Reacciones de la oposición tras la designación de Batakis

26
Compartir

Juntos Por el Cambio había exigido al Gobierno Nacional “responsabilidad institucional y seriedad democrática” para definir al sucesor de Guzmán.

La oposición reaccionó con cautela en los minutos posteriores a la confirmación de Silvina Batakis como reemplazante de Martín Guzmán en el Ministerio de Economía luego de una jornada frenética de negociaciones e incertidumbre.

 “Cristina Kirchner tomó el Ministerio de Economía”
Gerardo Morales, de la UCR, dijo que “el problema sigue siendo la política, no la economía”. Para Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica, “no es una buena señal”. Los cuestionamientos más duros surgieron de Cristian Ritondo y Federico Angelini, del PRO

Juntos por el Cambio no está conforme con la designación de Silvina Batakis al frente del Ministerio de Economía. Todos critican que su llegada represente una mayor incidencia de Cristina Kirchner en el gabinete nacional y, por ende, provoque más debilidad en Alberto Fernández. Y quienes conocen su gestión como ministra de Economía de Daniel Scioli, entre 2011 y 2015, la cuestionaron en duros términos por los números en rojo que dejó en la provincia de Buenos Aires.

El presidente de la UCR, Gerardo Morales, dijo a Infobae que “está claro que es Cristina (Kirchner) la que terminó decidiendo esa designación” y destacó que “el problema sigue siendo la política, no la economía”.

De todas formas, el mandatario de Jujuy admitió que “todos los gobernadores tenemos buena relación con Batakis”. La sucesora de Martín Guzmán en Economía se desempeñaba hasta el momento como secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, un puesto con una fuerte impronta política y de fuerte relación con los mandatarios provinciales.

Morales aseguró que “todavía no está definido” si se reunirá la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio para analizar la llegada de Batakis y la situación política del oficialismo, y resaltó: “Hay que dejar actuar al Gobierno”.

La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio

Mesa nacional de Juntos por el Cambio

Maximiliano Ferraro, presidente de la Coalición Cívica y diputado nacional, afirmó: “Vemos a un Presidente que cede ante la Vicepresidenta y se acentúa la disgregación y atomización del Gobierno. Veremos qué anuncios hace la nueva ministra en las próximas horas. Igualmente su designación no la vemos como una buena señal para esta grave crisis que atravesamos”.

El vicepresidente del PRO nacional, Federico Angelini, consideró que “Cristina tomó el Ministerio de Economía” ya que “por el perfil de Batakis, está claro que la designación estuvo fuertemente influenciada” por la vicepresidenta y opinó que “el problema de fondo es que el Gobierno sigue con un diagnóstico errado: no existe tal cosa como crisis de crecimiento sino que, por el contrario, estamos atravesando una profunda crisis política que se trasluce con la renuncia de Martín Guzmán y una situación económica compleja, donde la economía está a la deriva, sin un plan consistente y con una inflación creciente”.

Para el diputado por Santa Fe, “en el corto plazo, Batakis tendrá que tener la capacidad de regenerar cierto nivel de confianza en la sociedad y para eso tiene que presentar un programa económico, algo en lo que este gobierno no parece creer”. “Además, al mismo tiempo tiene que trabajar en acercar las distancias que separan a las distintas internas dentro del Gobierno -agregó-. Los tiempos apremian y la situación es de una profunda crisis. Si no se toman medidas de cambios estructurales, el fracaso podría resultar catastrófico para los argentinos”.

Mario Negri, jefe del bloque de diputados de la UCR, señaló en Twitter: “La crisis se devora minuto a minuto la autoridad presidencial. Cristina le impuso a Alberto la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis (iba a ser ministra de Scioli si ganaba en 2015), que responde al kirchnerismo. Cuesta creer que la lógica del poder loteado tenga resultados”.

Patricia Bullrich, Gerardo Morales, Miguel Angel Pichetto y Maximiliano Ferraro

Patricia Bullrich, Gerardo Morales, Miguel Angel Pichetto y Maximiliano Ferraro

El jefe del bloque de diputados del PRO, Cristian Ritondo, aclaró a Infobae que no opinaría sobre Batakis, sino que “el tema es si tienen o no un plan económico”, aunque destacó que ella “se expresó siempre en favor de profundizar el déficit: fue la persona que siendo ministra no dejó para pagar un peso en la provincia de Buenos Aires”.

En su cuenta de Twitter, además, Ritondo publicó el siguiente mensaje: “Ganó Cristina. Eligió a una candidata que parece más militante que ministra. Con experiencia en la Provincia de 2011 a 2015, un historial para el olvido. Tuvieron la oportunidad de mejorar y terminaron profundizando este modelo agotado”.

Cerca de la diputada y dirigente del PRO María Eugenia Vidal, por su parte, juzgaron que el nombramiento de Batakis “es un desastre” porque “después de cuatro años con Daniel Scioli y siendo ministra de Economía, dejó una provincia de Buenos Aires con déficit, 11 mil millones de deuda en dólares, la presión tributaria más alta de la historia y la inversión más baja del país (3 por ciento) y sin plata para pagar aguinaldos y sueldos que vencían en diciembre”.

Este mediodía, en un comunicado, la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio exigió al Gobierno “la máxima responsabilidad institucional y seriedad democrática, el cese en las peleas internas y poner todo el esfuerzo en resolver los problemas de los argentinos”. “Es imprescindible llevar certidumbre y construir un piso mínimo de confianza -agregó-. La lucha abierta no hace más que aumentar la angustia social, que está llegando a niveles desconocidos, y destruir nuestras oportunidades”.

Para la coalición opositora, según la declaración, “el país y los argentinos, en especial las clases medias y bajas, están sometidos a un creciente deterioro económico y social por causa de las disputas internas del oficialismo, la inflación en aumento, la falta de insumos y combustibles que afectan a la producción, y la inseguridad creciente y la tragedia educativa, entre otros problemas urgentes que requieren de un plan y decisión que hasta el momento el oficialismo no tuvo, y a todo eso se suma la renuncia del ministro Martín Guzmán y la ausencia total de dirección económica”.

También señaló que son “ante la disgregación y atomización del Gobierno Nacional, desde Juntos por el Cambio reafirmamos la consistencia y unidad a través de nuestros bloques legislativos y el trabajo de los equipos técnicos para planificar políticas alternativas que devuelvan al país a una senda de estabilidad y progreso”.

La confirmación oficial del desembarco de la ex funcionaria de Daniel Scioli en el gobierno bonaerense llegó de parte de la portavoz de Presidencia Gabriela Cerruti: “El Presidente Alberto Fernández designó a Silvina Batakis al frente del Ministerio de Ecomía (sic). Batakis es una reconocida economista que cumplió esa función en la provincia de Buenos Aires entre 2011 y 2015″.

Tras la renuncia de Guzmán, Juntos por el Cambio emitió un comunicado exigiendo al Frente de Todos “la máxima responsabilidad institucional y seriedad democrática, el cese en las peleas internas y poner todo el esfuerzo en resolver los problemas de los argentinos”. “Es imprescindible llevar certidumbre y construir un piso mínimo de confianza. La lucha abierta no hace más que aumentar la angustia social, que está llegando a niveles desconocidos, y destruir nuestras oportunidades”, agregaron.

La diputada radical Karina Banfi fue de las primeras voces de la oposición en pronunciarse al respecto tras la confirmación de la nueva funcionaria del Gabinete Nacional. “Luego de proponerle a medio mundo el Ministerio de Economía, Cristina impuso la que ella quiere: Silvina Batakis, última ministra de Scioli, autora de la quita de los fondos a la CABA. Cristina ganó, perdió la Argentina”, expresó a través de su cuenta de Twitter.

Al igual que Banfi, la legisladora nacional de la Coalición Cívica, Mónica Frade, opinó al poco tiempo de confirmación de Batakis: “‘La designada’. La que fundió la provincia de Buenos Aires. Irresponsables”, fue el duro comentario contra la nueva ministra y el Gobierno Nacional.

“Con la designación de Silvina Batakis al frente del Ministerio en remplazo de Martín Guzmán, queda claro que la economía queda el 100% en manos de la Vicepresidenta de la Nación, @CFKArgentina”, expresó al respecto el diputado radical Julio Cobos.

En redes sociales la legisladora Sabrina Ajmechet compartió un antiguo tuit de Batakis donde la reemplazante de Guzmán cita al dictador cubano, Fidel Castro. Mientras que el ex embajador Diego Guelar subió una foto de la economista pidiendo la liberación de Milagro Sala: “Cristina eligió a Silvina Batakis…GAME OVER…”, agregó en otro tuit.

(Por Ricardo Cárpena para Infobae)

(Imagen principal: Carrió, Negri, Lousteau, Bullrich, Macri y Larreta)

Temores, debates y prevenciones en Juntos por el Cambio frente a la crisis en el Gobierno y el vendaval económico
En la coalición opositora evalúan con preocupación e incertidumbre la espiral de conflicto en la Casa Rosada y la profundización de la crisis económico; Carrió y Macri cenaron en Acassuso

Los principales referentes de Juntos por el Cambio monitorean con preocupación e incertidumbre la profunda crisis que se desató en el seno del Gobierno tras la renuncia de Martín Guzmán como ministro de Economía. Les inquieta, sobre todo, el riesgo de que se acelere el deterioro de la economía ante al avance de Cristina Kirchner y su virtual “intervención” de la administración de Alberto Fernández. Si bien hay cautela, crece el temor de un eventual adelantamiento de las próximas elecciones presidenciales.

En el seno de la coalición opositora mantienen una actitud preventiva ante la situación y coinciden en que la Argentina atraviesa un momento institucional “delicado”. Por eso, las autoridades del espacio repiten que Juntos por el Cambio mantendrá una actitud responsable, sin empujar a la Casa Rosada al abismo. Eso sí, desde el ala dura de la fuerza pretenden tomar distancia del oficialismo y reforzar las críticas al Gobierno por el “desastre” económico.

Los jefes de Pro, la UCR, la Coalición Cívica y Encuentro Republicano Federal se mantuvieron en contacto durante las últimas horas para evaluar el escenario político y la profundización de la crisis económica.

Cumbre entre Macri y Carrió
Mauricio Macri cenó anoche a solas en su casa de Acassuso con la líder de la CC, Elisa Carrió, quien había pedido cautela a sus socios en la oposición hace unos días sobre la “disgregación” y la “atomización” del gobierno kirchnerista.

La reunión entre Macri y Carrió se produjo mientras Fernández cerraba una de las jornadas más complicadas de su gestión y definía, tras hablar con Cristina Kirchner, la elección de Silvina Batakis como reemplazo de Guzmán, pero no fue motorizada por la crisis. Ya la tenían prevista hace varias semanas, pero se se había postergado por motivos agenda.

Macri recibió anoche a CarrióMacri recibió anoche a Carrió

“Fue un encuentro reservado”, dijeron desde la fuerza de Carrió, quien prefirió no dar detalles de la conversación con el expresidente. Según fuentes de Pro, Macri y Carrió compartieron sus visiones sobre la situación del país y concordaron en que Juntos por el Cambio debe dejar de hablar de candidaturas con miras a 2023. “Les fue muy bien”, dicen allegados al fundador de Pro.

La reacción de Macri
Cerca de Macri se muestran “atónitos” por la “capacidad de daño” y la “falta de conducción” del gobierno del Frente de Todos. Alertan sobre las consecuencias de la “incertidumbre” que provocó en la sociedad y en los mercados la sorpresiva renuncia de Guzmán y las dificultades de Fernández para designar un reemplazante. En el entorno del expresidente leyeron el nombramiento de Batakis como un avance del kirchnerismo en el Ejecutivo. “Nadie especula con una crisis política o analiza seriamente un adelantamiento electoral porque no se sabe qué va a pasar ni qué van a hacer”, remarcan allegados a Macri, quien recibió esta mañana a Miguel Ángel Pichetto y Jorge Sobisch, y planea viajar a Europa durante las próximas horas para cumplir tareas vinculadas a su rol como titular de la Fundación FIFA.

En un sector del radicalismo prevén que Macri radicalizará su postura ante el terremoto político y económico y se sentirá “reivindicado” y buscará avanzar con una “agenda antipopulista”. Esos actores de la UCR aguardan una reacción y una demostración de liderazgo de Horacio Rodríguez Larreta como referente del ala moderada. En Uspallata no prevén cambios en su estrategia: el larretismo planea actuar en bloque y consensuar posturas con la cúpula de JxC. El alcalde sigue con atención la evolución de la crisis y las señales del Gobierno. Si bien en su equipo hay quienes contemplan -o especulan- con un adelantamiento electoral, Larreta es cauto y no visualiza una “catástrofe”.

Horacio Rodríguez Larreta y Martín LousteauHoracio Rodríguez Larreta y Martín LousteauGerardo Viercovich

En el macrismo aseguran que el Pro “no va a empujar” a Fernández, pero advierten que habrá una ofensiva pública para alertar a la sociedad sobre el “daño” que provocan en la economía las medidas del Gobierno y la crisis política en el oficialismo.

En el partido de Carrió remarcan que JxC “debe afianzar aún más la unidad, tener consistencia y generar confianza” ante “una compleja situación social, económica e institucional”. “La designación de Batakis no sería una buena señal. Vemos un presidente que se rindió ante la imposición de la vicepresidenta”, indica Maximiliano Ferraro, titular de la Coalición Cívica, quien reclama a sus aliados que suspendan “las agendas de campaña y candidaturas”. “El 2022 no es el año para eso, sino para mostrar unidad en el parlamento y analizar día a día la situación y el armado de un programa consistente”, completó Ferraro.

Desde Oxford, en el Reino Unido, adonde viajó para terminar un programa para líderes políticos, la titular de Pro, Patricia Bullrich, evaluó con preocupación el tembladeral político que sacude a la Casa Rosada. Interpretó la confirmación de Batakis como sucesora de Guzmán como una rendición de Fernández frente a la única presión válida: la de Cristina Kirchner. “Alberto quedó con las manos atadas y no puede decidir nada”, analizan en la cúpula de Pro.

Pinedo, Macri y BullrichPinedo, Macri y BullrichPablo Añeli

Bullrich, quien habló con Gerardo Morales (UCR), Maximiliano Ferraro (CC) y Pichetto (ERF) para pulir el comunicado que emitió ayer la mesa nacional de JxC para reclamar “responsabilidad” al Gobierno frente a la crisis, está convencida de que la oposición debe mantenerse lejos de la feroz interna en el oficialismo y reforzar el debate sobre el programa económico para mostrarse como una alternativa en 2023. “Nosotros no empujamos ni vamos a empujar; ellos [por el kirchnerismo] están empujando. ¿Qué va a pasar con el Gobierno? Es una cuestión de Fernández y Cristina”, apuntan entre los “halcones”.

Entre los estrategas de Bullrich consideran que la interna del Gobierno ya generó un vendaval económico de gran magnitud y ahora agita “una crisis política institucional”. En ese sector de Pro admiten su inquietud por los riesgos de una catástrofe que derive en un adelantamiento de los plazos electorales. De hecho, especulan con que ese escenario podría ocasionar dificultades en el armado de Juntos por el Cambio. Y temen, ante todo, la eventual suspensión de las PASO. “Entrar en una hiperinflación o en un cuadro de adelantamiento de elecciones es una complicación para el futuro”, dicen.

Inquietud en la UCR
Desde Jujuy, Morales puso énfasis en que Juntos por el Cambio debe preservar una actitud precavida ante la debilidad de Fernández. En la tropa del jujeño reconocen que la espiral de conflicto en la cúpula del Gobierno y la agudización de la crisis complicaría a toda la dirigencia política. Temen que una mayor intervención del cristinismo en la gestión económica complique el cumplimiento de las metas acordadas con el FMI y deje al país al borde del default a fin de año. “Hay que ver qué hace Cristina. El Presidente está out”, advierte uno de los referentes de la UCR.

Gerardo Morales y Facundo ManesGerardo Morales y Facundo ManesUCR

Fuentes del radicalismo y la CC no descartan que se convoque para esta semana a una reunión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio para evaluar la situación. Es más, Morales sugirió que se llame a los referentes económicos de la coalición para que participen del encuentro. “Estamos muy unidos porque todos sabemos que estamos ante un hilo muy delgado”, sostuvo Mario Negri.

En Evolución Radical, la fuerza de Martín Lousteau, intuyen que el Gobierno se encamina a un posible cambio de eje en la política económica con el ingreso de Batakis. “Es una intervención lisa y llana de Cristina”, repiten. Es decir, prevén que habrá una “nueva partitura”, más que otro “intérprete”. “¿Qué va a hacer el kirchnerismo con el acuerdo con el FMI? ¿Van a apretar a los bancos o aumentar la retenciones? El escenario es muy amplio e incierto. Esto puede terminar de cualquier manera”, apuntan cerca de Lousteau.

En la fuerza del senador no solo permanecen atentos a la reacción de la sociedad frente a la crisis y el naufragio de la gestión del Frente de Todos, sino de JxC. Insisten en que la coalición opositora debe ubicarse como un espacio de centro y mostrar renovación para seducir a un electorado que luce hastiado con la clase dirigente. Y esperan señales nítidas de Larreta, como promotor del proyecto moderado de JxC.

“En el medio de este quilombo, la agenda de Cristina Kirchner sigue siendo la propia [por el proyecto para ampliar la Corte Suprema]”, aseguró Lousteau en diálogo con TN.

(Por Matías Moreno para La Nación)

ADNbaires