OPINION##Cómo funcionan los anticuerpos

Para los infectólogos, la vacunación ayuda a cuadros más leves y a bajar la mortandad.

13
Compartir

Todos coinciden en la importancia de mantener los cuidados, porque no está probado que quienes se inmunicen con las dos dosis estén exentos de enfermarse o de contagiar a otras personas.

La noticia del contagio de coronavirus del presidente de la Nación, Alberto Fernández, que ya había recibido las dos dosis de la vacuna Sputnik V, puso sobre la mesa muchas preguntas sobre la inmunidad de las vacunas: ¿se sabía que esto podía suceder? ¿es normal que una persona se contagie o contagie a otros estando inoculado? ¿Qué tan grave puede ser el cuadro de Covid-19 en esos pacientes? En diálogo con LA NACIÓN, infectólogos explican algunas de estos interrogantes.

“Siempre insistimos con lo mismo: las vacunas han demostrado disminuir las formas graves y las muertes por Covid-19. Todavía no hemos tenido tiempo suficiente para demostrar que éstas logren bloquear por completo la enfermedad. Por eso es importante insistir en que las personas vacunadas tenemos que tener los mismos cuidados que antes”, destacó Elena Obieta, médica infectóloga y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

La especialista también aclaró que aún se sabe poco sobre el caso de Fernández: no está claro aún si el Presidente forma parte del “muy pequeño” grupo de personas que no presentan una respuesta inmunológica a la vacuna o si sí la generó, pero se contagió de todas formas. En ambos casos, aclara, la vacuna asegura que el cuadro de coronavirus del paciente sea leve.

“Hay que seguir confiando en las vacunas. En un enorme porcentaje, son muy eficaces. Inglaterra lleva una semana sin muertos. Israel disminuyó importantemente sus cifras de contagios y fallecimientos”, sintetizó.

La respuesta inmune que una persona desarrolla después de vacunarse contra el coronavirus varía según algunos factores, como, por ejemplo, su edad, aclara Pablo Bonvehi, jefe de Infectología del Hospital Universitario Cemic. “Uno genera más respuesta a la vacuna cuanto más joven es. Las personas mayores y aquellas que tienen algún problema de déficit de inmunidad generan menos respuesta”, explicó el profesional.

Cualquier persona con la enfermedad, esté inoculada o no, puede transmitirla, afirmó Bonvehi. El virus que una persona vacunada transmite no está atenuado. Por eso, destaca, se sigue recomendando que las personas que recibieron la vacuna utilicen todas las medidas de cuidado, no solo para no contraer la enfermedad sino también para que no la difundan.

Sin embargo, según destaca Laura Barcan, medica infectóloga del Hospital Italiano y miembro de la SADI, se cree que las personas vacunadas que se contagian de coronavirus presentan una carga viral baja, por lo cual la posibilidad de transmisión es acotada. Esto, aclara, aún no está probado.

“En el hospital ya tuvimos varios casos de vacunados con covid. Sabíamos que podía pasar. En el estudio de fase 3 de la Sputnik, el 0.1 tuvieron covid. Por eso es importante aclarar que estos contagios no muestran un fallo de la vacuna, sino que son algo esperado y que ningún caso es severo”, explica Barcan.

En su cuenta de Twitter, el exministro de Salud de la Nación Adolfo Rubinstein se refirió al contagio del Presidente y resaltó lo que ya había comentado públicamente: que las vacunas “no son 100% efectivas para evitar contagios, pero sí para evitar complicaciones”. “Es importante sostener las medidas de cuidado que ya conocemos (uso de barbijos, higiene, distancia física segura, ventilación) aún quienes han recibido la vacuna”, agregó.

Esta semana, antes de que se diera a conocer la infección del Presidente, la posibilidad de contagio de las personas vacunadas contra el Covid-19 ya se había convertido en un tema de conversación dentro de la comunidad médica, luego de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) salieran a desmentir públicamente los comentarios de su directora, Rochelle Walensky, que había dado a entender que los vacunados contra el coronavirus no podían contraer el virus ni transmitírselo a otras personas.

“Los datos científicos sugieren que es mucho más difícil que las personas vacunadas se infecten, pero que nadie piense ni por un segundo que es imposible”, explicó al New York Times Paul Duprex, director del Centro de Investigación de Vacunas de la Universidad de Pittsburg. (Por María Nöllmann para La Nación)

ADNbaires