OPINION##Europa se prepara para el avance de nuevas cepas

Cierre de fronteras, confinamiento y nuevos barbijos.

20
Compartir

La UE ha aceptado que cada país puede adoptar las medidas que crea necesarias ante la emergencia. El debate entre las necesidades sanitarias y el impacto político.

La llegada de las variantes británica, sudafricana y brasileña a Gran Bretaña y Francia han generado el temor a una gran epidemia y se preparan con medidas draconianas para poder controlarla.

Los funcionarios de los gobiernos están divididos entre los que quieren cerrarlo todo y aislarse y los que creen que “hay que adelantarse o tomar estrictas medidas preventivas”, incluidas el cambio de máscaras actuales por otras más seguras.

La UE ha aceptado que cada país puede adoptar las medidas que crea necesarias ante la emergencia, especialmente en torno a sus fronteras.

En una reunión de urgencia el jueves a la noche, los 27 miembros de la UE discutieron en una cumbre “la escalada rápida del rigor de medidas por el virus en las semanas que vienen para preservar las capacidades hospitalarias, acelerar las campañas de vacunación y disminuir los movimientos transfronterizos”.

En Gran Bretaña, los ministros están presionando a Boris Johnson a que cierre las fronteras. El proyecto de su gabinete es que se prohibiera el ingreso de los no británicos al reino por aire, por tren y por ferry.

CASOS
3.543.646
51.340,3
por millón de hab.
Reino Unido
MUERTES
94.580
1.415,1
por millón de hab.

El primer ministro había rechazado la propuesta pero ha vuelto nuevamente a la agenda ante el problema de contagio que generan las variantes. La posibilidad será discutida en una reunión de gabinete que el premier liderará la semana próxima. Actualmente los vuelos a América del Sur, Panamá, Cabo Verde y Sudáfrica están prohibidos desde Gran Bretaña.

La tasa de transmisión R en Gran Bretaña cayó de 0,8 a 1, sugiriendo que el confinamiento está dando resultados por primera vez en semanas.

Inminente confinamiento
Francia enfrenta el mismo problema. Los epidemiólogos y especialistas del gobierno instan al primer ministro Emmanuel Macron a “un confinamiento nacional severo” porque el virus continúa circulando a “un alto nivel” y “hay una tensa situación con un personal hospitalario exhausto”.

Ni el poder ejecutivo ni sus científicos lo esconden: Francia no podrá escapar a un tercer confinamiento. La discusión es si lo hacen ahora y lo llevan adelante por más tiempo pero lo hacen o lo hacen más adelante, en pocas semanas . Esta fue la recomendación pública del profesor Renaud Piarroux, epidemiólogo y jefe del servicio de Parasitología del Hospital Pitié Salpetriêtriere, en Paris.

CASOS
2.979.915
43.487,2
por millón de hab.
Francia
MUERTES
71.619
1.068,0
por millón de hab.

La situación en Francia no es dramática como en Gran Bretaña. Pero el problema es el efecto que van a tener las nueva variantes, ya existentes en Francia, sobre la capacidad hospitalaria. Esperan un fin de febrero y marzo con salas de terapia intensiva cargadas.

“Nosotros estamos actualmente sobre una dinámica que no va a afectar de manera inminente los hospitales. Pero que va a forzar al poder ejecutivo a imponer restricciones para evitar una saturación a final de febrero”, analizó el profesor Mirceo Sofonea, Doctor en epidemiología y evolución de enfermedades infecciosas de la universidad de Montpellier.

Según su modelo, al ritmo actual, podría haber 4000 pacientes hospitalizados en servicios intensivos a mitad de febrero y 5000 al comienzo de marzo. Pero estas cifras pueden cambiar si entra a jugar la presión de las nuevas variantes del virus.

En ese escenario, Francia se vería obligada a utilizar sus 4000 camas de terapia intensiva que el país dispone normalmente para el virus y anular todas las operaciones que exigen reanimación. El país tiene solo dos semanas para evitar ese drama y están trabajando para ello.

Al impacto del toque de queda, que rige desde las seis de la tarde en todo el país, recién van a evaluarlo en dos semanas más.

Francia espera que en marzo lo variante británica del virus sea la mayoritaria en el país. Los especialistas pronostican “un crecimiento fuerte de la epidemia” y le piden al gobierno que “no confine tardíamente”, cuando los hospitales ya están cargados y el hospital, desbordado.

¿El próximo confinamiento francés será muy estricto con cierre de escuelas, como en marzo, o tendrá una versión más aliviada, como en el mes de noviembre? Más que una medida científica, es una decisión política que adoptará Emmanuel Macron.

Ante la aparición de las variantes, Francia exige ahora un test antes de llegar al país aun de los europeos, y una obligada cuarentena más otro test. No descartan cerrar las fronteras si es necesario.

El debate por los barbijos
Hasta ahora tiene 300 muertos por día. Pero para limitar los contagios han establecido otros criterios para las máscaras. El ministro de salud Olivier Moran dijo que las máscaras artesanales no son seguras para la protección colectiva y obligadamente debe haber una distancia social de 2 metros entre las personas.

Solo tres tipos de máscaras son aceptadas: las quirúrgicas, de un lado blanco y un lado celeste, la FFP2, que son las más protectoras, y las máscaras de textiles industriales de categoría 1, que filtran el 90 por ciento de las partículas.

El virus al cerebro
Un grupo de investigadores franceses ha podido demostrar que el virus no solo penetra en el cerebro sino que contamina las neuronas.

Nicolás Renier, del Instituto del cerebro en París y uno de los coautores del estudio, dijo que produce dolor de cabeza, demencia, convulsiones y movimientos anormales, todos extraños síntomas en los pacientes hospitalizados con Covid 19. (Por María Laura Avignolo para Clarin)

ADNbaires