Legisladores bonaerenses que se juegan sus bancas en 2019.

91
Compartir

EN DIPUTADOS
A menos de dos semanas de la apertura de sesiones, la Cámara baja empieza a tomar volumen político en lo que será un año marcado por las negociaciones, las candidaturas y la poca actividad legislativa. El escenario.

A doce días de la cuarta apertura de sesiones que realizará María Eugenia Vidal desde que ocupa el sillón de Dardo Rocha, la Cámara de Diputados bonaerense empieza a tomar temperatura al ritmo de la paritaria docente, en lo que será un año marcado por la campaña electoral, de poca actividad legislativa, pero con una intensa rosca política.

La Cámara baja ingresará en una frenética etapa donde la pelea para definir el futuro de las 46 bancadas que se pondrán en juego en estas elecciones estará a la orden del día. En este sentido, la dinámica será igual para todos los espacios políticos, que arriesgan preciados escaños y a muchos de sus alfiles.

La fuerza que más bancas expone es el frente Cambiemos con 21, la sigue Unidad Ciudadana con 11, el Frente Renovador con 7, el Frente Amplio Justicialista con 4, y luego con una se amontonan el espacio “de los intendentes” y los unibloques de Fabio Britos, y de Patricia “Colo” Cubría.

Si en cambio el corte se hace por sección electoral, por la primera se jugarán 15 bancas con 4.506.950 votantes habilitados, por la cuarta 14 con 510.081 electores, por la quinta 11 con 1.178.502 ciudadanos aptos para sufragar y finalmente por la séptima se pondrán en disputa 6 escaños, con 266.354 votantes –según los padrones de 2017.

En este sentido, las pulseadas más duras las afrontarán Cambiemos, donde el PRO deberá conciliar con la UCR, discusión que tendrá de fondo la hoy puesta en duda vice gobernación, y el bloque de Unidad Ciudadana, que dependerá la interna que resuelva el kirchnerismo, con los intendentes del interior y el grupo que lidera Martín Insaurralde.

Por otra parte, se descarta que todos los espacios sufriran bajas, que se canalizaran en desplazamientos hacia los municipios, en el caso del oficialismo a la estructura del Gobierno bonaerense y también habrá candidatos a disputar comunas.

En esta categoría se anotan, Maxilimiano Abad, Guillermo Castello, que disputarán la feroz interna oficialista en Mar del Plata, el massista Juan Adreotti que buscará reemplazar a su padre en San Fernando, su par Jorge D’onofrio anunciado para la gobernación, y por el lado del kirchnerismo, Juan Debandi en Tres de Febrero y Mariano Pinedo, que ya se anotó para reemplazar a Francisco “Paco” Durañona.

EN EL SENADO

Al igual que en Diputados Cambiemos es la fuerza que más arriesga, seguido por Unidad Ciudadana. Los que suenan para irse, los que se quedan y los que pelearán en sus pagos chicos.

Aunque el período legislativo de la provincia de Buenos Aires recién quedará inaugurado formalmente el viernes que viene, cuando María Eugenia Vidal pronuncie su cuarto discurso en el recinto de de la Cámara de Diputados, los senadores bonaerenses se encuentran en “modo rosca” desde hace varias temporadas.

Es que, como ocurre en cada elección la Cámara de Senadores renovará 23 de sus bancas, esto es la mitad exacta de su composición. Al igual que en Diputados, Cambiemos será el espacio que más escaños arriesgue (13), seguida por Unidad Ciudadana (7), el Frente Renovador (2) y el bloque de los intendentes (1).

Si bien las diferentes fuerzas políticas afirman que “todavía no hay nada definido”, con números en la mano sacan cuentas, pulsean nombres con los aliados y definen estrategias. En este sentido, la Cámara Alta ya transita una frenética etapa que definirá quienes serán los elegidos para pelear por los 23 valiosos escaños.

Por el lado de Cambiemos, los que suenan con fuerza para despedirse de la actividad legislativa son los platenses Pilar Ayllón y Juan Pablo Allan y los “lilitos” Andrés de Leo y Elisa Carca. Otros que se anotan en el mismo pelotón son Lorena Petrovich, Eduardo Schiavo, Felicitas Beccar Varela y Leandro Blanco.

En Unidad Ciudadana uno de los espacios asegurados para la renovación será el de Jorge “Loco” Romero que tiene sus días contados por una denuncia de intento de abuso que realizó una ex militante de La Cámpora. Por otra parte, se estima que Federico Susbielles sea parte de la interna por la intendencia de Bahía Blanca.

En tanto, uno de los que tienen intenciones de renovar su banca es el ex secretario de Seguridad, Sergio Berni. “Está claro que no va a ser candidato a Gobernador, seguramente este jugando para conservar el lugar”, dijeron a Diputados Bonaerenses desde el entorno del kirchnerismo parlamentario.

En cuanto al Frente Renovador, ambos senadores, Fernando Carballo y José Luis Pallares, tienen más chances de irse que de quedarse. Por último, el bloque de los intendentes tendrá que definir la situación del Darío Díaz Pérez a quien parecen escapárseles las chances de disputar en su pago chico.

ADNbaires