“Contar un 40% menos de fallecidos es una negligencia peligrosa en medio de una pandemia”

161
Compartir

Así lo expresó el diputado de la UCR/JxC, Diego Rovella, al anunciar el ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires que a los miles de fallecidos por coronavirus en el territorio bonaerense, y sobre todo en el GBA, habría que sumarle más de 3.500 muertes, pasando la cifra de 8.983 a 12.566.

“Si tuvieron que pasar casi siete meses para poner en orden la cantidad de fallecidos en una pandemia, y que la cifra sea tan desproporcionada no sólo preocupa, sino que, además, asoma como un escándalo sanitario. A partir de una negligencia tan notoria, que erosiona gran parte de la credibilidad que en apariencia tenían los funcionarios de salud, uno se pregunta muchas otras cosas. ¿Las camas ocupadas son las que se informan?. ¿Se atendió en forma conveniente a esos fallecidos que se blanquearon en una conferencia de prensa?. ¿Son todos fallecidos por coronavirus, o con coronavirus, o fallecidos por otras causas con certificados confusos o directamente adulterados?. ¿En base a qué datos se tomaban las decisiones…a éstos que no eran confiables, que no eran los reales?”, se preguntó el legislador platense.

“Espero que no sea así–dijo Rovella–, pero da la sensación que hoy estamos en una encrucijada: ¿Vamos a creer en los datos oficiales o hay que esperar que cada tanto se haga una reconto de esto y aquello?. Contar un 40% menos de fallecidos es una negligencia peligrosa en medio de una pandemia, que desnuda un grado de irresponsabilidad insoportable,   porque uno supone que se toman decisiones mediante datos precisos, indiscutidos, ya que tuvieron casi siete meses para preparar al menos la logística de cara a una pandemia anunciada en el mundo y que daba tiempo, tiempo para implementar, básicamente, una forma adecuada de registrar las muertes sin tanto retraso. Quizá estas personas fallecidas eran las que se cansó de anunciar el ministro Gollán, los fallecidos que iban a inundar las calles y los cementerios, y que ahora tuvieron que blanquear, lo que lamentablemente generará mantos de sospechas en cualquier otra información que se difunda y en cualquier medida sanitaria que se decida”, cerró el diputado radical.

ADNbaires