OPINION##Oxford prepara una “nueva versión” de su vacuna

Las mutaciones del virus tienen en vilo a los científicos // Mientras, Rusia espera que en Europa se aplique la Sputnik V.

22
Compartir

Un equipo que está detrás de la vacuna de Astrazeneca “esta llevando adelante estudios de factibilidad para reconfigurar la vacuna en 48 horas”.

Los científicos de Oxford están preparando rápidamente “una nueva versión” de su vacuna para combatir las mutaciones del Covid 19, que se conocen como variantes Kent de Gran Bretaña, la sudafricana y la de Brasil.

La universidad de Oxford confirmó en la noche del miércoles que un equipo que está detrás de la vacuna de Astrazeneca “esta llevando adelante estudios de factibilidad para reconfigurar la vacuna en 48 horas”, de acuerdo a sus mutaciones.

La noticia surgió luego que se confirmara que la actual generación de vacunas no funcionan contra la nueva variante sudafricana, que ya ha llegado a Europa y Gran Bretaña.

Un estudio de laboratorio demostró que la variante 501Y.V2 escapa completamente a los anticuerpos monoclonales, proteínas producidas por el hombre para actuar como anticuerpo.

Residentes de un hogar de ancianos son vacunados con la vacuna de Oxford en Inglaterra. Foto: AFP
Los científicos necesitan ”al menos 48 horas para ajustar el sistema”.

Un vocero de la universidad de Oxford dijo que “estamos analizando el impacto de las nuevas variantes de vacuna, su inmunidad y evaluando el proceso necesario para un rápido desarrollo para ajustar las vacunas del Covid 19 si fueran necesarias”.

El primer ministro Boris Johnson reconoció que había urgentes conversaciones con los científicos “sobre las nuevas variantes y sus efectos”. La agencia regulatoria de productos medicinales británica podría aprobar rápidamente las modificaciones, si fuera necesario, cuando el reino enfrenta las peores horas de su epidemia.

El Instituto Nacional de Enfermedades en Johanesburgo demostró que la variante sudafricana evade tres clases de anticuerpos monoclonales relevantes. El profesor James Naismith, experto en biología estructural de Oxford, dijo que no eran “buena noticia”.

El miércoles otro estudio demostró que la vacuna Pfizer protege contra la variante B117 que apareció en Kent, se ha distribuido en Gran Bretaña y amenaza con ser la principal variante en Francia, que no descarta- si avanza – en declarar un nuevo confinamiento.

El gobierno británico ha lanzado una vacunación masiva y solo el martes fueron administradas 343.168 de la primera dosis. La falta de vacunas están reduciendo la velocidad de la inoculación , especialmente entre los más ancianos en el reino.

Inmunidad colectiva
Gran Bretaña podría enfrentarse a un largo y lento trabajo para lograr la inmunidad colectiva. Sir Patrick Vallance, el jefe científico del gobierno, advirtió que se necesitaría al menos un 70 por ciento de cobertura para detener la transmisión.

“Las cifras sugieren que si continuamos vacunando al ritmo actual, alrededor de 1,8 millones por semana, no llegaríamos antes de junio”, dijo el jefe científico del gobierno.

Lo importante a tener en cuenta es que esta pandemia tiene un impacto muy diferente según la edad. Las últimas cifras de Public Health England muestran que el riesgo actual de contraer y morir por coronavirus para las personas de 80 años o más es de 1.513 por cada 100.000 personas.

Por el contrario, para una persona de 50 años, es 42,7 por 100.000 y el riesgo sigue cayendo drásticamente hasta llegar a 0,1 por 100.000 para los de cinco a nueve años.

Esto es importante porque si todo sale según lo planeado, habrán vacunado a todos los mayores de 50 años y vulnerables para la primavera, lo que tendrá un gran impacto en la pandemia. Porque aunque estos 32 millones de personas representan menos de la mitad de la población, representan más del 99% de las muertes.

Por el contrario, los menores de 50 años sanos representaron solo el 0,94 por ciento de las muertes relacionadas con Covid en 2020. Menos de 700 de las 72,178 muertes registradas por Public Health England en Inglaterra.

También es probable que una mayor vacunación reduzca las tasas de transmisión, aunque solo sea porque menos personas tosen y estornudan y propagan el virus.

Incluso en el escenario inverosímil de que todavía tendrían 20.000 muertes al año por coronavirus después de la vacunación, aún puede ser un precio que valga la pena pagar por la liberación de las restricciones.

El país puede tener un as final bajo la manga. La OMS estima que alrededor de 1 de cada 10 personas ya se han infectado con el coronavirus en Gran Bretaña y, por lo tanto, ya serían inmunes.

La Unidad de Bioestadística del MRC de la Universidad de Cambridge cree que podría ser incluso mayor (alrededor de 10,7 millones de infecciones solo en Inglaterra), aproximadamente una de cada seis personas.

El MRC estima que una cuarta parte de las personas de 25 a 44 años ha tenido el virus y el 29 por ciento de las de 15 a 24 años. Por lo tanto, los menores de 50 años pueden estar más protegidos de lo que creemos.

La Sputnik V pide pista en  Europa
Al mismo tiempo Rusia ha pedido a la agencia Europea de Medicamento que registren su vacuna Sputnik, que no existía hasta ahora en Europa. Se espera que el proceso de revisión comience en febrero.

Hasta ahora solo está registrada en Rusia, Bielorrusia, Argentina, Bolivia, Argelia, Palestina, Paraguay y Turkmenistán.

No hay publicaciones científicas en revistas de prestigio para ser chequeadas por sus pares, uno de los requerimientos para su análisis. (Por María Laura Avignolo, corresponsal de Clarín en París)

ADNbaires