Vidal culmina el Partidor Piñeyro.

Es la obra hidráulica más importante del sudoeste.

257
Compartir

Se trata de un sistema de compuertas que evitará desbordes en las lagunas Encadenadas. Los trabajos costaron $232 millones.

El gobierno de María Eugenia Vidal podría finalizar este mes la obra del Partidor de Piñeyro, la obra de ingeniería hidráulica más importante del sudoeste bonaerense.

Desde La Plata confían en que la obra podría estar terminada en los últimos días de junio si las lluvias permiten avanzar con los últimos trabajos.

Además, agregan que beneficiará principalmente al campo y también a 30 mil vecinos de Coronel Suárez, Guaminí y Adolfo Alsina, ya que se reducirá el riesgo de que sufran inundaciones. Los trabajos costaron unos 232 millones de pesos que surgieron de las arcas de la provincia.

Se trata de una obra que permite regular el caudal de agua que baja de las sierras de Ventania para culminar en el sistema de lagunas Encadenadas del Oeste. El problema es que esas lagunas tienen un sistema endorreico, es decir que no tiene salida fluvial hacia el océano y el nivel de agua solo baja por evaporación.

Las aguas avanzan desde las sierras por el río Sauce Corto, pero a la altura de la localidad de Pineyro (Coronel Suárez) se abre el arroyo Huascar. En ese punto, un sistema de compuertas permite derivar las aguas por el Huascar, que luego termina en la Cuenca del Salado para llegar al océano en la Bahía de Samborombón, o bien dejar que sigan hacia las encadenadas si el nivel de agua lo permite.

Desde el gobierno recuerdan que en 2017 hubo inundaciones que afectaron a Coronel Suárez y trajeron problemas en caminos y campos, esta obra ayuda a disminuir el riesgo de que eso vuelva a ocurrir.

Pero además destacan que la obra mejorará la seguridad urbana de Guaminí y Carhué, que tienen lagunas que forman parte de las encadenadas a metros de los centros urbanos. “No olvidemos que en la década del ’80 los desbordes de esas lagunas provocaron la desaparición de la villa turística de Epecuén”, aseguró el ministro de Infraestructura, Roberto Gigante, en una recorrida a mediados de abril en la que se inspeccionaron los trabajos.

Los trabajos contemplaron el reemplazo del viejo partidor por nuevas estructuras reguladoras del agua ubicadas sobre el río Sauce Corto y el arroyo Huáscar.

Además, el Huáscar fue canalizado para duplicar la capacidad de su cauce y se ejecutaron contenciones y alcantarillas laterales que permitirán el mejor ingreso de agua hacia el canal.

También se efectuó un terraplén de 2,5 metros de altura que garantizará el paso del agua de crecidas sin perjuicio para los campos linderos.

ADNbaires