Negociación de la deuda: el Gobierno logró dictamen para la ley.

74
Compartir

Buscará mañana un mayor respaldo en el recinto de la Cámara de Diputados.

En un plenario de comisiones quedó habilitado el tratamiento de la “ley Guzmán”. Parte de la oposición acompañaría pero aún analizan las condiciones.

El Gobierno logró dictamen de comisión para el proyecto de ley que respaldará la negociación de la deuda. En el plenario de comisiones de Finanzas y Presupuesto y Hacienda hubo diez oradores, una corrección aceptada por el oficialismo y un dictamen oficialista que no lleva la firma de Juntos por el Cambio.

No significa sin embargo que mañana en el recinto de la Cámara de Diputados no haya más adhesiones, la oposición negocia ayuda para algunas provincias endeudadas y promete en voz baja acompañamiento en un tema que consideran debe mostrar a los políticos unidos frente a los acreedores.

Antes de la reunión en el edificio Anexo hubo un encuentro entre los gobernadores de Juntos por el Cambio y las autoridades de su bloque. Estuvieron el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y los mandatarios Rodolfo Suárez (Mendoza); Gustavo Valdés (Corrientes); Gerardo Morales (Jujuy); el presidente de la UCR y diputado Alfredo Cornejo y los diputados Mario Negri; Maximiliano Ferraro y Alvaro Gonzalez, por la UCR, la Coalición Cívica y el PRO. Todos se trasladaron luego de la oficina de Mario Negri a la presidencia donde se reunieron con Sergio Massa.

Avanzada la charla se sumó Máximo Kirchner, jefe del bloque del Frente de Todos. En el intercambio los opositores pidieron ayuda para la deuda de las provincias con distintos organismos del Estado nacional, ayuda con las tasas e incorporar en la ley las deudas provinciales. Massa y Kirchner coincidieron en que no era posible poner en el texto esas demandas y que no las aceptaría el ministro de Economía Martín Guzmán. Prometieron en cambio hacer gestiones para ayudar a los gobernadores.

Sergio Massa recibió a los gobernadores radicales Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Rodolfo Suárez; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los jefes del interbloque opositor, Mario Negri y Maximiliano Ferraro

Sergio Massa recibió a los gobernadores radicales Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Rodolfo Suárez; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los jefes del interbloque opositor, Mario Negri y Maximiliano Ferraro.

Después de la conformación de la comisión de Finanzas que designó a Fernanda Vallejos como su presidenta y del enroque en Presupuesto donde asumió la presidencia Carlos Heller en lugar de Darío Martínez que pasará a Energía, hubo un debate que aunque reflejó diferencias también dejó a los funcionarios del Ejecutivo la sensación de que habrá acompañamiento. Es que para despejar dudas expusieron el subprocurador del Tesoro Nacional, Sebastián Soler; Cristian Dellepiane, asesor legal del Ministerio de Economía y Fernando ´Chino´ Navarro, secretario de Relaciones Institucionales con el Congreso. Por pedido opositor Soler hizo una consulta y tras agradecer la corrección, aceptó en nombre del Gobierno el cambio de una sola palabra (“externa”) que podía generar confusiones. Fue la única modificación.

Hubo también algún reclamo por la ausencia del viceministro de Economía mientras Guzmán se encuentra en Nueva York. Y varias veces se aclaró que no estaba en discusión la oferta que hará Argentina a los acreedores sino las facultades y condiciones que se deberán cumplir.

El dictamen a favor del proyecto de ley de Restauración de la Sustentabilidad de la Deuda Pública Externa tuvo 43 firmas, 27 de Presupuesto y 16 de Finanzas. Acompañaron diputados cercanos que no integran el Frente de Todos como Eduardo Bucca y José Luis Ramón del Bloque Federal y de Unidad Federal para el Desarrollo.

Tras dos horas y 50 minutos de consultas y debate hubo un virtual consenso aunque no haya quedado estampado con firmas. Oficialismo y oposición siguen en conversaciones. El ala menos dura de Juntos por el Cambio estaría dispuesta a acompañar la iniciativa en la cámara de Diputados para permitirle al Gobierno que tenga más de 200 votos a favor y respaldo frente a los acreedores. La idea, tal como lo expresaron algunos radicales y Elisa Carrió, es “acompañar” y dar “legitimidad” a las futuras negociaciones. A cambio piden ayuda para las provincias y reclaman contra algunos gestos que entienden son “discrecionales”. (Por Analía Argento para Infobae)

ADNbaires