La vacunación VIP podría derivar en denuncias penales

Tras el escándalo, abren una investigación: las irregularidades podrían ser muchas más que las conocidas hasta ahora.

9
Compartir

La Procuraduría de Investigaciones Administrativas inició un expediente que podría derivar en denuncias penales. Entiende que “el caso es mucho más profundo”.

La Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) a cargo del fiscal Sergio Rodríguez, abrió una investigación preliminar por el otorgamiento de vacunas de manera irregular que impulsó la salida de Ginés González García del Ministerio de Salud.

Las autoridades de la PIA indicaron que los hechos planteados —además de las serias irregularidades que se habrían verificado al disponerse un “vacunatorio VIP” al que se accedía por medio del “contacto” con el ahora exministro— “estarían poniendo de manifiesto serios abusos de poder en el cumplimiento de la función pública”.

Después de que estallara el caso sobre el operativo secreto de vacunación en el Ministerio de Salud para dirigentes y amigos del Gobierno, que se buscó mantener bajo estricto hermetismo y que quedó expuesto este viernes por las declaraciones del periodista Horacio Verbitsky, uno de los inmunizados, la PIA intervino para investigar.

Así, por orden del fiscal General, se realizó la apertura del expediente PIA 126-21. Es la Procuraduría de Investigaciones Administrativas la que interviene en aquellos casos que pueden haber generado un perjuicio al Estado.

Después de recibir un informe de la Unidad de Admisión y Detección Temprana, el fiscal Rodríguez ordenó la apertura de una investigación preliminar, para “esclarecer los hechos que se han dado a conocer en las últimas horas”.

En el escrito al que accedió Clarín, se detalló cómo se dio a conocer el caso públicamente, que devino en la orden del presidente Alberto Fernandez, para que Ginéz González García renunciara a su cargo, “a la par de que por diversos trascendidos surgían las versiones de la existencia de una reserva de vacunas (3.000) para ser aplicadas a funcionarios, familiares de funcionarios, celebridades o personalidades destacadas de la vida política, sindical o pública del país, apartándose así de los Lineamientos técnicos para la Campaña Nacional de Vacunación contra el COVID-19”, reseñó la Unidad de Admisión y Detección Temprana.

Al respecto de explicar su intervención, la Unidad señaló que el organismo debe “procurar adecuar su participación activa a aquellas actuaciones que traten sobre hechos que revistan relevancia social, gravedad económica, interés o trascendencia institucional y/o de gestión”.

En este marco, es que la PIA decidió intervenir en el caso que puso en el centro del debate al Ministerio de Salud y el circuito de vacunación implementado para políticos y dirigientes, por fuera —en principio— de los protocolos sanitarios vinculados al plan de vacunación contra el covid-19.

“Se abrió una investigación preliminar, para no realizar una denuncia inmediatamente, entendiendo que el caso es mucho más profundo, y se buscará determinar la cadena de responsabilidad, tomar las declaraciones testimoniales correspondientes, a fin de determinar cómo era el circuito, los protocolos de aplicación de la vacuna, en qué parte se violaron los mismos, cómo fue todo y ver la responsabilidad de funcionarios políticos y funcionarios de líneas si la hubo”, explicaron fuentes judiciales a Clarín.

En esta etapa, el fiscal General, abrió esta investigación preliminar que podrá derivar después en una denuncia penal contra los involucrados en lo que se conoce como el “vacunatorio VIP”. Si bien hay plazos para concluir esta etapa inicial en la pesquisa, Sergio Rodríguez tiene la potestad de ir prorrogando los mismos, sin embargo, indicaron a este diario que buscan que sea “en el menor tiempo posible”, entendiendo la gravedad del caso.

Por otro lado, el titular de la PIA ordenó al Ministerio de Salud la apertura de un sumario administrativo, del que será parte acusatoria la Procuraduría. Con esta instancia, se busca determinar qué pasó adentro del Ministerio, quiénes intervinieron en el circuito utilizado para favorecer a dirigentes y políticos con la aplicación de la vacuna contra el covid-19.

Así, se determinará si deben ser sancionados funcionarios y hasta qué línea de responsabilidad se llegará en el plano político.  La PIA entiende que el caso puede ser “mucho más complejo y amplio”, respecto a los dirigentes políticos y funcionarios del Gobierno que podrían terminar implicados.

La decisión se tomó al recibir un informe de la Unidad de Admisión y Detección Temprana, que señaló que en base a lo descripto se considera que los hechos informados encuadran “prima facie” en las pautas de algún posible daño contra el Estado, y por lo tanto “se estima que esta Procuraduría debería tomar intervención activa en el presente caso traído a estudio”.

En efecto, continúa el escrito, “la posibilidad de que existiera un orden paralelo al establecido prioritariamente en razón de grupos de riesgo o interés epidemiológico para suministrar las dosis de vacunas recibidas contra el virus que generó la actual pandemia mundial que nos encontramos atravesando, imponen la apertura de una investigación ágil y desformalizada que permita esclarecer los hechos que se han dado a conocer en las últimas horas”.

Al continuar fundamentando el pedido, las autoridades de la PIA indicaron que los hechos planteados involucran, “además de las serias irregularidades que se habrían verificado al disponerse un ‘vacunatorio VIP’ al que se accedía por medio del ‘contacto’ con el Ministro González García, tal como refieren los artículos de prensa, estarían poniendo de manifiesto serios abusos de poder en el cumplimiento de la función pública”.

Es por tales argumentos que se ordenó la apertura de una investigación preliminar que por sus “posibles dimensiones y complejidad tramitarán ante el Departamento de Investigación y Litigio de la PIA”. (Imagen:
El fiscal Sergio Rodríguez está al frente la Procuraduría de Investigaciones Administrativas // Por Lucía Salinas para Clarin)

ADNbaires