Agenda presidencial pospandemia: blanqueo de capitales y revisión de la Corte.

282
Compartir

Alberto Fernández tuvo una reunión virtual con integrantes de Grupo de Puebla.

La agenda pospandemia que elabora el Gobierno va más allá de un conjunto de medidas para reactivar la economía: en el final de una semana en la que procuró retomar la iniciativa política, el Presidente da los últimos retoques a un plan de segundo semestre, que incluye un nuevo blanqueo de capitales, una fórmula de movilidad jubilatoria y la creación de una “comisión de notables” que analizará, entre otras cosas, la “composición” de la Corte Suprema . La información fue revelada ayer por el sitio El Destape y fue corroborada hoy por la Casa Rosada, que hizo circular un punteado con las medidas en estudio.

Muchas de las iniciativas se traducirán en proyectos de ley, que Alberto Fernández enviará al Congreso después del 17 de julio, cuando termine la cuarentena estricta que rige en el área metropolitana y en la ciudad de Resistencia. La consolidación de la nueva agenda del Gobierno es, explican en la Casa Rosada, una continuidad del acto que el Presidente encabezó ayer en la residencia de Olivos, con gobernadores, sindicalistas y empresarios.

El blanqueo de capitales, una idea que Fernández nunca había deslizado desde que llegó a la Casa Rosada, apunta a complementar la moratoria que anunció el Gobierno esta semana, dijeron a LA NACION en el entorno del Presidente . La medida busca repatriar capitales que se vuelquen de manera exclusiva en sectores con alto impacto en la creación de empleo, como por ejemplo, la construcción. La idea se la acercaron a Fernández empresarios de ese rubro en las últimas semanas.

La nueva fórmula jubilatoria es una deuda pendiente. El Gobierno suspendió el índice de movilidad en diciembre, como parte de la ley de emergencia, y desde entonces decidió dos aumentos de jubilados y pensionados por decreto, en marzo y junio. El Presidente pretende que el aumento de septiembre ya se pague con la nueva fórmula aprobada por ley. Pero la comisión que lidera el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, no tiene plazos ciertos para terminar de elaborar el nuevo índice. La nueva fórmula resultará de una combinación entre la recaudación de la Anses y la evolución de los salarios en blanco . Pero resta definir la letra chica. “Los indicadores económicos hoy están destruidos. Es muy difícil avanzar en este contexto”, indicaron en la Casa Rosada, ante la consulta de LA NACIÓN, por lo que es incierto que lleguen a pagar en septiembre con el nuevo índice. En ese caso, el Presidente deberá apelar nuevamente a un decreto.

La posibilidad de reformar la composición de la Corte Suprema es otra novedad que promete generar mucho ruido. Será un complemento de la reforma judicial que el Gobierno enviará en diez días al Congreso, detalle el borrador que difundió la Casa Rosada. La revisión del funcionamiento del máximo tribunal se dará a partir de un decreto para la creación del “Consejo de Mejoramiento de Calidad Institucional” . La idea del Presidente es que lo integren juristas de renombre. Uno de ellos sería Carlos Arslanian. En la Casa Rosada todavía discuten si es conveniente que también lo conforme Carlos Beraldi, el penalista de Cristina Kirchner.

Ese cuerpo tendrá la misión de elaborar una serie de propuestas, referidas al funcionamiento de la Corte Suprema, en temas como su “composición y el recurso extraordinario”. En la Casa Rosada no dieron detalles acerca de cómo se va a desarrollar la revisión sobre la “composición”. Descartaron que esté en estudio ampliar el tribunal o avanzar en la remoción de algunos de los magistrados. Otros puntos de análisis de la comisión serán el Ministerio Público y el juicio por jurados. Una vez terminadas, el Presidente las enviará al Congreso, detallaron cerca de Fernández.

La agenda se completa con otras dos iniciativas económicas: el plan Ahora 18 y un programa para dinamizar la economía, acordado con los gobernadores . El Ahora 18 es una versión actualizada del Ahora 12, para comprar en cuotas. En el Gobierno estudian la posibilidad de dar tres meses de gracia e incluso aplicar devolución del IVA, detalla el borrador.

El Presidente analiza, además, medidas de impulso al crédito, con aplicación segmentada según la región del país. El NOA y el NEA podrían pagar menos cargas patronales. Otro punto que se estudia es eliminar los aranceles de exportación de algunos productos regionales. Un objetivo de los funcionarios que trabajan en el plan pospandemia es mejorar la ley de concursos y así poder ayudar a las empresas que están en una situación compleja. (Por: Gabriel Sued para La Nación)

GRUPO DE PUEBLA

El presidente Alberto Fernández llamó a construir “un continente con más igualdad, con más equilibrio social y que distribuya mejor el ingreso” , al participar con un mensaje en video de la reunión realizada por el Grupo de Puebla, al cumplirse un año de su constitución.

El encuentro, del que también participan los expresidentes Lula Da Silva, Evo Morales, José Mujica y Rafael Correa , reúne por las redes sociales a los dirigentes políticos de la región enrolados en el progresismo. La finalidad de la convocatoria, que apunta a fortalecer el espacio progresista en la región, es trazar una “agenda progresista para superar la crisis de la pandemia Covid-19”.

Fernández dijo en su mensaje que América Latina es hoy el foco de la pandemia del coronavirus y sostuvo que esta emergencia sanitaria presenta “la oportunidad de hacer una sociedad más justa, de empezar otra vez y esta vez pensar en todos”.

El Grupo de Puebla fue fundado en 2019, en esa ciudad de México, en un intento de contrarrestar la hegemonía de fuerzas liberales en América Latina, y tiene como promotor principal al dirigente chileno Marco Enríquez Ominami , amigo del presidente argentino.

“A todos nos causa dolor ver lo que nos pasa, cómo se enferman algunos y cómo nos dejan otros, en un continente tan desigual y en donde en muchos lugares no se pudo dar la atención que se merecen a muchos de sus ciudadanos”, señaló el mandatario argentino.

Agregó que “en tanto y en cuanto la pobreza siga existiendo en nuestros países, tenemos una deuda moral con cada uno de esos pobres” y recordó que los mandatarios y dirigentes de la región “llegamos a la política para que ellos {los castigados por la pobreza] no existan, para que sean parte de la sociedad integral que queremos vivir”.

Fernández advirtió que ” esto no significa tirar por la ventana lo que tenemos o lo que la sociedad ha hecho, significa empezar otra vez y pensar en todos”.

Además de expresidentes de la región, como Dilma Rousseff (Brasil), Ernesto Samper (Colombia), Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana), en esta reunión del Grupo de Puebla participan el ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los ministros argentinos Felipe Solá, Juan Cabandié y Elizabeth Gómez Alcorta.

ADNbaires