El Frente de Todos convirtió en ley el Presupuesto y la prórroga de impuestos nacionales

La oposición no participó de la sesión en el Senado.

23
Compartir

Ambas propuestas fueron aprobadas por 37 votos a favor. El Gobierno volverá a tener presupuesto.

Con reproches a Juntos por el Cambio, el kirchnerismo aprobó este miércoles en el Senado el Presupuesto 2023 y la prórroga de un paquete de impuestos nacionales que contribuyen en más de un 30 %  al plan de cuentas del ministro de Economía, Sergio Massa. Ambas propuestas ya tenían la media sanción de Diputados por lo que se convirtieron en ley.

Tal como lo habían anunciado, los senadores de Juntos por el Cambio no bajaron al recinto para discutir las leyes económicas en repudio a la decisión del oficialismo de revalidar en el recinto las designaciones para el Consejo de la Magistratura, desoyendo el fallo de la Corte Suprema de Justicia que había anulado el nombramiento de Martín Doñate y criticado la división del bloque del Frente de Todos.

Sin voces de la oposición que cuestionen los impuestos nacionales ni el Presupuesto, la bancada oficialista recortó la lista de oradores y decidió que sólo un puñado de legisladores hablen durante el debate para elogiar las medidas propuestas en un contexto desfavorable por los efectos de la pandemia y la guerra entre Rusia y Ucrania, casi un clásico del kirchnerismo para justificar los vaivenes de la economía.

El giro lo dio un poco Juliana Di Tullio, a quien no le alcanzó el tiempo dedicado para criticar al Poder Judicial durante el tratamiento de las designaciones para el Consejo, que siguió luego durante la discusión del Presupuesto. Y en este contexto descargó contra la jueza María Eugenia Capuchetti, quien tiene a su cargo la causa por el atentado contra Cristina Kirchner.

“La deuda que nosotros consideramos ilegal e ilegítima, está en manos de la misma jueza que le negó a la vicepresidenta de la República ser recusada porque no quiere que sepamos los autores intelectuales y financiadores del intento de magnicidio”, se despachó la senadora en un recinto semi vacío por la ausencia de la oposición.

Pero no se quedó ahí ya que luego desafió a la magistrada “a ver si va a querer investigar la deuda que en este país tomó el ex presidente Macri, que lo confiesa abiertamente, es un crédito político que se lo dieron para ganar una elección que perdió. ¡Hay que ser bruto eh!”. Luego con ironía intentó disimular el exabrupto.

La discusión del Presupuesto llevó poco más de una hora y media y fueron solo cuatro los oradores durante el debate. Además de Di Tullio, expusieron los aliados Alberto Weretilneck y Clara Vega, mientras que el oficialista Ricardo Guerra inició el debate con los principales detalles de la propuesta.

Lo concreto es que el Senado pudo cumplir con lo pedido por Massa y aprobó la prórroga de un paquete de impuestos nacionales que vencían a fin de año y que fueron extendidos hasta el 31 de diciembre de 2027.

Entre los  impuestos están la prórroga del impuesto a los Bienes Personales, que desde sectores de la oposición buscaban modificar para retrotraerlo a 2019, como también la tasa sobre los créditos y débitos en cuenta corriente bancaria (impuesto al cheque), el adicional sobre el precio final de venta de cigarrillos; los impuestos del régimen de monotributo; y el de Capital de Cooperativas.

El Presupuesto 2023, que fue aprobado con 37 votos a favor, los mismos que dieron el quórum, tiene como puntos centrales la previsión de un gasto global de casi $29 billones, un déficit fiscal de 1,9%, una pauta inflacionaria de 60% y que destina 70% de sus recursos a rubros sociales.

En su tratamiento en Diputados, la oposición logró incorporar una “cláusula gatillo” que obliga al Ejecutivo a presentar una ampliación del presupuesto si la inflación supera la proyección del Gobierno. También se acordó fijar un piso de $ 85.000 millones para los subsidios al transporte del interior y se aumentó en más de $ 300.000 millones el total de las partidas para políticas sociales.

Entre los puntos polémicos que no pudo frenar la oposición en la Cámara baja  estaban la rebaja de Ganancias que el Gobierno acordó con los camioneros, ni tampoco la tasa fijada para los pasajes aéreos nacionales e internacionales que se creó para financiar el funcionamiento de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

(Por Gustavo Berón para Clarín // Imagen: El Senado aprobó el presupuesto y la prórroga de impuestos. Foto: Lucia Merle)

ADNbaires