Alberto Fernández con el “botón rojo” al alcance de la mano

El Presidente admitió que "estamos en el peor momento".

168
Compartir

Lo dijo sobre la posibilidad de endurecer las condiciones de aislamiento de la cuarentena.

El presidente Alberto Fernández advirtió hoy que el país se encuentra “en el peor momento” de la pandemia de COVID-19, pidió a los argentinos “ser muy conscientes de los riesgos que estamos corriendo, que no han pasado y que debemos tratar con seriedad”, y aclaró que “no está en discusión la libertad de la gente”.

“Debemos ser muy cuidadosos. No tenemos el tema resuelto, estamos muy lejos de resolverlo”, dijo el mandatario en declaraciones a la prensa.

Además, indicó que ve “con mucha preocupación” el aumento de casos de coronavirus en el país y agregó que observa también “una sociedad muy renuente a volver a la cuarentena”. “El botón rojo siempre está a mano”, respondió cuando le consultaron sobre la posibilidad de volver a un aislamiento más estricto: “Entiendo el hastío de la gente, pero recurro a la capacidad de reflexión de cada uno”.

En otro orden, Fernández afirmó que es “muy cauto” en relación a los pronósticos sobre la evolución de la economía para el año que viene ya que “el mundo está dado vuelta” con la pandemia de coronavirus.

“Habrá un barajar y dar de vuelta, y veremos dónde quedamos parados”, dijo el Presidente, al tiempo que consideró que “los dogmas del FMI se cayeron a pedazos” e indicó que el organismo internacional “sabe que la Argentina no tiene dónde ajustar”.

“No estamos en condiciones de aceptar ninguna condicionalidad del FMI. Le vamos a pedir que confíe en nosotros porque no podemos ajustar y porque sabemos que vamos a cumplir nuestras obligaciones”, apuntó.

Con relación a la reforma judicial, dijo que le parece “insólito” que la oposición no quiera tratar el proyecto y sostuvo que forma “parte de la discusión hipócrita de la Argentina”.

“Un día que llegamos y hacemos una propuesta seria, deciden no discutirla porque no les gusta una comisión que no tiene nada que ver con esa ley. Estoy asombrado. Me parece insólito que no la quieran tratar”, apuntó.

ADNbaires