La Amazonia se transforma en una fuente de CO2

25
Compartir

Un equipo de científicos brasileros descubrieron junto a instituciones internacionales que la región Este del bioma ya emite más dióxido de carbono del que extrae a causa de la deforestación y los incendios.

De acuerdo a un informe publicado en la revista Nature, la Amazonia se está convirtiendo en una fuente de dióxido de carbono por los incendios y la deforestación. La intensificación de la estación seca y la creciente deforestación promueven la perturbación del ecosistema, incrementada por la incidencia del fuego y las emisiones de gases de efecto invernadero. Así, la región este del bioma ya se encuentra produciendo más CO2 del que extrae de la atmósfera.

La investigación estuvo a cargo de un grupo de científicos brasileños del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales, del Instituto de Investigaciones Energéticas y Nu-cleares y de instituciones internacionales como la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos. “Al principio, la deforestación libera carbono a la atmósfera y hace que el clima esté muy estresado, lo que aumenta la mortalidad de los árboles y genera emisiones mucho mayores que las absorciones”, dice Luciana Gatti, principal autora del estudio.

Las emisiones en la estación seca siguen neutrales en el oeste de la Amazonia y han compensado el balance de carbono en el bioma, pero la región ya experimenta los efectos dominó que se observaron en el este. En el noroeste, solo se deforestó el 7% de la región, pero hubo una caída del 19% en las precipitaciones y un aumento de 1,7 grado Celsius en la temperatura promedio. En el su-roeste, con el 13% de la vegetación suprimida, hubo una reducción del 20% en las precipitaciones y una elevación de 1,7 grado C. “Estamos acelerando el cambio climático, porque echamos carbono en la atmósfera, reducimos la lluvia y aumentamos la temperatura, lo que ayuda a echar más CO2 a la atmósfera”, concluye Gatti. “Es un ciclo negativo”, afirma.

ADNbaires