Diputada K pide sancionar a los policías que participaron de las protestas

78
Compartir

Susana González, que tiene amplia experiencia en el trabajo con las fuerzas dijo que quienes rodearon la residencia de Kicillof cometieron delitos.

La semana pasada estuvo signada por la oleada de protestas policiales de la Bonaerense que derivaron en episodios que no registran precedentes cercanos, como fue el hecho de que rodearan las residencias del Gobernador y del Presidente.

Sobre el tema se expresó la diputada del Frente de Todos, Susana González, quien además trabajó durante once años al frente de la secretaría de Seguridad de la localidad de Ensenada, además de haber dado clases a los policías en formación.

“Son cuestiones que vienen de hace años, son reclamos justos pero el día de las protestas ya no lo fue, fue una sublevación de gente que tiene el monopolio de la fuerza, retención indebida, incumplimiento de los deberes de funcionario público, eso que hicieron es delito. Espero que la Justicia sancione al personal policial envuelto en esta situación y que Asuntos Internos los exonere”, marcó González.

La diputada ensenadense resaltó que ella misma denunció durante el gobierno de María Eugenia Vidal, que había patrulleros acumulados en un depósito “para usar con fines electoralistas”, que encontró chalecos antibala de baja calidad, que comprendía la situación de los bajísimos salarios pero repudió el accionar de los efectivos de la bonaerense.

Una de las preguntas que surgieron desde los sectores del oficialismo tuvo que ver con el momento elegido por la policía para plantear sus reclamos ya que durante el periodo de gobierno del macrismo perdieron 30 puntos de poder adquisitivo y las promesas que se le hicieron no fueron cumplidas.

“Espero que nunca más tengamos este personal policial, aquel que pone en juego la vida de todos en medio de una pandemia. Detrás de esto hay una avanzada política, la policía siempre tiene cuevas espurias y los Superintendentes de esta policía fueron puestos por el gobierno anterior, creo que uno de los errores del Gobierno fue mantenerlos al asumir y ahora”, marcó la diputada.

Luego de tres días consecutivos de protestas, los uniformados lograron algo que no alcanzó ningún otro sector de los trabajadores del Estado: un elevado aumento salarial, de horas extras y otros adicionales como que van a contar con dos hospitales de atención exclusiva, además de la formación de corte universitario.

Ahora, queda planteada la pregunta acerca de una posible repetición de estos hechos, porque a pesar de tener prohibido el derecho a huelga, los agentes policiales se manifestaron en las calles de varios distritos, incluso haciendo uso del uniforme, las armas en la cintura y arriba de los patrulleros.

“No creo que se vuelva a repetir siempre y cuando la Justicia les caiga con el peso que les tiene que caer a todos los que se sublevaron. Habrá que analizar cuáles son los canales para que ellos puedan reclamar estas cuestiones, el problema es que muchos jefes se escondieron en estos días y mandaron a los pibes, que estaban envalentonados”, resaltó González.

Sobre el tema también hicieron referencia el propio gobernador Axel Kicillof y el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni. Kicillof dijo que “no puede volver a pasar”, mientras que Berni dijo sin vueltas que “por supuesto que vamos a sancionar. Cómo no vamos a sancionar a aquellos que han incumplido con su función. No vamos a hacerlo a lo tonto y a lo rápido porque nuevamente empiezan las presiones”.

Al parecer, las protestas que comenzaron el domingo pasado por la noche fueron una sorpresa para el gobierno bonaerense, quien sí las anunció horas antes fue la ex asesora de Patricia Bullrich en el Ministerio de Seguridad, Florencia Arietto, que adelantó lo que se venía.

Ahora, restará saber cuáles serán las determinaciones de Asuntos Internos, de la Justicia provincial y del Gobierno de Kicillof, que se mostró claramente molesto por las escenas en las que policías armados rodeaban la casa de la Provincia, donde vive con su familia.

“Tengo cientos de policías en mis redes sociales, no vi que ninguno de ellos dijera que se iban a levantar ni nada de eso, debió pasar en las redes de la señora Arietto. No sé si se pudo prever, los jefes policiales saben de lo que hablan sus efectivos, además tienen un área de Inteligencia…”, deslizó González.

Desde que comenzó la gestión bonaerense de Kicillof, el ministro que más sobresalió fue Sergio Berni, puso su sello en el Ministerio y fue noticia por diferentes episodios mucho antes de estas protestas. El funcionario recibió el respaldo del Gobernador y, pese a los rumores de la semana anterior, está más que afianzado en su cargo.

“Sergio Berni es una persona que siempre está donde tiene que estar, es un buen servidor público, tiene experiencia en estoy y si tiene que rendir cuentas tendrá que hacerlo ante el Gobernador. Me gusta porque tiene presencia pero en determinados momentos, no sé si yo estaría tanto en los medios”, concluyó.

ADNbaires