Anahí Bilbao: Proyecto legislativo repudiando el destrato a profesionales y afiliados al IOMA

18
Compartir

A raíz de los constantes inconvenientes que se vienen presentando desde hace bastante tiempo en el Instituto de la Obra Médico Asistencial de la provincia de Buenos Aires (IOMA), problemas que surgen de una administración claramente negligente por parte de los funcionarios propios del organismo y de otros que se encuentran en niveles superiores, la diputada radical Anahí Bilbao, de Juntos por el Cambio, elevó a la cámara baja bonaerense un proyecto de declaración dejando constancia del “más enérgico repudio por la situación actual que viven profesionales de la salud y afiliados al IOMA”.

En el documento, la legisladora oriunda del municipio de Laprida solicita al Directorio del instituto sanitario que “ponga su mayor esfuerzo para que tanto profesionales como afiliados accedan sin dilación a los derechos que por ley les corresponde”.

En este contexto, la diputada Bilbao recuerda que “el IOMA tiene principios y objetivos que viene cumpliendo desde hace más de sesenta años y se basan fundamentalmente en brindar una cobertura digna al conjunto de sus afiliados mediante un aporte mínimo” para la atención de la salud, y esta cobertura integral y digna–señaló–“no puede prestarse sin garantizar la libre elección del médico por parte del afiliado, elección que se da en el marco de la confianza que surge de la relación paciente-médico”. Y agregó: “tal es así que la Ley vigente (6982) establece como “premisa fundamental” esa libre elección por parte de los usuarios”.

“Hoy este derecho se menoscaba y es más–afirmó la legisladora radical–, con una amenaza cierta de desaparecer. Son innumerables los reclamos y situaciones irregulares que afectan la prestación de la cobertura de salud. Tanto por el retraso del pago de honorarios médicos como por la desactualización de nomencladores cada vez son menos los profesionales que sostienen una adecuada atención a los afiliados y, al mismo tiempo, estos inconvenientes derivan en suspensiones de algunas prestaciones y mayores erogaciones complementarias por parte de los afiliados”.

Ante esta situación, aseveró Bilbao, “la única respuesta de las autoridades parece ser la apertura de centros de atención de la propia obra social, apuntando a mejorar los costos pero no la calidad de la prestación, todo lo contrario, y un ejemplo es el Hospital IOMA de Temperley, que por falta de profesionales no puede afrontar una demanda creciente de consultas por lo que algunos servicios, como el de clínica médica o el de infectología, solamente atienden dos horas a la semana, y otros como el de gastroenterología una hora cada quince días, de lo que surge que así es imposible prestar una adecuada atención médica a los afiliados. Es por eso que nos preocupa y a la vez repudiamos estas decisiones políticas del Directorio del IOMA y de otras autoridades sanitarias de la Provincia, decisiones que tendrán como consecuencia el vaciamiento de las funciones que viene desarrollando a lo largo de su historia, y debe seguir desarrollando, el Instituto bonaerense”, cerró la diputada radical de Juntos por el Cambio.

ADNbaires