“En 4 meses no armaron un plan para la salida ordenada de la cuarentena”

117
Compartir

El legislador y presidente de la Coalición Cívica bonaerense, Andrés De Leo, volvió a arremeter contra Axel Kicillof y le dedicó otro duro mensaje.

En medio del avance del coronavirus (Covid-19), el senador provincial y presidente de la Coalición Cívica provincial, Andrés De Leo, arremetió nuevamente contra el gobernador Axel Kicillof y señaló que “en casi 4 meses no existe un plan para abordar la pandemia ni programar una salida ordenada”.

“La gestión del Gobierno Provincial ha sido desafortunada en el manejo de la pandemia. Nunca convocó a una mesa plural e interdisciplinaria para afrontar la pandemia y a los efectos colaterales que conllevan el confinamiento”, apuntó el legislador de Juntos por el Cambio.

Además, De Leo agregó que “no habilitó en mayor medida a los intendentes que conocen mejor el territorio para la habilitación de protocolos y flexibilización de actividades y se resistió a la implementación masiva de testeos, rastreo y aislamiento de contagiados y de contactos estrechos”.

En ese sentido, las declaraciones del “lilito” tienen su correlato en el comunicado que emitió la Coalición Cívica en redes sociales, donde sostienen que la ex diputada nacional Elisa Carrió, tenía razón cuando denunció que La Matanza era “una usina de pobreza, consecuencia de los 35 años de intendencias peronistas”.

En paralelo, el texto agrega que actualmente son los curas de barrios populares de ese municipio y el obispo Dr. Héctor García quienes les reclaman al alcalde Fernando Espinoza y al Gobierno bonaerense, mayor presencia del Estado.

En tanto, el comunicado argumenta que los testeos son insuficientes y los contagios no son aislados, ya que hasta el momento es el distrito con mayor índice de letalidad de casos de Covid-19, y sostiene que tanto Espinoza como la vicegobernadora Verónica Magario y  Kicillof son responsables de esa situación.

“Kicillof miente cuando responsabiliza a la ex gobernadora de dejar tierra arrasada porque la realidad es que el sistema sanitario que recibió Vidal estaba devastado y durante cuatro años se realizaron inversiones y obras que permitieron mejorar el servicio, a pesar que falta aún mucho más”, manifestó De Leo.

Por otro lado, como adelantó Diputados Bonaerenses el mes pasado, desde el propio espacio que tiene como referente a Carrió, emitieron un durísimo comunicado en el que calificaron al gobernador como “el peor gobernador” y lo acusan de haber “dilapidado 100 días”.

El texto está firmado por la mesa provincial de la CC que preside el senador Andrés De Leo e integran otros pares legislativos. “Kicillof es el gobernador argentino que peor manejó la crisis del coronavirus. Su manejo de la pandemia en el conurbano fue infausto y las consecuencias en la Provincia no desentonaron”, aseguraron.

“Quedó evidenciado que a partir del 20 de marzo, todo ese tiempo que se suponía que iba a ser para ampliar el sistema sanitario y diseñar una estrategia para la post pandemia, no ha ocurrido, hubo un des-manejo en el Conurbano y 100 días después hubo que retroceder sin ninguna política pública paliativa o alternativa, la tardía e insuficiente aplicación de testeos, evidencia que no están debidamente contados los contagios”, dijo De Leo.

Por otro lado, el senador también hizo referencia a la situación sanitaria que se vive en el interior bonaerense, más precisamente a Bahía Blanca que confirmó a través del intendente Héctor Gay que endurecerán los controles, de modo que la ciudad del sur provincial se vio obligada a volver a Fase 3, ante la disparada de casos.

Bajo ese contexto, el legislador opositor por la Sexta sección electoral afirmó que “no veo que el retroceso a esa fase de la cuarentena en Bahía Blanca incida en la curva de contagios”. De hecho, aseguró que la medida “va a perjudicar a las actividades que vuelven a limitarse, pero no modificará la cantidad de contagiados”.

Así las cosas, De Leo dijo que lo que “minimizaría los costos” y frenaría el impacto de la pandemia de COVID-19 sería “tener el sistema sanitario preparado y aumentar los testeos, rastreos y aislamientos junto a una implementación de protocolos adecuados para el desarrollo de actividades económicas, sociales y culturales”.

Este retroceso en la fase, anunciado el pasado sábado por el secretario de salud de Bahía Blanca, Pablo Acrogliano, prohíbe las actividades de peluquerías y estéticas, servicio doméstico, obras privadas, ventas al por menor de textiles, venta presencial de indumentaria, calzado y juguetes, las salidas de esparcimiento y las actividades religiosas.

El funcionario detalló que 6 de cada 10 personas contagiadas son asintomáticas, por lo que el COVID-19 “solo se puede controlar con compromiso y dimensionando el peligro que corren personas de riesgo y adultos mayores”.

ADNbaires