DIPUTADOS: se le complica al Gobierno la ley de movilidad jubilatoria

Lavagnistas y socialistas presentan proyecto propio.

63
Compartir

Son cinco diputados que ya avisaron que rechazarán la iniciativa oficial. Cómo está el voto a voto.

Los tres diputados lavagnistas y los dos santafesinos de raíz socialista que integran el interbloque Federal adelantaron que rechazarán el proyecto de reforma jubilatoria que llega con media sanción del Senado. Además aseguraron que presentarán una iniciativa propia, que contemple en el índice la evolución de precios y costo de vida, eliminado del cálculo de movilidad del Ejecutivo.

La decisión complica al oficialismo para poder aprobar el proyecto en la Cámara baja, donde necesita de aliados para obtener mayoría, tras la media sanción que consiguió el Frente de Todos en el Senado por amplio margen.

Ahora el Frente de Todos quiere darle sanción definitiva al proyecto en Diputados el martes 29 de diciembre, el mismo día que el Senado tratará la ley de aborto.

“No vamos a acompañar la fórmula de movilidad jubilatoria que aprobó el Senado de la Nación porque sigue perjudicando a los jubilados y pensionados. Ellos no pueden seguir siendo la variable de ajuste de los errores en que incurren los sucesivos gobiernos”, sentenciaron en un breve comunicado firmado por integrantes del bloque Consenso Federa, Alejandro “Topo” Rodríguez, Jorge Sarghini y Graciela Camaño; el diputado del bloque Socialista, Enrique Estévez; y su par del Frente Progresista, Luis Contigiani.

En un inicio, con la discusión abierta, Sarghini -voz económica del lavagnismo- había asegurado que la fórmula iba “en sentido correcto”, sin embargo planteaba dos puntos: que el periodo de actualización en vez de seis meses sea más corto y que así como se planteaba un tope si el resultado final fuera por encima de un 3% del crecimiento de recaudación, también se fijaran limites inferiores “para cuidar el poder adquisitivo”.

El primer punto fue modificado en el proyecto que se aprobó en el Senado, pero el segundo no.

Dado que el proyecto ya tiene media sanción del Senado, dan por sentado que no se modificará y así, aseguran, no lo acompañarán. Presentarán uno propio, que está capitaneado por Contigiani, que incluirá otros parámetros como el costo de vida, la recaudación, los precios y los salarios.

“​Tenemos nuestra propuesta y la vamos a defender. Una fórmula más justa, con garantía de que no se perderán ingresos reales”, afirmaron.

En su argumentación, los legisladores criticaron tanto la fórmula aplicada durante la gestión de Mauricio Macri como la que pretende establecer ahora el gobierno de Alberto Fernández.

“Mauricio Macri y Cambiemos los perjudicaron seriamente al cambiarles el sistema, con una fórmula de movilidad jubilatoria sólo defendible en una economía que fracasa: se estanca o decrece con alta inflación. También fueron perjudicados por la dolarización de las tarifas y su duro impacto en el costo de vida. Ahora, la propuesta del Frente de Todos y de Alberto Fernández no resuelve el problema del achatamiento y de la pérdida de poder adquisitivo”, detallaron.

En ese sentido, bregaron por buscar una solución “de fondo” para un “sistema quebrado”. “Es indispensable aumentar la cantidad de aportantes, lo que se puede lograr incorporando al 50% de los trabajadores privados que hoy están en la informalidad y creando trabajo. Ese es el gran mandato social que debe cumplir el gobierno”, concluyeron.

En diálogo con Clarín, Sarghini agregó: “No queremos discutir más parches. Este nivel de informalidad no se sostiene más. Aunque en lo teórico la fórmula actual podría ser correcta, hacia donde va la economía va a ser un nuevo ajuste”. En ese sentido destacó que la fórmula que ellos proponen tiene garantía para las categorías más bajas para que funcione como “defensa” de los jubilados hasta que no se resuelva la cuestión de fondo.​

La decisión complica al oficialismo que necesita conquistar votos de bloques aliados para lograr el número necesario para aprobar el proyecto.

El Frente de Todos tiene 117 votos y necesita 12 más para alcanzar los 129 que le garantizan la aprobación segura. Sin los cinco lavagnistas y socialistas, y con los dos legisladores de Izquierda que consideran que la fórmula es un “saqueo” a los jubilados, serán clave los cuatro cordobeses que también integran el interbloque Federal junto a los dos justicialistas, Eduardo Bucca y Andrés Zottos y los 6 diputados del bloque Unidad y Equidad Federal que conduce el mendocino José Luis Ramón. (Por Jazmín Bullorini para Clarín // Imagen: Jorge Sarghini, vocero económico del bloque lavagnista. Foto: Martín Bonetto)

ADNbaires