de diez profesionales de renombre , que dirigen hospitales, centros e institutos de investigación y ya habían expresado que el virus ahora tiene una carga viral más débil , pero en forma individual, volvió a la carga.

En una carta abierta, este colectivo de expertos manifestó su rechazo de la línea oficial, marcada por la prudencia , adoptada por el Ministerio de Salud y el Instituto Superior de la Sanidad, y formada por expertos del comité técnico-científico que implementó el gobierno de Giuseppe Conte para enfrentar la pandemia. En el otro grupo, el de la cautela, figuran médicos también famosos como Silvio Brusaferro, Franco Locatelli, Giuseppe Ippolito y Giovanni Rezza, que insisten en lanzar un mensaje opuesto: “Cuidado, el virus sigue circulando y no es menos agresivo”.

Se dividen los científicos en Italia sobre el coronavirus: diez expertos afirman que «se acabó la emergencia», mientras otros piden prudenciahttps://t.co/lFvGwGNCzD&- ABC Sociedad (@abc_conocer)June 24, 2020

Firmado por Alberto Zangrillo , Matteo Bassetti, Arnaldo Caruso, Massimo Clementi, Luciano Gattinoni, Donato Greco, Luca Lorini, Giorgio Palú, Giuseppe Remuzzi y Roberto Rigoldi, el documento que sostiene lo contrario destacó “la caída inequívoca de enfermos con síntomas y de internaciones en hospitales”, mientras aumentan los casos “débilmente positivos” que ya no son contagiosos y podrían evitar el aislamiento. “El recurso a la hospitalización ya es un fenómeno raro (…). Las evidencias virológicas mostraron un constante incremento de casos con carga viral baja o muy baja”, indicó también.

Margherita de Bac, experta en temas científicos del Corriere della Sera, en un artículo resaltó la división de los científicos italianos. “Se formó una suerte de partido científico transversal formado por virólogos, anestesistas y epidemiólogos, idealmente posicionado en contra de la comunidad de colegas más prudentes, que están seguros, en cambio, de que el virus lamentablemente aún tiene muchas cosas que decir, que no cambió ni se debilitó para nada y que su aparente menor belicosidad tiene que ver con las medidas de distanciamiento adoptadas durante el lockdown y no con una menor predisposición microbiológica a hacer daño”, constató.

“¿Adónde llevarán estas contraposiciones en cuanto a la naturaleza del virus? Seguramente están generando confusión en la opinión pública , que parece haber perdido de vista los mensajes clave, inspirados a la prudencia y al respeto de las reglas básicas: barbijos y distancia de seguridad de un metro”, indicó.

El profesor Andrea Crisanti , virólogo que asesoró a la región del Véneto en su batalla contra el coronavirus, se mantuvo al margen de la disputa. “Sin contar que nadie me preguntó si quería firmar el manifiesto de los diez médicos, pienso que se trata de una iniciativa inoportuna : envía a las personas un mensaje incoherente y alienta comportamientos que no están en línea con la estrategia prudencial adoptada por el gobierno”, opinó. Aunque coincidió en afirmar que “es verdad que la carga viral disminuyó”. “En el hospital se ven cada vez menos casos, además, sujetos que por su comportamiento o situaciones de riesgo se habrían infectado durante el pico, hoy ya no se enferman o se enferman en forma leve, pero hay que tener cuidado a la hora de expresar estos conceptos: hace falta humildad, no conocemos todavía bien el virus”, sentenció.

Mientras tanto, según los últimos datos del Ministerio de Salud italiano, en las últimas 24 horas se reportaron 34 muertos y 296 casos de Covid-19 en Italia, donde también fueron noticia dos nuevos brotes: uno dentro de una empresa de logística de Bologna y otro en Mondragone. Allí resultaron positivos 43 ciudadanos búlgaros que trabajan como jornaleros en el campo y viven en una ex fábrica en condiciones precarias. La implementación de una zona roja en este lugar, que impidió que los búlgaros pudieran ir a trabajar generó tensión entre ellos y vecinos italianos, hasta el punto de de que la ministra del Interior, Luciana Lamorgese, decidió mandar a efectivos del ejército para calmar la situación . (Unos dicen que la emergencia ya pasó, que el Sars-Cov-2 ya no es agresivo como al principio. Otros dicen que no, que no hubo mutación alguna, sino que cambió el contexto , pero que igual hay que mantener la guardia alta porque podría haber un rebrote Fuente: AFP // Por Elisabetta Piqué)

ADNbaires