Se viene el debate en el Congreso por nuevas universidades nacionales en Provincia

21
Compartir

Estarían en el Delta, Pilar, Saladillo, Cañuelas y Ezeiza. Además, avanzan la de Madres de Plaza de Mayo, Río Tercero y Paraná. Este martes habrá una reunión en Diputados para tratar el tema.

Hay discusiones que se dan en la Argentina que difícilmente se produzcan en otros países. Por ejemplo, la creación de nuevas universidades. En el mundo, es muy poco probable que se escuchen voces en contra, pero aquí despiertan suspicacias, sobre todo después de las 17 que creó el kirchnerismo en su anterior período de gobierno -muchas de ellas en el Conurbano-, que generaron polémica.

Ahora, cuando se termina el gobierno de Fernández avanzan en Diputados proyectos para la creación de ocho nuevas universidades nacionales. Cinco de ellas en la Provincia: en Pilar, Delta, Saladillo, Cuenca del Salado (Cañuelas) y Ezeiza. Las tres primeras ya tienen dictamen de comisión y este jueves serían tratadas y aprobadas en el recinto. Se estima que luego pasarán al Senado, también sin mayores inconvenientes.

Las otras dos buscarán tener dictamen este martes en la comisión de Educación junto a otras tres fuera de la Provincia: la Universidad Nacional de Madres de Plaza de Mayo (en CABA) la de Río Tercero (Córdoba) y Paraná (Entre Ríos). En estos momentos hay 58 universidades nacionales en el país. De avanzar todos los proyectos, se sumarían ocho más.

La polémica esta vez se produce porque donde se generó una grieta es en la oposición, sobre todo en cuanto a los tres proyectos que ya tienen dictamen, y que ya recibieron la aprobación del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN).

Mientras que los radicales de Evolución (espacio de Martín Lousteau) apoyan su creación -incluso una de esas universidades (Saladillo) fue propuesta por Emiliano Yacobitti, de ese sector-, los del PRO y la Coalición Cívica están firmemente en contra. De hecho, el diputado Maximiliano Ferraro (CC) fue el encargado de escribir los argumentos de oposición en los dictámenes. No se sabe qué posición tomará el resto del radicalismo.

Desde el sector de Evolución destacan la necesidad de avanzar en las universidades nacionales de Delta, Pilar y Saladillo porque, afirman, contribuirán al desarrollo de esas regiones, las propuestas son pertinentes al territorio y respondan a las necesidades de esas sociedades.

“Estamos a favor de las tres universidades ya aprobadas en comisión. Hay una clara pertinencia desde el punto de vista productivo”, le dijo a Clarín Danya Tavela, diputada por Evolución y exsecretaria de Políticas Universitarias durante el gobierno de Cambiemos.

La diputada Danya Tavela, en un acto junto a Facundo Manes.

La diputada Danya Tavela, en un acto junto a Facundo Manes.

“Además, en esas regiones ya vienen funcionando distintos centros universitarios de otras instituciones. Esas ofertas son privadas o las costean los municipios y hacen que no sean sostenibles en el tiempo, porque su apoyo depende del gobierno municipal de turno”, agregó Tavela.

Quienes se oponen apuntan a la falta de una planificación integral del sistema y a la inconveniencia de hacerlo ahora, en este contexto de crisis económica, entre otras razones.

“No es una prioridad crear universidades en contexto de reducción presupuestaria y retroceso de la calidad de la educación obligatoria. La asignación de recursos tiene que ser más eficiente. Respecto a los circuitos legales para la creación de universidades no se respetan ni las áreas de vacancia ni los informes del CIN”, le dijo a Clarín Maximiliano Ferraro.

Agregó que “hoy en Provincia hay 24 universidades nacionales, más estas que se pretenden crear (pasarían a ser 29) y a eso sumale los 178 institutos superiores de formación docente más los de formación técnica. Todo esto tiene que ser repensado”.

“Lo que está en duda es que los argumentos que se fundamentan vayan a ser alcanzados con la creación de una nueva universidad, y no con la potenciación y expansión de las instituciones superiores existentes en la Provincia. Al mismo tiempo el diseño académico no presenta estrategias que garanticen el desarrollo de la región ni la inclusión de los jóvenes en la educación superior”, escribió Ferraro en el dictamen.

Sabrina Ajmechet, diputada del PRO, pone el acento en la cuestión económica. “¿Estas universidades significan un aumento para la partida de universidades? Si no aumenta, tenemos el problema de universidades desfinanciadas, un populismo universitario que tendió a abrir una tras otra sin planificación y como respuesta a voluntades políticas muy ligadas a determinados intendentes y exintendentes y estamos en un punto en el qué hay que ordenar esto. Por otro lado, si se aumenta la partida, es dinero que se le quita a la educación obligatoria y acá hay que hablar claramente: la mayoría de los chicos no están llegando a la universidad, solo 16 cada 100 terminan a tiempo y en forma el secundario”.

Diputado Maximiliano Ferraro (CC). En contra de la creación de nuevas universidades. Foto: Andres D'Elia

Diputado Maximiliano Ferraro (CC). En contra de la creación de nuevas universidades. Foto: Andres D’Elia.

Tavela afirma que en los primeros 4 años el gasto es mínimo. “Es el tiempo en que se desarrolla el proyecto, que tiene que ser aprobado por la CONEAU, luego el Ministerio nombra a un rector normalizador, se escriben los estatutos. Se estima unos $ 100 millones en los primeros dos años”.

Con respecto a las sospechas de “cajas políticas para la militancia” -otro argumento de los que se oponen-, Tavela dice que no es lo que ella vivió en sus años de especialización en el tema universitario. “Hay más prejuicio que realidad”, dice.

“Fui clara en el grupo de Juntos por el Cambio respeto la posición de ellos. No tenemos diferencia de diagnóstico, pero sí en cómo avanzar en un sentido u otro. Nos proponemos resolver crisis coyunturales y para eso vamos a necesitar la formación de capital humano, pensando en nuevas lógicas de formación que existen ahora”, dice Tavela.

En esto Ajmechet coincide. “Entiendo que en JXC todos compartimos la necesidad de hacer un mapeo completo que nos dé información suficiente como para poder planificar nuevas universidades. En este caso vamos a votar diferente, pero yo lo que valoro es esa coincidencia programática central”.

Los proyectos
La Universidad Nacional del Delta estará ubicada en Tigre (donde estará el rectorado), Escobar y San Fernando. Impulsada por Sergio Massa y la diputada Alicia Aparicio (esposa del exintendente de San Fernando Luis Andreotti), propone la formación de carreras orientadas turismo, cultura, desarrollo humano, medioambiente y producción.

La de Pilar abarcará esa localidad y otros 15 municipios. Según el proyecto, estará orientada al desarrollo productivo, tecnológico y humano.

Impulsada por Yacobitti, la de Saladillo estará en esa localidad y 14 municipios adyacentes. La oferta académica está vinculada a la región: ciencias agropecuarias, ciencias básicas, aplicadas y tecnológicas.

Los cinco proyectos que hoy buscarán dictamen son:

–Madres de Plaza de Mayo. Impulsada por Hugo Yasky y otros diputados del oficialismo, consiste en cambiarle el rango al actual Instituto de las Madres, que depende del Ministerio de Justicia nacional. De convertirse en universidad nacional, pasará a depender del Ministerio de Educación y tendrá autonomía. Sería la segunda universidad nacional en Capital, después de la UBA. Hoy el Instituto de Madres da carreras en las áreas de ciencias sociales: derecho, historia, trabajo social y comunicación. Mantendrá ese perfil.

La sede del Instituto universitario de Madres de Plaza de Mayo. Foto Lucia MerleLa sede del Instituto universitario de Madres de Plaza de Mayo. Foto Lucia Merle.

–Ezeiza. Otra que cambiará a su formato institucional, pero en este caso pasaría de universidad provincial a nacional. Abarca una gran cantidad de carreras, desde negocios hasta ciencias jurídicas, sociales o de salud, entre otras. El proyecto fue impulsado por Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán, entre otros dirigentes.

La Universidad de Ezeiza, durante un acto en 2011. Foto: Juano Tesone.La Universidad de Ezeiza, durante un acto en 2011. Foto: Juano Tesone.

–Cuenca del Salado. Tendrá su sede en Cañuelas. Fue impulsada por la exdiputada del FdT Daniela Vilar.

–Río Tercero (Córdoba). Hay dos proyectos. Uno de la dirigente de JxC Gabriela Brouwer de Koning y el otro de la peronista Gabriela Beatriz Estévez. En ambos casos, el objetivo apunta a lograr una reparación histórica tras la explosión de 1995.

–Juan Laurentino Ortiz. En Paraná (Entre Ríos), proyecto de Blanca Osuna, del FdT y exintendente de Paraná . Educación, arte y cultura y psicología, entre los campos de estudio.

(Por Ricardo Braginski para Clarín)

ADNbaires