Rovella: “Las autoridades pertinentes van a tener que dar explicaciones”.

141
Compartir

Lo dijo el diputado radical por los cuadernillos escolares que reparte el Gobierno.

Luego de conocerse la confección de 18 millones de cuadernillos escolares por parte del Gobierno, a través del Ministerio de Educación, que ya comenzaron a repartirse, en los cuales se incluyen actos del gobierno de turno, el diputado de la UCR/JxC, Diego Rovella, que fuera en su anterior gestión legislativa Presidente de la Comisión de Educación de la cámara baja, señaló que “las autoridades pertinentes van a tener que brindar una clara explicación de estas acciones que lesionan a las libertades individuales de los ciudadanos, a esa libertad de conciencia que se debe tener para que uno pueda desarrollar su propio intelecto, lo que es mucho más importante cuando se trata de niños, niñas y  adolescentes”.

En este marco, el legislador oriundo de La Plata agregó que “nos sorprende este intentp de propaganda escolar, que lamentablemente nos trae recuerdos de una época no muy lejana donde también  realizaban este tipo de prácticas””.

“Este tipo de acciones se asemejan mucho a un intento de adoctrinamiento en las escuelas, lo que  seria un golpe bajo a la educación, a la sociedad en su conjunto, a los valores éticos y morales de una república. Veremos la reacción de los padres, de los docentes, de los dirigentes que se dicen democráticos. Será una buena manera de ver , otra vez, quién es quién en este bendito país, y qué quiere para las futuras generaciones”, enfatizó, Rovella.

Y agregó: “Podemos discutir un montón de cuestiones, pero los chicos no se manchan. Ahí tenemos que estar todos de acuerdo y generar políticas que se alejen de los gobiernos de turno para que sean transformadoras de verdad, con el objetivo puesto en un futuro que ya llegó. Esos 400 millones de pesos que gastaron para la confección de los cuadernillos , incluyendo a los fondos que aportó UNICEF, podrían haberse gastado en material didáctido, o mejor aún, en tecnología”, cerró el diputado radical.

ADNbaires