LEGISLATURA: Polémica por la expropiación de un galpón cultural.

38
Compartir

Hay versiones cruzadas y duras acusaciones por el proyecto de ley que se debate en la comisión de Tierras y Organización territorial. La oposición pide citar al intendente.

Un proyecto que se debate al interior de la comisión de Tierras y Organización territorial de la Cámara de Diputados provincial despertó una gran polémica en las calles de un pueblo bonaerense, incluso se llegó a convocar una marcha en plena vigencia de la cuarentena.

Se trata del proyecto de expropiación de un galpón que funciona como espacio cultural en la localidad de Rivadavia, donde está instalada la cooperativa La Comunitaria, que pertenece a la CTEP y que el intendente local de Juntos por el Cambio, Javier Reynoso, calificó como “un robo” a favor de “estructuras paraestatales”.

El proyecto en cuestión pertenece al exdiputado Avelino Zurro y ahora siguió su recorrido legislativo en la Comisión que, justamente, comanda la diputada del Movimiento Evita y dirigente de la CTEP, Patricia Cubría. Allí, los diputados de Juntos por el Cambio frenaron el tratamiento y pidieron convocar al jefe comunal.

“Estoy solicitando a la Comisión de Tierras de la Cámara de Diputados de la Provincia ser escuchado ante el absurdo e insólito proyecto que tratarán, para lo cual no recibí notificación ni aviso”, dijo Reynoso a través de las redes sociales, donde manifestó su descontento con la expropiación.

Daniel Lipovetzky, Valentín Miranda y Catalina Buitrago, los referentes de la oposición al interior de la Comisión, manifestaron la necesidad de contar con el testimonio de Reynoso antes de dar el visto bueno al proyecto que desató la polémica.

Pero desde el lado de la cooperativa, una organización que lleva cerca de 12 años de trabajo en el ámbito de apoyo social, cultural y comunitario en la región, enfatizaron sobre la idea de que se trata de una campaña sucia por parte del alcalde para confundir a los vecinos.

“El Municipio intenta crear algo falso porque lo que pedimos es que se respete el comodato sobre el galpón donde funciona el teatro, al lado hay un edificio histórico donde se hizo la Casa de la Cultura, nosotros no lo pedimos, no está dentro del proyecto, no hablamos de esa casa pero el Intendente plantea que la queremos expropiar para confundir a la sociedad”, dijo el presidente de La Comunitaria, Diego Pallero en diálogo con Diputados Bonaerenses.

En Rivadavia, la noticia se difundió rápido y generó una gran división entre los habitantes del pueblo. Por un lado, quienes apoyan a los integrantes y el trabajo de La Comunitaria, por el otro, quienes no quieren que la Casa sea expropiada y por eso organizaron una movilización en plena cuarentena.

“Ese proyecto plantea la expropiación al pueblo de Rivadavia de todo el predio de la Ex Casa Aguirre, donde hoy funcionan la Casa de la Cultura y la Escuela de Idiomas, para otorgárselo al dominio privado de la Comunitaria”, siguió Reynoso, que hasta acusó de “fascistas” a los integrantes de la cooperativa.

Hasta el momento, la organización funciona allí gracias a un contrato de comodato que tienen con las autoridades municipales pero el mismo tiene una cláusula muy particular, ya que señala que de renovarse el mandato del alcalde, automáticamente se renueva el contrato. Eso mismo ocurrió en octubre, pero el acuerdo quedó en suspenso.

“Aparece todo junto porque es el mismo terreno pero después se puede hacer una división, solo queremos el galpón. Incluso plantean hacer una marcha en defensa de la Casa, es un disparate, una irresponsabilidad del Intendente. Hace más de 4 años pedimos reunirnos para solucionar el tema, le mandamos infinidad de cartas pero no nos recibe”, señaló Pallero.

La organización realiza su trabajo en media docena de localidades y parajes al interior del partido de Rivadavia y otras cinco en la provincia de La Pampa. En el territorio bonaerense, funcionan como grupo cultural y en particular en el ámbito teatral desde hace unos siete años.

El galpón lo ocuparon y reacomodaron en acuerdo con el intendente anterior a Reynso, que pertenece a su mismo espacio político, Sergio Buil, pero en ese momento fue un acuerdo “de palabra”, por lo que la organización pidió firmar un comodato para tener una garantía de permanencia.

“El Intendente plantea confundir a la sociedad, acá quedó una comunidad muy enfrentada, nosotros no queremos ese edificio, el intendente nos acusa de cosas terribles, llegó a tratarnos de fascistas, somos una organización que trabaja hace más de doce años, trabajamos con asistencia a la comunidad y obvio que quiere destruir todo eso con mentiras. Esto no es algo nuevo, pero genera idas y vueltas en la comunidad, son pueblos muy chicos y es una pena que pase esto”, destacó el joven.

Por su parte, Reynoso aseguró que esta denuncia es para protección de los bienes públicos y expreso que “es mi obligación advertir y proteger a mi pueblo, para que no se avasallen sus derechos, y su patrimonio no quede en manos de unos pocos. Para proteger las instituciones y la democracia. Somos un ejemplo en instrumentos de democracia directa. No podemos perder esa conquista”.

En el proyecto en cuestión, Zurro señala que existen unos cinco espacios en la localidad que pueden ser destinados a la construcción y puesta en marcha de una residencia universitaria y que el desalojo de La Comunitaria afectaría el trabajo de unas 400 personas y la asistencia de los vecinos a los más de 20 talleres culturales que funcionan allí.

“Él plantea hacer una residencia estudiantil, a nosotros nos parece bien pero en Rivadavia ya hay algunos lugares destinados para eso y este espacio, que estaba abandonado y el Municipio tendría que hacer una gran inversión para adaptarlo, nosotros lo reacomodamos para hacer algo cultural porque ya tienen una residencia sin usar”, dijo Pallero.

ADNbaires