Acusan a Vidal de frenar el endeudamiento.

La acusación de Cambiemos a Kicillof.

128
Compartir

La exsenadora bonaerense María Teresa García apuntó contra la exgobernadora por mantener una videoconferencia con sus legisladores justo antes del debate.

La ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, María Teresa García, acusó a la exgobernadora María Eugenia Vidal de obstaculizar el tratamiento del proyecto de ley que autoriza al Ejecutivo a endeudarse por $28 mil millones y 500 millones de dólares, para hacer frente a los efectos de la pandemia de coronavirus.

“La actitud de Juntos por el Cambio en la provincia, como fuerza política, ha sido entorpecer desde el primer día. No es casualidad que días antes la exgobernadora haya tenido una videoconferencia con dirigentes y en el día de ayer no se haya votado la ley”, consideró García en declaraciones radiales.

Asimismo, la exsenadora bonaerense apuntó: “Es la segunda vez que pasa y no me quiero exceder en los términos pero claramente ha habido una indicación para que no se vote este proyecto del oficialismo”.

La iniciativa, que fue explicada a los legisladores por el ministro de Hacienda provincial, requiere del acuerdo con la oposición porque al tratarse de un endeudamiento debe aprobarse con el voto de los dos tercios de los presentes, mayoría con la que no cuenta el oficialismo en ambas cámaras

En este sentido, García sostuvo que “hace 20 días que se está conversando y cada vez que el Gobierno de la Provincia hace una propuesta, los legisladores de la oposición acceden a tratarla”. “Pero después deciden correr el arco con una serie de pedidos inexplicables en este momento”, sentenció.

El proyecto, enviado por el gobernador Axel Kicillof, contempla la autorización de endeudamiento a través de varias formas: con organismos multilaterales de crédito por un total de 500 millones de dólares, que serán destinados a obras y a partir de la emisión de un bono para proveedores por un total de $20 mil millones, que permita la cancelación de la abultada deuda que heredó la actual gestión con los proveedores de la Provincia.

Además, prevé una autorización de ampliación por hasta 8 mil millones de pesos para la emisión de Letras del Tesoro, un instrumento de financiamiento en pesos en el mercado local que utiliza la provincia de Buenos Aires.

LA ACUSACIÓN DE CAMBIEMOS A KICILLOF

Los senadores provinciales de Juntos por el Cambio no tuvieron ayer la oportunidad de confrontar los argumentos que los llevaron a rechazar el tratamiento del pedido de endeudamiento de Axel Kicillof, situación que quedó acotada a sus pares de la Cámara baja.

Por eso, la bancada que conduce Roberto Costa se expresó mediante un comunicado avalado por los otros 25 senadores de su espacio que directamente acusa al Gobernador de caer en la “bajeza de utilizar la pandemia para evitar el control de los recursos públicos”.

De ese modo, para los legisladores opositores “se intenta desviar” la atención de los “los deberes de buen uso y control de la acción de gobierno”. “Cada espacio debe cumplir con el rol que la ciudadanía le otorgó. No debe ser motivo de enojo respetar la República y cuidar el buen destino del dinero público”, señalaron.

El planteo central del bloque gira sobre la falta de precisiones que ni siquiera se lograron saldar con las dos reuniones con el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López.

“Simplemente queremos saber cómo y en qué se van a utilizar dichos montos, con la precisión y seriedad que requiere la utilización de los recursos públicos, más cuando son cifras tan importantes y producto de la toma de deuda por parte de la Provincia”, añadieron los senadores amarillos.

Ayer, Costa lo marcó tempranamente cuando se conoció que no habría acuerdo para poner a consideración la Ley de Financiamiento. “Es muy difícil acompañar un endeudamiento sin saber a ciencia cierta en qué se van a usar esos fondos. Nuestro Bloque está abierto al dialogo, tenemos predisposición, pero falta información”, sostuvo.

El proyecto girado por el Ejecutivo plantea una autorización para contraer deuda por USD 500 millones con organismos internacionales, la emisión de un bono para proveedores por hasta $20 mil millones, la validación de la ampliación por hasta $8 mil millones para la emisión de Letras del Tesoro y la reasignación de unos $1.200 millones de fondos de organismos internacionales ya aprobados.

El planteo que también pusieron sobre la mesa las bancadas de Juntos por el Cambio fue por los cargos de contralor en organismos públicos y empresas mixtas de la provincia. Costa lo sintetizó al marcar que “nos faltan elementos de control como para poder monitorear en qué se invierte y cómo se invierte” la deuda.

Por otro lado, los senadores de Juntos por el Cambio cuestionaron las formas. “Lamentablemente no sólo no hemos recibido ninguna respuesta concreta a nuestras inquietudes, sino que hemos tenido que tolerar chicanas y agresiones por redes sociales de parte de quienes deberían estar ocupándose en generar, detallar y publicar una planificación de gastos y recursos de cara a todos los bonaerenses”, añadieron.

Y remarcaron, “los invitamos una vez más a abandonar Twitter y retomar los canales de diálogo serio, trabajo mancomunado y respuesta efectiva a las necesidades que tienen nuestros vecinos”, destacaron”.

ADNbaires