OPINION##”La Argentina puede tener un futuro próspero”

68
Compartir

Un profesor de Oxford explicó cómo nuestro país puede salir de la crisis

Paul Collier, profesor de la Universidad de Oxford, explicó cómo la Argentina puede llegar a ser un país próspero después de la crisis económica.

“La Argentina va a tener un futuro próspero”, aseguró Paul Collier, profesor de la Universidad de Oxford, quien estuvo presente en la tercera jornada del 56° Coloquio IDEA, donde explicó cómo un país como la Argentina puede salir adelante después de esta crisis económica. El diálogo, el compromiso y la confianza fueron puntos claves que destacó para desarrollar el sentido de comunidad que se necesita.

Entrevistado por José Del Rio, secretario general de Redacción de LA NACION, Collier hizo hincapié en el diálogo como “el recurso secreto de la democracia” y explicó cómo se trabaja en un “ida y vuelta, como si fuese un partido de ping-pong entre pares”.

“Se deben hacer las cosas en conjunto. Lo más importante es reconocer las obligaciones comunes y responsabilidades compartidas”, aseguró, y agregó que, una vez que se pierde de vista el objetivo en común, hay que ver cómo se hace para forjarlo otra vez. Con respecto a la grieta de la política argentina, consideró que ambos lados deben “salir de la propia postura, no hay que tratar de vencer al otro, sino que se necesita construir la confianza”.

“Las empresas son responsables de poner en pie la economía si colapsa”, explicó. Asimismo, aseguró que la sociedad debe trabajar también en conjunto. Para él, los centros de educación y formación deben colaborar con las empresas para que haya una formación profesional y que eso potencie el desarrollo.

En diálogo con José Del Rio (LA NACION), Paul Collier dijo que las empresas "son responsables de poner de pie a la economía si colapsa"

En diálogo con José Del Rio (LA NACION), Paul Collier dijo que las empresas “son responsables de poner de pie a la economía si colapsa”

Por otra parte, comentó cómo la pandemia de Covid-19 trajo una nueva normalidad que a fin de cuentas llevó al “regreso de la vida comunitaria”.

“Es un ejemplo que muestra cómo tuvimos que resolver velozmente un objetivo en común”, dijo, y agregó que se necesita el trabajo en común y aprender unos de otros.

“El Zoom nos ha abierto a oportunidades maravillosas y nos enseñó a hacer cosas diferentes, pero no puede crear confianza. Las personas necesitan de la interacción cara a cara. El peligro del Covid-19 es que estamos destruyendo las comunidades”, explicó, y ejemplificó con el caso de Estados Unidos, donde “la pandemia agudizó el odio”.

A la hora de explicar qué se debe hacer con los jóvenes “pesimistas” ante las situaciones de sus países de origen, explicó que hubo un fracaso en las políticas públicas de los gobiernos y de las empresas en “no transmitir ni generar confianza”.

“La gente abandona las sociedad cuando sienten que no tienen esperanzas en su futuro. Se tiene que construir una narrativa de que el futuro promete prosperidad. De lo contrario tendremos un espiral en declive”, dijo.

Enemigos silenciosos
“La tecnología no se usa para ayudar a todos. Las tragedias de las últimas décadas fueron por las innovaciones que beneficiaban a unos pocos”, dijo el experto, y aseguró que los gobiernos deben tener “un propósito con optimismo para aprovechar todos sus beneficios”.

“Hay un fracaso de las políticas públicas de los gobiernos y de las empresas públicas que nos llevó a la catástrofe. No fue la globalización, sino los fracasos de no haber solucionado la brecha que creó la tecnología”, aseguró.

Hay un fracaso de las políticas públicas de los gobiernos y de las empresas públicas que nos llevó a la catástrofe
Paul Collier

A la hora de hablar del pragmatismo explicó que tiene dos enemigos: los ideólogos y los populistas. “El mundo es mucho mas complejo de lo que se puede entender y el populismo no ofrece solución a los problemas, sino que se centra en el sentimiento de dolor de la gente común”, dijo.

“A través de la experimentación en conjunto vamos a aprender. Y el pragmatismo y optimismo van a permitir las mejoras para sacar provecho para todos”, finalizó. (Por María Filgueira para La Nación)

ADNbaires