“Los agresores encapuchados se nos venían encima y amenazaban con matarnos”.

Lo declaró un prefecto en el caso Rafael Nahuel.

321
Compartir

Así lo aseguró el cabo primero Sergio Guillermo Cavia, miembro del grupo de elite Albatros, en una actuación reservada requerida por la Justicia Federal de Bariloche, que Infobae presenta en exclusiva.

La Justicia Federal de Bariloche indagará este jueves al cabo primero de la Prefectura Naval Argentina Francisco Javier Pintos, imputado por la muerte de Rafael Nahuel en Villa Mascardi. Una pericia balística indica que la bala 9 mm que le causó la muerte al joven había sido asignada a Pintos. La investigación judicial está ahora abocada en determinar las circunstancias objetivas de la muerte del joven mapuche.

Si bien solo Pintos fue convocado para ser interrogado, el tribunal requirió las actuaciones administrativas de la Dirección de Seguimiento de Causas de Violencia Institucional y Delitos de Interés Federal del Ministerio de Seguridad.  Allí constan las primeras exposiciones de los seis miembros del grupo Albatros que presuntamente intercambiaron fuego cruzado en el predio reocupado por la comunidad Lafken Winkul Mapu, desalojada por orden judicial dos días antes.

Doce días después de la muerte de Nahuel, la Justicia halló 34 vainas 9 mm disparadas por la patrulla de Albatros, pero no encontró indicios de disparos por parte del grupo de mapuches. En tanto, un peritaje del Servicio de Ingeniería y Química Forense del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) del Ministerio Público de Salta halló los tres componentes de la pólvora en las manos de tres mapuches: Rafael Nahuel, Fausto Jones Huala y Lautaro González. Esa pericia fue cuestionada por la defensa de Jones Huala y González y será impugnada por la familia de Nahuel, según anunció su abogado Estanislao Cazaux.

ADNbaires