Nuevo revés para Milagro Sala.

195
Compartir

Ratifican la condena a 13 años de prisión.

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de la provincia de Jujuy rechazó el pedido de incostitucionalidad planteado por la defensa y confirmó la pena de 13 años de prisión para la dirigente social Milagro Sala, en el marco de la causa conocida como “Pibes Villeros”. Ayer (16/01), al cumplirse 4 años de estar detenida, la líder de la Tupac Amaru respondió los dichos de Alberto Fernández sobre que no hay “presos políticos” en la Argentina.

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de la provincia de Jujuy ratificó la pena de 13 años de prisión para la dirigente social Milagro Sala, en el marco de la causa conocida como “Pibes Villeros”. La Justicia finalmente no hizo lugar al pedido de incostitucionalidad planteado por la defensa y confirmó la resolución de los jueces de la Cámara de Casación Penal.

Asimismo, la Justicia rechazó el pedido de inconstitucionalidad presentado por el fiscal de Estado, Mariano Miranda, pidiendo la absolución de Raúl Noro, esposo de Milagro Sala, que también había sido juzgado. Lo mismo sucedió con los planteos de las defensas de distintos integrantes de la organización Tupac Amaru, que fueron considerados como inadmisibles.

Milagro Sala fue condenada en enero de 2019 a 13 años de prisión, acusada de liderar una asociación ilícita que realizó fraudes en perjuicio de la administración pública y extorsión. La causa investigó el presunto desvío de fondos del Estado, cobrado por cooperativas para la construcción de viviendas sociales que finalmente nunca se hicieron.

Además de esa causa, conocida como “Pibes Villeros”, la referente social afronta una condena a cuatro años de prisión efectiva por agresiones contra el dirigente de una organización social, así como también una condena a dos años por amenazas contra policías.

Luego de estar detenida en complejos penitenciarios de la provincia de Jujuy y de Salta, actualmente Milagro Sala cumple una condena domiciliaria en San Salvador de Jujuy.

Justamente ayer se cumplieron cuatro años de la detención de la dirigente de la Tupac, quien aprovechó la fecha para referirse a los dichos del presidente de la Nación, Alberto Fernández, sobre que en Argentina no hay “presos políticos” sino “detenidos arbitrarios”.

“Alberto es abogado. Yo simplemente soy una militante del campo popular. Yo sí siento que somos presos políticos: nos detuvieron para poder gobernar y hacer negociados con las grandes empresas”, sostuvo Sala.

Además, dio una definición sobre lo que esperaba con el arribo del nuevo gobierno, en el mismo sentido que se había expresado previamente Julio De Vido: “Pensé que la Justicia iba a cambiar lo antes posible e iba a dar un vuelco y se iba a terminar la cárcel para los opositores”.

Cabe recordar que recientemente también se había expresado en un sentido similar Hebe de Bonafini. La titular de Madres de Plaza de Mayo difundió una carta titulada “Hablemos claro” en la que defendió a Amado Boudou y consideró que el ex vicepresidente es “un preso político”. En este sentido, le exigió al Presidente: “debe decidir de qué lado está: si con el Poder Judicial, mayoritariamente corrupto, o con los presos políticos”.

ADNbaires