La interna de JxC tras la invitación del Presidente.

85
Compartir

Las posturas enfrentadas de referentes del PRO y la Coalición Cívica. Quién terminó redactando el texto.

Cuando en un futuro se haga el repaso del comportamiento opositor en 2020, un capítulo podría titularse “Comunicados de Juntos por el Cambio. La interna”. El rechazo a la invitación inicial para tener un contacto online con el presidente Alberto Fernández tuvo su propia historia de debate y posturas encontradas, aunque mostró un avance: la discusión se sanó antes de sacar el documento y no generó una post pelea. A priori, además, dio un primer resultado: habrá finalmente encuentro, pero con condiciones que reclamó el espacio.

Según pudo reconstruir Clarín, el convite para charlar por zoom con Fernández tuvo una aceptación relativamente rápida del jefe del bloque de Diputados del PRO, Cristian Ritondo, y un rechazo inmediato de la Coalición Cívica, conducida por Maximiliano Ferraro. El origen de la invitación explica una parte de los posicionamientos: todo comenzó a través de un chat informal de Sergio Massa, el titular de la Cámara baja, de fluida relación con Ritondo. El ex ministro de Seguridad bonaerense era uno de los que el domingo a la tarde daba por confirmado el contacto con el Presidente.

El rechazo de la Coalición Cívica (CC) partía de un recuerdo vivo: en 2009, tras la derrota legislativa, Cristina Kirchner convocó a la oposición a discutir una reforma política, que terminó imponiendo algunos cambios reales, como las PASO, pero que siguió permitiendo artilugios electorales como las colectoras. Elisa Carrió fue una de las pocas que entonces no acudió a la invitación: dice que vio venir la tarjeta envenenada.

Hasta el domingo a la tarde, la CC esgrimía varios puntos para tampoco sumarse esta vez:

1) “Todavía no había ninguna invitación formal por parte de la Presidencia de la Nación.Sólo comentario/invitación del presidente de la Cámara de Diputados”.

2) “A los senadores nadie les había dicho nada, ni les había llegado invitación alguna”.

3) “Para este tipo de encuentros siempre es bueno poder conocer la agenda, los temas a tratar. Es lógico y serio que así sea. No se trata de ir a tomar un café”.

4) “Siempre hay que estar dispuesto a dialogar. Así lo hicimos en los dos anteriores encuentros y en el Congreso. Pero el diálogo en primer lugar se debe dar en los espacios donde corresponde y deben ser: en el Parlamento o entre los que tienen responsabilidad de gestión”.

5) “Sin desmerecer y desconocer al resto de la representación parlamentaria, creemos que debe existir y haber una consideración especial con JxC. Por la cantidad de diputados y senadores que tiene y porque también JxC tiene una agenda y sus propias preocupaciones y temas. Representa el 41 % de los votos”.

También en la CC transmitían cierto enojo por lo que consideran un doble discurso: “A veces es un poco contradictorio lo que dice el Presidente o su intención y lo que esgrimen funcionarios de alto nivel del gobierno”. Se referían a las descalificaciones que habían recibido la protesta del 9 de julio y el ex presidente Mauricio Macri por parte de Santiago Cafiero, jefe de Gabinete; y Juan Pablo Biondi, el vocero de Fernández.

El canal informal que había elegido Massa para convocar a los diputados opositores había generado un reclamo casi unánime en los referentes de JxC, no sólo de la Coalición. También había consenso en que sea una reunión exclusiva y con los representantes del Senado, como terminaría ocurriendo.

Esto se discutió en otro zoom el domingo a la tarde. Y de ahí salió el comunicado de la noche. Como para mostrar consenso total, lo terminó redactando un radical, el senador Martín Lousteau. Es de los que hace equilibrio en pos de una construcción más moderada, ante lo que prevé una mayor kirchnerización de Alberto Fernández. (Por Eduardo Paladini para Clarín // Imagen: Cristian Ritondo, Mario Negri y Maxilimiano Ferraro, en la reunión del interbloque de Diputados de Juntos por el Cambio, a fines de abril.)

ADNbaires