Los suegros de Massa, vacunados VIP

También el padre el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación.

6
Compartir

Fernando Galmarini y Marcela Durrieu, los suegros del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se vacunaron contra el coronavirus, según quedó asentado en los registros el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino, SISA. Galmarini y Durrieu son los padres de Malena Galmarini, la presidenta de Aysa, esposa de Massa. También vacunaron al padre de titular de Diputados.

La titular de Pro, Patricia Bullrich, dio a conocer, vía Twitter, que ambos estaban vacunados (refiriéndose en este caso a los suegro de Massa). LA NACION accedió a documentos oficiales que corroboran que ambos se aplicaron la Sputnik V.

Durrieu, de 70 años, recibió la primera dosis el 22 de enero y la segunda, el 11 de febrero. Fue registrada la primera vez en la base de datos oficial como “persona de 60 o más años” y la segunda, como “personal de salud”. Durrieu es médica especializada en Salud Pública y fue concejal en San Isidro por el Frente Renovador, que encabeza su yerno.

Fernando “El Pato” Galmarini también tiene un pasado ligado a la política: fue secretario de Deportes durante el menemismo. De 78 años, fue vacunado en la misma fecha que su esposa. En este caso fue a la inversa: la primera vez lo cargaron como “personal de salud” y la segunda, como “persona de 60 o más años”.

En enero ya había vacunados VIP. Lamento que el Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, haya utilizado su cargo para vacunar a sus suegros cuando solo le correspondía al personal de salud. ¡Presidente Fernández no es un error es un sistema de privilegios del poder!pic.twitter.com/jCvbvxKx3E&- Patricia Bullrich (@PatoBullrich)February 22, 2021

En su cuenta de Twitter, Patricia Bullrich afirmó: “En enero ya había vacunados VIP. Lamento que el Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, haya utilizado su cargo para vacunar a sus suegros cuando solo le correspondía al personal de salud. ¡Presidente Fernández no es un error es un sistema de privilegios del poder!”, afirmó. (Por Por: Mariela Arias para La Nación)

ADNbaires