CONGRESO: Ya es ley el ajuste a los jubilados

Lo aprobó Diputados: los legisladores kirchneristas y sus aliados la hicieron posible.

52
Compartir

El proyecto ya tenía media sanción del Senado. Los haberes tendrán un aumento real sólo si suben los salarios y la recaudación por encima de la inflación. Fuerte cruce entre Máximo Kirchner y Mario Negri, que mostraron una piedra y dos balas en pleno recinto del Congreso.

La Cámara de Diputados aprobó este martes por la noche el proyecto de ley de movilidad jubilatoria, que contempla un ajuste en las jubilaciones y las prestaciones asociadas, ya que los haberes se aumentarán cada tres meses y sólo tendrán un incremento real si suben los salarios y la recaudación por encima de la inflación.

Luego de once horas de debate, el proyecto oficial obtuvo 132 votos, mayoritariamente de los diputados del Frente de Todos (FdT), que contaron con el apoyo del bloque Córdoba Federal, el Interbloque de José Luis Ramón y otros aliados provinciales; mientras que tuvo el rechazo de 119 votos, de Juntos por el Cambio (JxC), el lavagnismo de Consenso Federal y el Frente de Izquierda.

Al finalizar la sesión se dio una fuerte polémica entre Máximo Kirchner y Mario Negri, presidentes del bloque del FdT y del interbloque JxC, quienes mostraron dos balas y una piedra, en pleno recinto del Congreso.

El diputado Negri arrancó su discurso mostrando una piedra, en recordación por las que les tiraron a fines de 2017, en la Plaza del Congreso, cuando se discutió la anterior modificación al índice de movilidad jubilatoria. “El Presidente decía en 2019 que entre los bancos y los jubilados se quedaba toda la vida con los jubilados. Sin embargo, se quedó con los bancos, ya que con las Leliqs les dio ganancias que nunca antes habían visto. Mientras que los jubilados perdieron durante este 2020 unos 100.000 millones de pesos que le hubieran correspondido según la fórmula que el Congreso aprobó en 2017 y que Alberto Fernández suspendió”.

“Esta fórmula va a recuperar paulatinamente la calidad de vida de los jubilados y jubiladas”, le respondió Máximo Kirchner. “Yo creo que hay mejores argumentos que traer una piedra. Pero como sabía que iban a traer una piedra, les traje las balas de goma. Estas son las balas de goma que ustedes usaron. Y las muestro solamente porque ustedes trajeron las piedras. Acá están las balas que tiraron sobre la gente, que son los verdaderos resistentes. Ustedes no son resistentes, ustedes son el poder de la Argentina. Resistir, resistieron los compañeros y compañeras, afuera de la Plaza en 2017”, afirmó el jefe del bloque del FdT, mientras mostraba una bala en cada una de sus manos y era vitoreado por los diputados kirchneristas, hacia el final de la sesión, cuando ya eran las 22.30 de la noche.

La sesión había arrancado a las 11.40 de la mañana, cuando el oficialismo alcanzó -con la ayuda de aliados- los 129 diputados que necesitaba para dar quórum; y la oposición, que había decidido esperar fuera del recinto, ingresó para discutir el proyecto de nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

Es que varios diputados, entre ellos los oficialistas Gisela Marziotta y Facundo Moyano, demoraban en llegar a horario por las complicaciones de tránsito que había en los alrededores del Congreso, ante los numerosos cortes de calles generados por el debate de la ley para legalizar el aborto en el Senado.

El proyecto oficial fue presentado por el diputado Marcelo Casaretto (FdT), presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social. “Nuestro objetivo es sancionar una ley que dé ajustes automáticos, en forma trimestral y que los beneficios del crecimiento lleguen a los jubilados argentinos”, dijo Casaretto, en el primer discurso sobre este proyecto, a las 12.34 del mediodía.

Ese discurso fue reforzado por la exposición del diputado Carlos Heller (FdT), quien lo siguió en el uso de la palabra e intentó explicar por qué el proyecto oficial no contempla a la inflación en la fórmula de la movilidad jubilatoria. El diputado oficialista destacó la distribución gratuita de remedios para los jubilados, desde el PAMI, junto al congelamiento de tarifas de servicios públicos. Además, explicó que los aumentos para jubilados se calcularán en base a una fórmula que combina el aumento de los salarios (INDEC y RIPTE) y el de la recaudación de la ANSES.

“Los salarios se van a incrementar, vamos a tener una fórmula virtuosa. Dennos tiempo, cuando lleguemos a fin de año (próximo) vamos a ver si las jubilaciones crecieron 8 ó 10 puntos respecto a la inflación”, estimó Heller, en un cálculo bastante optimista, que fue duramente criticado por la oposición.

Es que los dirigentes de la oposición aseguraron que es imposible un crecimiento en las jubilaciones, ya que la nueva fórmula de movilidad jubilatoria pretende “reducir el déficit fiscal”, según dijo el diputado Alfredo Cornejo (presidente de la UCR), gastando menos en el pago de las jubilaciones, pensiones, asignaciones familiares, Asignación Universal por Hijo y las pensiones no contributivas, que alcanzan a 18 millones de personas. (Por Alejandro Alfie para Clarin // Imagen: Diputados convirtió en ley la reforma de la movilidad jubilatoria. Foto: Juan Manuel Foglia)

ADNbaires