Aborto: se cayeron gestiones para tratar un proyecto alternativo.

18
Compartir

Consolidado entre los senadores el rechazo al proyecto de legalización del aborto,en el Senado se cayeron las gestiones para avanzar con un plan alternativo de despenalización.

La diferencia entre una figura y otra es que con la legalización la mujer no solo no es pasible de una condena penal, sino que además, hasta la semana 12, se reconoce la interrupción del embarazo como un derecho que debe ser garantizado por el Estado.

La estrategia de la despenalización pareció cobrar fuerza al inicio de la sesión, cuando los senadores Omar Perotti (BJ-Santa Fe) y Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino) pidieron que se hiciera reserva para el tratamiento de proyectos de despenalización que habían presentado el lunes a la noche.

La despenalización surgió como plan de emergencia ante una derrota segura de la legalización. Sería una forma de terminar la jornada habiendo avanzado un paso en el camino hacia la legalización, explicaron los promotores de la idea.

Al intento se sumó durante el mediodía Roldolfo Urtubey, uno de los senadores que se oponen a la legalización pero apoyan un avance de la despenalización. Pero a media tarde las gestiones se empantanaron. La alternativa no resulta tentadora para la mayoría de los detractores de la legalización. Tampoco para buena parte de los promotores del proyecto que se votó en Diputados.

“No podemos conformar a la gente con migajas”, dijo la chaqueña Inés Pilatti Vegara, integrante de la bancada kirchnerista. El bloque que lidera Cristina Kirchner nunca formó parte de las gestiones para avanzar con la despenalización. El plan, impulsado por un grupo de diputadas, tampoco deja conformes a referentes de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Otro de los actores que puso un freno a esas gestiones fue el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto. Desde anoche, el senador dejó claro que la sesión de hoy no era el escenario adecuado para avanzar con un proyecto alternativo.

Caído el plan de emergencia, cuando faltan 7 horas del cierre de la sesión, parece no quedar otro camino más que el del rechazo al proyecto aprobado en Diputados.

ADBbaires