Otra mala para Amado Boudou.

Deberá pagarle $ 1,5 millones al presidente de Boldt por haberle dicho “mafioso”.

42
Compartir

El ex ministro de Economía kirchnerista había acusado al empresario de armar una operación en su contra. Fue en 2012 cuando arrancaba el caso Ciccone.

El ex vicepresidente K Amado Boudou, condenado por la Causa Ciccone y preso en el penal de Ezeiza, deberá pagarle poco más de 1,5 millones de pesos a Antonio Tabanelli, el titular de la empresa Boldt, por haberle dicho “mafioso”.

La decisión la tomó el Juzgado Civil Federal 1 en relación a la denuncia que realizó el empresario en 2014, dos años después de los dichos de Boudou y tras varios intentos para que diera marcha atrás sobre su acusación. Si bien la indemnización fue fijada en $500.000, con los intereses acumulados la cifra trepa a $ 1.500.000.

Tabanelli hizo trascender que donará todo el dinero al hospital de niños.

En el juicio, Tabanelli le reclamaba a Boudou $11.000.000 ya que consideraba que la acusación del ex vice de Cristina Kirchner no solo lo habían dañado a él si no a los negocios de su empresa Boldt, pero la Justicia fijó una suma inferior.

El 5 de abril de 2012, cuando arrancaba el caso Ciccone, el entonces vicepresidente dio una conferencia de prensa en el Congreso en la que acusó a Tabanelli de ser un “mafioso” y de estar detrás de una operación en su contra para desarmar la Casa de la Moneda. Luego de eso, incluso, el ex vicepresidente le inició una demanda penal de la que luego el empresario fue absuelto.

“Estamos viviendo una recuperación del Estado, de la Casa de la Moneda que ha vuelto a imprimir padrones electorales, papeles de seguridad para Lotería. Que eran todos negocios que Eduardo Duhalde le fue dando a la empresa Boldt, y por lo tanto está atrás de toda la operación mediática”, había dicho Boudou en esa conferencia que se transmitió por cadena nacional. Para la Justicia esto fue un agravante. “Incrementó la entidad del daño moral experimentado, pues propagó el desafortunado adjetivo propinado por el demandado hacía una importante porción de la población”, consideró la jueza Silvina Andrea Bracamonte para justificar su fallo.

Y agregó: “El demandado debería haberse representado el daño que iba a suceder, dada su experiencia, importancia en el cargo que ocupaba y el contenido de interés público de la conferencia de prensa”.

En otro de los párrafos la jueza dijo que era “evidente que las expresiones del Sr. Boudou tuvieron sobrada entidad para lesionar al Sr. Tabanelli”.

Boudou está preso por el caso Ciccone en la cárcel de Ezeiza. Fue condenado a 5 años y diez meses de prisión por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública. La Justicia consideró que buscó quedarse con la empresa que imprimía billetes a través de su amigo José María Nuñez Carmona y el abogado Alejandro Vandenbroele. Según la Justicia usaron a la firma The Old Fund para esconder al vicepresidente en el maniobra. La cara visible era Vandenbroele.

Boldt es una empresa que tiene negocios vinculados a los juegos de azar con bingos y hoteles, pero también se dedicó a la impresión. Incluso, en su momento, buscó quedarse con parte de la empresa Ciccone, aunque no logró avanzar.

ADNbaires