LEGISLATURA: el Senado pide sesiones presenciales para el Presupuesto

57
Compartir

Roberto Costa pidió revisar la cantidad de legisladores que pueden sentarse en sus bancas en el recinto y propuso dejar sólo a los que integran grupos de riesgo de manera virtual.

El presidente del bloque de senadores de Juntos por el Cambio (JxC), Roberto Costa, Formalizó el planteo de rever el esquema mixto que convinieron con el Frente de Todos (FdT) para sesionar durante la pandemia de COVID-19.

La modificación del reglamento del Senado bonaerense que se aprobó dos meses después de decretada la cuarentena habilita el trabajo remoto pero, en rigor, no precisa cuántos legisladores debe haber presentes en el recinto.

Como acuerdo político entre las dos bancadas se resolvió que sólo ocupen sus bancas las autoridades de la Cámara presidida por Verónica Magario y los presidentes y vices de bloque. Ese es el punto que pidió revisar Costa.

“Siempre dejamos en claro las dos bancadas en la labor parlamentaria ibamos a decidir la cantidad de legisladores que iban a estar presentes en el recinto”, sostuvo Roberto Costa.

En la turbulenta sesión de hace dos semanas el titular de la bancada de JxC ya se había quejado porque el teléfono le “explotaba” con mensajes de sus pares por las reiteradas dificultades técnicas que se vienen evidenciando en la Cámara alta.

Este jueves que pasó los senadores opositores volvieron a protestar por los inconvenientes en el soporte teconológico. “Creo que con estos reclamos vamos a tener que hacer utilización de esa modificación de acuerdo a lo que realmente expresaba”, advirtió Costa.

Entre los motivos, el senador esgrimió que “como ya sabemos que vienen proyectos importantes entre ellos el tratamiento del proyecto de Presupuesto muy pronto, así lo planteó el Gobernador”.

El esquema que planteó Costa es que participen de las sesiones de manera telemática los legisladores que integren los grupos de riesgo o “que así lo deseen” pero que el resto pueda estar presente en el recinto.

“Utilicemos la creatividad a lo mejor podemos pedir prestado el recinto de Diputados para que cuando vengan esas sesiones importantes los que quieran estar presentas puedan hacerlo. Uno responde al mandato de los pares”, sentenció.

Enseguida, llegó la respuesta del jefe del bloque del FdT, Garvasio Bozzano, que motivó el fastidio de la presidente del Senado, Verónica Magario. “No tenía pensado hablar y su cara lo demuestra también”, dijo el camporista.

Bozzano si bien admitió que el tema es “bueno discutirlo y plantearlo” adelantó la negativa de la bancada oficialista al señalar que “hay dificultades más grandes (que las tegnológicas) como lo es el coronavirus”.

“Juan de Jesus padre esta internado por estos momentos víctima de esta enfermedad a quien le mandamos un gran abrazo. Esto no paso y sigue estando el mismo problema”, argumentó el senador de la Quinta.

Para cerrar, Bozzano insistió en que “son entendibles las dificultades técnicas pero las sanitarias deben ser primordialmente atendibles”.

QUÉ DICE EL REGLAMENTO

Tal como publicó Diputados Bonaerenses, el 14 de mayo pasado los senadores sacaron del letargo a la Cámara alta con la aprobación de las modificaciones al reglamento interno.

En concreto incorporaron cuatro articulos al texto que guía el procedimiento parlamentario en la Cámara alta y introdujeron cambios a otros tres, entre ellos también se habilitó al fncionamiento remoto de las comisiones.

Un dato no menor es que la reformulacón del artculo 18 hace lugar al planteo opositor de buscar otro espacio alternativo para poder llevar adelante las sesiones ante “causas graves”.

Otro aspecto importante es que el artículo 117 bis incorporado con los cambios señala que “la comisión de labor parlamentaria establecerá para cada sesión, la cantidad mínima de senadores y autoridades, cuya presencia será obligatoria e indispensable”.

Es decir que lejos de las varias disputas de interpretación del reglamento que protagonizaron las bancadas en los últimos meses, en este caso parece ser bastante clara la redacción.

Pese a esto en un Senado donde la pulseada política está al rojo vivo y las relaciones quedaron todavía más resentidas tras la aprobación de los 41 pliegos judiciales, habrá lugar para una nueva pelea.

ADNbaires