Morla pidió ser “protector” de los bienes de Diego en Miami

49
Compartir

La causa por defraudación que Diego Maradona le inició a su exesposa Claudia Villafañe por los seis departamentos que ella adquirió en Miami como soltera, cuando presuntamente seguía el vínculo legal con el recordado futbolista, vuelve a escribir otro capítulo en la disputa que se desarrolla en tribunales de los Estados Unidos.

Todo comenzó cuando El Diez empezó a sospechar que su expareja se había quedado con parte de su patrimonio producto de un poder que él mismo le había firmado. Por eso, la justicia de Florida aún investiga la compra de varios inmuebles que Villafañe realizó entre los años 2000 y 2003. La gran incógnita ahora es qué va a pasar con esa causa por el fallecimiento de Maradona. Por lo pronto, el expoderado Matías Morla pidió ser reconocido como “protector” de los bienes de Diego en Miami.

Eduardo Rodríguez, que representó los intereses de Maradona en Miami, dio detalles sobre los próximas pasos en un diálogo con LA NACION: “La Justicia de Estados Unidos otorga 90 días desde el fallecimiento del demandante, en este caso Maradona, para que alguien se presente en su lugar y continúe con la causa. Si no se abre un caso sucesorio en Miami, es decir, que no aparezca un heredero que resida allí, lo que se puede realizar es una presentación donde aparece la figura ‘ad litem’, una expresión latina que significa ‘a los efectos del juicio’. En los regímenes jurídicos de distintos países de habla española se emplea como expresión de “curador ad litem”, función que cumple un abogado designado para que represente a una de las partes en un proceso. Hace las veces de ‘protector’ del patrimonio de Diego y va decidiendo cómo avanzar con el caso. Lo que yo hice es presentar una moción para que se tome a Matías Morla como tal, porque fue su apoderado hasta su muerte, como “cuidador” de los bienes para así poder seguir adelante con la investigación en curso. Morla debería venir a Miami -lo haría en breve- para hacer las últimas diligencias y después será la Corte la que decida si lo acepta o no”.

¿Por qué surge ahora todo esto? Morla fue quien le encargó especialmente a Rodríguez que lo presente a él como “protector” para poder continuar con la demanda. “Yo le prometí a Diego que no iba a descansar en la búsqueda de la verdad porque él me lo había encomendado expresamente, y además porque es mi deber como amigo y profesional cumplir esa palabra. Si no estaría faltando a mi responsabilidad como abogado y a la lealtad que imperaba en nuestra relación por sobre todas las cosas. Sencillamente por todo eso es que me presento”, explicó el letrado.

Por su parte, Rodríguez aseguró que la jueza que interviene en el expediente es quien decidirá si acepta o no la petición. Eso ocurrirá en 2021 antes de que se termine el plazo de tres meses, casi a fines de febrero. “Hay que ver si nos aceptan porque Matías no vive en Estados Unidos, pero tenemos la confianza de que por haber sido el apoderado de Diego e impulsar el juicio desde el comienzo, nos otorgue esa posibilidad. Voy a intentar que la magistrada entienda que es el doctor Morla la persona indicada para continuar con el caso adelante. Solo nos resta esperar y conocer qué decisión va a tomar”.

Es oportuno aclarar que en los Estados Unidos quienes están habilitados para seguir la demanda directa son los herederos. En este punto aparece un conflicto de intereses porque Dalma y Gianinna Maradona no litigarían en contra de su madre. Y no parece que los demás herederos reconocidos hasta hoy, Diego Junior, Jana y Dieguito Fernando, este último representado por el abogado Mario Baudry, pareja de su madre, Verónica Ojeda, vayan a romper la unión y armonía que han logrado establecer por estos días.

“Nuestra intención es que la causa siga y vamos a hacer lo que esté dentro del marco legal para que nos autoricen”, afirmó Rodríguez, mientras Morla insistió con que él respetará hasta su último día la voluntad de Diego de conocer qué hicieron con su dinero.

Los departamentos en litigio
A comienzos de 2000 en el Yacht Club Portofino Condominium fue comprada por U$S 176.225 la Unidad 604 sita en 90 Alton Road, luego vendida por Claudia Villafañe en 2001.

El 10 de marzo de 2000 aparece una vivienda registrada a nombre de Villafañe en el Yacht Club Portofino Condominium a través de la compañía Gia Dal Mar Corporation, que ese mismo día se transfiere al agente inmobiliario Giorgio Vecchi.

El 16 de mayo del año 2002 Villafañe adquirió, según los documentos en los que figura como “single woman”, por U$S 626.250 el apartamento 1103 en el edificio Murano at Portofino Condominium en el 1000 de South Pointe Drive, que vende a Stephen Churchill el 25 de octubre de 2011.

El 6 de febrero de 2007 por intermedio de la empresa Giamar 2207 LLC, en la que también aparece Gianinna Maradona, Villafañe compró la Unidad 1207 en The Beach Club Three Condominium en U$S 462.000. La operación se efectuó con el Washington Mutual Bank y firmaron Claudia Villafañe, Cecilia Ergueta y Silvana E. de Malhasian.

El 22 de febrero de 2007 a través de la compañía Dalmar 0487 LLC, Villafañe le compró a Dorina Grab la Unidad 2803 en el condominio antedicho.

El 28 de enero de 2009 Villafañe realizó una última adquisición en el MET 1 Condominium por U$S 618.750. En los documentos están las rúbricas de la propia Villafañe, Dalma Maradona y Cecilia Ergueta.

Nuevas reuniones y más demandas
En los últimos días empezaron a reunirse el flamante administrador del acervo sucesorio designado y aprobado por los representantes legales de los herederos, Sebastián Baglietto, y el abogado Mauricio D’Allesandro, representante de Matías Morla, para concertar la entrega de la documentación de todo lo relacionado a la administración de los bienes de Diego Maradona que ejercía Morla como apoderado.

Por otra parte, el periodista Fernando Miguez, presidente de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático de Argentina con el patrocinio letrado de Marcela Scotti presentó una denuncia contra Dalma y Gianinna Maradona por la posible comisión de los delitos de “estafa y otras defraudaciones, lavado de activos y/o evasión agravada” en el Juzgado Nacional en lo criminal y Correcional Federal Número 2 a cargo del Juez Sebastián Ramos, fiscalía del doctor Ramiro González, basada en información que brindó el periodista Luis Ventura en el programa Fantino a la tarde. “menciona que existirían al menos dos propiedades a nombre de las hijas del exfutbolista (Dalma y Gianinna Maradona) de las cuales se ignora el origen de los fondos”, según consignó el denunciante en el escrito.

Esa demanda fue ampliada contra “Claudia Villafañe, Jorge Taiana, Cecilia Helgueta y/o Hergueta (sic) y posiblemente los vínculos con la Sra. Gabriela Galareto ante la posible comisión de los siguientes delitos: estafas y otras defraudaciones, lavado de activos y/o evasión”, se consignó en ese escrito presentado en la justicia, en el que Miguez también cuestionó a Sebastián Baglietto por su presunta relación de amistad con Villafañe. (Imagen: Matías Morla, el exapoderado de Diego Maradona, quiere seguir el juicio que se había iniciado en los Estados Unidos contra Claudia Villafañe Fuente: Archivo – Crédito: @MatiasMorlaAb // Por Miguel Braillard para La Nación)

ADNbaires