Comenzó la “rosca” por cargos en el Bapro y el Tribunal de Cuentas.

La interna peronista es la gran protagonista.

42
Compartir

La Legislatura tendrá probablemente una sesión extraordinaria más antes de fin de año, para sancionar los cargos vacantes que existen en Tribunal de Cuentas y en el directorio del Banco Provincia. Danza de nombres.

En tres proyectos, el martes pasado -de madrugada- se aprobaron el Presupuesto, Endeudamiento y la Ley Impositiva 2019 que pidió María Eugenia Vidal. Como mostró INFOCIELO, nuevamente el peronismo voto dividido y las secuelas de esas discrepancias volvieron a hacer peligrar la unidad que busca para soñar con volver a gobernar la Provincia.

Los principales cargos que Gobernación se guardó, como parte del paquete de negociación con la oposición para sancionar la llamada “Ley de leyes”, no son nada despreciables: cuatro sillas en el Tribunal de Cuentas y cinco en el Directorio del Banco Provincia. Por ahora, el jueves  13 suena como fecha probable para la sesión donde se traten estos repartos.

Mientras tanto, la danza de nombres sigue al ritmo de la rosca. La novedad de este año era la incursión de un nombre de Unidad Ciudadana en este juego. Hasta el lunes antes de la votación, sonó el de la ex diputada nacional, Juliana Di Tullio para ocupar una de las sillas en el Bapro. Pero según pudo saber INFOCIELO, las discrepancias a la hora de cómo encarar la votación de la “Ley de leyes”, por ahora congelaron esas chances y todo queda en veremos. En Cambiemos deslizan que Unidad Ciudadana “no cumplió con lo pactado”, que fue la abstención en alguna de las tres leyes y no votar todo en contra. De todas formas, será el “peronismo dialoguista” que comandan Martín Insaurralde e intendentes del Conurbano, quienes negocien puertas adentro con el kirchnerismo.  Este portal pudo saber que, desde Gobernación, quienes negociaron directamente con el lomense el lunes de las sesiones, se desentienden de la interna y sobre el nombre de Di Tullio. “El nombre lo define Insaurralde”, manifestaron.

Para el llamado “bloque de los intendentes”, habrá otra silla en el Directorio del Banco Provincia y una en el Tribunal de Cuentas. Por estas horas, siempre sujeto a cambios de última hora, suenan los nombres del ex funcionario bonaerense, Franco La Porta y del ex senador, Patricio García para el Bapro.

Por el lado del Frente Renovador de Sergio Massa, el tigrense sentará dos directores en el Banco Provincia y un vocal en el Tribunal de Cuentas. En el Bapro, corren con chances el ex intendente de Junín, Mario Meoni, quien renovaría mandato y el ex senador bonaerense, Sebastián Galmarini o la ex senadora, Micaela Ferraro Medina. La chance de Meoni descarta la posibilidad de que la diputada bonaerense, Valeria Arata llegue al Tribunal de Cuentas, como sonó desde hace semanas. La lógica política sostiene, que Arata es de Junín y responde a Meoni: mucho premio para los juninenses. Sobre esos hechos, para el Tribunal de Cunetas, ante la negativa del intendente de San Fernando, Luis Andreotti, como primera opción, tras una cena en ese municipio, Massa y Andreotti habrían decidido poner el nombre del Contador Daniel Chillo, actual gerente de Deuda Pública de la Auditoria General de la Nación y ex contador del Municipio de Tigre.

Por el lado de Cambiemos, trascendió que la decisión final sobre la silla en el Tribunal de Cuentas estará a cargo del jefe de Gabinete y mano derecha de Vidal, Federico Salvai. Por ahora, el nombre está sumergido en un gran hermetismo. Durante el lunes, al calor de la rosca por la “Ley de leyes”, trascendió que la ex senadora bonaerense, Malena Baro y esposa del presidente del bloque de Cambiemos en el Senado,  Roberto Costa, fue puesta en consideración por él mismo. Sin embargo, esas chances parecen haberse diluido.

Para el Directorio del Banco Provincia, los caminos indican a que Cambiemos mantendrá en su silla al radical Diego Rodrigo. Pero las internas de la UCR también hacen su juego y trascendió que desde el sector que responden al diputado nacional, Miguel Bazze, pretenden tener un lugar y hasta posicionaron al diputado bonaerense, Jorge Silvestre.

ADNbaires