Aguad prácticamente descartó que se vaya a reflotar el submarino.

142
Compartir

El ministro de Defensa señalo a Cadena 3 que por el momento “es una operación impensada”. “Los que saben dicen que es una operación tecnológicamente imposible”, afirmó.

El ministro de Defensa Oscar Aguad descartó la posibilidad de reflotar el submarino ARA San Juan, hundido a 907 metros en el Océano Atlántico, desmintiendo así al presidente ejecutivo de la empresa Ocean Infinity, Oliver Plunkett, quien afirmó que es posible realizar la operación.

“Por ahora es una operación impensada”, aseguro Aguad a Cadena 3. Y señaló: “Es una operación técnicamente casi imposible en este momento, puede que la ciencia de acá a unos años pueda dar mayores elementos técnicos”.

Ante la consulta por los dichos del titular de Ocean Infinity, afirmó: “No está en diálogo con nosotros. Tenemos la documentación donde se establece que es imposible, que ellos no tienen condiciones técnicas para reflotar el submarino”.

“Yo no soy experto en rescates de submarinos, pero los que saben dicen que es una operación tecnológicamente imposible”. agrego.

En ese línea, negó que el Ejecutivo mantenga conversaciones con Ocean Infinity sobre la posibilidad de reflotar la nave, manifestando que sólo mantienen contacto con el objetivo de recibir la documentación que acredite el hallazgo.

“Estamos en contacto con la compañía porque necesitamos todas las pruebas para verificar que el hallazgo es del submarino, necesitamos toda esa documentación”, explicó el ministro, quien además confirmó que el Estado deberá pagarle siete millones de dólares a la firma norteamericana.

“Es muy probable que el submarino haya sufrido un colapso terrible porque ha implosionado. Está en el fondo y muy debilitado, es probable que cualquier operación que quiera sacarlos del lugar lo convierta en dos o tres partes”, indicó.

Por otro lado, el ministro destacó el hallazgo de la embarcación y reafirmó que ahora el objetivo será “descubrir la verdad de lo que pasó”.

“Encontramos el ARA San Juan, una aguja en el Océano Atlántico, una misión imposible que nadie creía que podíamos encontrar y lo encontramos”, subrayó Aguad.

“A partir de haber encontrado esto que tanto nos propusimos podemos descubrir la verdad de lo que pasó, que es la otra obsesión que tenemos”, remarcó.

Y añadió: “Hemos dado un paso importante hacia la búsqueda de encontrar la verdad y la justicia de lo que pasó, y si hay responsables que se hagan cargo. La Justicia va a poder trabajar científica”.

ADNbaires