La Justicia apunta ahora a la familia de De Vido.

41
Compartir

La causa de los cuadernos de las coimas tiene varias líneas de investigación. Pero en estos días se sumó una nueva: el estudio de los entornos de varios de los funcionarios implicados en la investigación.

Por estos días, la Justicia posó su vista en los movimientos de la familia de Julio De Vido. Mientras el exministro, detenido en Marcos Paz, va y viene entre el penal y los tribunales, los movimientos de Alessandra Minnicelli y de su fundación Fonres, especializada en temas de responsabilidad social empresaria. Sospechan que, además de consultoría en general, esa empresa esa un camino más para facturarle a empresas de primera línea, muchas de ellas reguladas por su marido.

Los documentos sobre Techint, Bonadio, Clarín y un informante de Stiuso hallados en la casa de Cristina Kirchner
Minnicelli, cuyo hermano estaba prófugo y fue detenido en la causa de la mafia de los contenedores, oficia por estos días como un centro de decisiones jurídicas en torno a su marido. Prácticamente cada uno de los movimientos procesales que se toman en cada una de las causas que lo tienen como parte se consultan con quien fuera adjunta en la Sindicatura General de la Nación (Sigen).

La esposa de Julio De Vido, Alessandra Minnicelli, investigada por una consultora de responsabilidad social empresaria.

Pero la lupa no sólo se queda en la esposa del exministro. Dos de los hijos de De Vido, Facundo y Santiago, también están en el centro de atención de la Justicia.

Facundo, por caso, fue empleado en relación de dependencia de Nelly Entertainment, una sociedad anónima que está relacionada con los negocios artísticos de Jorge “Corcho” Rodríguez.

El otro hijo, Santiago, está mencionado varias veces en los cuadernos escritos por Oscar Centeno. En reiteradas oportunidades se reunió con empresarios junto al ahora detenido, Roberto Baratta. Varias reuniones de las que incluso existen filmaciones, se realizaron en un local gastronómico de un museo ubicado en Avenida del Libertador, en pleno Palermo. La mayoría de ellas eran con Carlos Mundin, un empresario dueño de la firma BTU que está detenido desde el 1° de agosto cuando el juez Claudio Bonadio decidió la detención de hombres de negocios y exfuncioanrios.

Durante el kirchnerismo, Fonres organizó varias exposiciones de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) junto a la Fundación Observatorio de Responsabilidad Social (FORS), también de Minnicelli. Se trató de eventos multitudinarios que contaron con el apoyo de muchas empresas. Varias de ellas señalaron que los comercializadores acudían a venderles espacios mencionando el nombre de la mujer de De Vido con el objetivo presumible de “predisponerlos” favorablemente a la oferta. En ningún caso mencionaron ningún tipo de coerción directa. (Por Diego Cabot para La Nación)

ADNbaires