Alberto Fernández le tomó juramento a Sergio Massa

“Tenemos una gran oportunidad como país”, dijo el nuevo ministro de Economía.

15
Compartir

El Presidente expresó palabras de aliento para el ex titular de la Cámara de Diputados: “Estamos empezando una etapa del gobierno que estoy convencido vamos a transitar exitosamente”.

En una breve ceremonia con fuerte presencia del arco política, empresarial y sindical, Alberto Fernández le tomó juramente a Sergio Massa como ministro de Economía. El Presidente tuvo palabras de agradecimiento para con el ex titular de la Cámara de Diputados y expresó un mensaje esperanzador para la nueva etapa del Gobierno.

“Estamos viviendo un tiempo muy singular de la humanidad, complejo, difícil, tratando de superar a una pandemia que ha lastimado a todo el mundo y tratando de seguir avanzando en un mundo que ha entrado en una guerra que repercute en Argentina. Es un tiempo para que todos con mucha esperanza unamos esfuerzos para salir adelante. Cuando digo todos les digo a todos los argentinos y argentinas”, comenzó.

Y continuó: “Veo empresarios, amigos del sindicalismo, gente de la política. A todos les pido que tenemos una gran oportunidad como país, no la dejemos pasar por alto. Estamos empezando una etapa del gobierno que estoy convencido vamos a transitar exitosamente. Con todos y todas incluidos. Para eso lo convoqué a Sergio, cuya capacidad y coraje me constan. Estoy seguro de que va a salir bien. Desde ya gracias”.

Antes de culminar el acto de jura, el mandatario le agradeció a Silvina Batakis, Daniel Scioli y a Julián Domínguez: “A los tres les agradezco sinceramente el compromiso político el desprendimiento personal que han demostrado”. Se trata de los funcionarios que fueron desplazados con la llegada de Massa al Poder Ejecutivo.

Del acto participaron otros funcionarios, gobernadores, intendentes y sindicalistas, lo que representó un fuerte respaldo al dirigente de Tigre por parte de todos los sectores que integran el Frente de Todos. De hecho, desde ceremonial de Casa Rosada habían cursado 500 invitaciones, y se optó trasladar la jura al Museo del Bicentenario para una mayor comodidad.

También la farándula tuvo un espacio con la presencia de Moria Casán. Es la flamante esposa de Fernando Galmarini, veterano dirigente del peronismo, ex secretario de Deportes durante la gestión de Carlos Menem. El “Pato” se había transformado en el suegro de Massa desde que el ex titular de la ANSES se casó con Malena Galmarini, quien está al frente de AYSA.

Alberto Fernández junto a Sergio Massa (Foto: Luciano Gonzalez)

Alberto Fernández junto a Sergio Massa (Foto: Luciano Gonzalez)

Desde la semana pasada trascendieron distintos borradores con el detalle de las medidas que anunciará Massa, a pesar de su pedido del sábado para que no se crearan “falsas expectativas”. Lo único seguro, a grandes rasgos, es que el programa apuntará a estabilizar el escenario cambiario, a establecer cierto orden fiscal, a calmar la inflación, y a fortalecer las reservas a través del incentivo de la llegada de dólares. Pero los detalles sobre cómo logrará esos objetivos se mantienen en secreto y se buscará lograr cierto efecto sorpresa, entre fantasmas sobre una posible devaluación, hasta ahora negada por Massa.

Luego de los anuncios de Massa en Economía, el Presidente terminará de diagramar la visita que hará este fin de semana a Colombia donde participará de la asunción de Gustavo Petro como nuevo presidente de ese país.

Alberto Fernández viajará el sábado con una comitiva muy reducida que aún no se confirmó y será una travesía muy corta ya que el domingo a última hora o el lunes temprano retornará a Buenos Aires. Tampoco está cerrada su actividad en Bogotá donde compartirá el escenario con el chileno Gabriel Boric, el boliviano Luis Arce y el rey de España, Felipe VI, entre otras figuras políticas internacionales que recibieron la invitación.

Tras la jura, Sergio Massa anunciará sus primeras medidas: intentará ordenar las cuentas fiscales y recomponer los ingresos
Apuntarán a acelerar el ingreso de dólares para fortalecer al Banco Central, buscará una señal sobre las cuentas públicas y políticas para mitigar la aceleración de la inflación

El flamante ministro de Economía Sergio Massa dará a conocer en conferencia de prensa sus primeras medidas como jefe del Palacio de Hacienda, luego de que el presidente Alberto Fernández le tomó juramento por la tarde en el Museo del Bicentenario.

El ex presidente de la Cámara de Diputados hablará desde el microcine del Ministerio de Economía para difundir sus primeros pasos como ministro. Massa concentrará áreas de la política económica que hasta esta última reconfiguración del gabinete permanecían bajo la órbita de otros ministerios.

Massa dará a conocer su primer pliego de medidas económicas en un contexto de urgencias en materia fiscal, financiera, cambiaria y de inflación. Algunos de los desafíos más próximos para el ministro de Economía será dar señales al mercado y conseguir estabilidad en el tipo de cambio y para los activos argentinos; además de una agenda de recomposición salarial en un marco de aceleración inflacionaria.

Como destacó ayer Infobae, las primeras medidas del tigrense en Economía tendrán foco en el orden fiscal, el fortalecimiento de las reservas y los incentivos a lo que el nuevo ministro considera las “fábricas de dólares”, pudo saber este medio. Se trata de los sectores de la economía generadores de divisas, como la economía del conocimiento, energía, agroindustria y minería. También habrá más control sobre los planes sociales y una búsqueda de bajar los subsidios.

Massa tendrá en los próximos días su primer dato mensual de inflación, de julio, que se espera que sea el más alto en tres décadas, medido en términos mensuales, y podría estar en torno del 7,5 y 8 por ciento.

Massa juró como nuevo ministro de Economía. Tomas Cuesta/Getty ImagesOtro de los frentes internos que necesitará abordar el nuevo jefe del Palacio de Hacienda será la falta de dólares en el Banco Central. Para eso, se prevén medidas para acelerar el ingreso de divisas por medio de una mayor liquidación de la cosecha del complejo agroexportador.

En la agenda internacional, Massa tendrá en las próximas semanas un viaje clave en el que buscará continuar la relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y deberá definir cómo se desarrollará en lo sucesivo el programa vigente con ese organismo, y qué sucederá con las metas de déficit primario, acumulación de reservas y tope a la emisión monetaria.

Ese primer viaje al exterior incluirá otras dos escalas. La primera tendrá lugar en Francia, donde prevé reunirse con las autoridades del Club de París y encarrillar la negociación para reestructurar los USD 2.000 millones de deuda pendientes con ese consorcio de países acreedores.

Y por otra parte, tendrá un paso por Doha, Qatar, en donde tendrá encuentros con ejecutivos de uno de los fondos soberanos inversores más importantes del mundo. El objetivo será conseguir financiamiento para proyectos de inversión para la Argentina, en un contexto de posibilidades de fondeo en dólares escasas.

La jura

En una ceremonia con fuerte presencia del arco política, empresarial y sindical, Fernández le tomó juramente a Massa y dijo: “Estamos viviendo un tiempo muy singular de la humanidad, complejo, difícil, tratando de superar a una pandemia que ha lastimado a todo el mundo y tratando de seguir avanzando en un mundo que ha entrado en una guerra que repercute en Argentina. Es un tiempo para que todos con mucha esperanza unamos esfuerzos para salir adelante. Cuando digo todos les digo a todos los argentinos y argentinas”.

Y continuó: “Veo empresarios, amigos del sindicalismo, gente de la política. A todos les pido que tenemos una gran oportunidad como país, no la dejemos pasar por alto. Estamos empezando una etapa del gobierno que estoy convencido vamos a transitar exitosamente. Con todos y todas incluidos. Para eso lo convoqué a Sergio, cuya capacidad y coraje me constan. Estoy seguro de que va a salir bien. Desde ya gracias”.

Entre los empresarios presentes se destacaron Francisco de Narváez, Marcelo Mindlin, José Luis Manzano y Daniel Vila. “Conozco a Sergio Massa hace 25 años y sé que es un trabajador incansable. Me consta que siempre estuvo abierto al diálogo con todos los sectores productivos y sociales, escuchando y obteniendo las herramientas para estar mejor preparado para buscar las soluciones de los problemas argentinos. Hay que valorar especialmente su decisión de comprometerse con el país en un momento tan difícil. Desde el sector privado tenemos que seguir invirtiendo, acompañando medidas que el país necesita”, destacó Mindlin, presidente de Pampa Energía. (Por Mariano Boettner para Infobae)

LOS ANUNCIOS

* Un nuevo aumento de tarifas de electricidad y gas para los usuarios con consumo subsidiado que usen más de una serie de topes que instrumentará el Gobierno. Hasta hoy, 10 millones de hogares se inscribieron en la página web oficial para poder conservar los subsidios y 4 millones de hogares no presentaron esa solicitud. Según detallaron a Clarín funcionarios del área de Energía, el nuevo aumento afectará a la porción de usuarios que más consuman dentro del universo que mantienen los subsidios. Lo que se está analizando es que quienes consuman más de 400 KW mensuales de electricidad tendrán el consumo subsidiado hasta ese tope y pagarán con tarifa plena todo lo que se exceda. Por ejemplo: si una familia consume 500 KW mensuales pagará por 400 KW con subsidio y los otros 100 KW sin subsidios. En el caso del gas, aún no está definido a partir de qué volumen se cobrará más.

* El lanzamiento de un canje voluntario de la deuda pública en pesos que vence en los próximos tres meses que finalizará el martes próximo. Según Economía, para ese “reperfilamiento” voluntario ya se comprometieron el 60% de los tenedores de bonos. Fuentes del mercado indicaron que quienes ya aceptaron ese canje son básicamente organismos públicos, como la ANSES, y bancos estatales.

* El otorgamiento de un bono de suma fija para jubilados que se anunciará el miércoles próximo junto con la determinación del aumento por la movilidad jubilatoria. Aún no está estipulado de cuánto será ese bono.

* La convocatoria para el jueves próximo a los sindicatos y las cámaras empresarias para implementar un bono para trabajadores privados y el aumento de las asignaciones familiares. En el Gobierno adelantan que ese refuerzo salarial será un monto de suma fija como impulsa Cristina Kirchner y no una reapertura general de paritarias como prefiere la CGT.

* La ratificación de los compromisos de reducción del déficit fiscal a 2,5 puntos del PBI comprometidos con el FMI. Massa tomó su primer contacto como ministro con el FMI este miemos miércoles y tiene previsto viajar a Washington a reunirse con los funcionarios del Fondo a fines de agosto.

* Decretos con regímenes especiales de beneficios para los sectores exportadores que aumenten su producción. Uno de los que ya está avanzado es el de la industria del gas y el petróleo, pero Massa quiere implementarlos también para otros sectores exportadores como la minería, la agroindustria y la economía del conocimiento. La idea es darle a esos sectores beneficios como la posibilidad de girar ganancias al exterior para sus casas matrices por el diferencial de producción que agreguen en el futuro.

* La tramitación de un crédito de la Corporación Andina de Fomento de 750 millones de dólares y la ejecución de desembolsos por 1.200 millones de dólares de otros programas de préstamos ya vigentes con organismos internacionales como el BID y el Banco Mundial.

* La toma de ofertas de préstamos de bancos internacionales y fondos de inversión con garantía de títulos públicos para reforzar las reservas del Banco Central. Massa quiere implementar cuatro “Repo” y la recompra de deuda soberana con tres instituciones financieras internacionales y un fondo soberano de uno de los países árabes. La duda sobre esa cuestión es qué tasa está dispuesto a pagar el Gobierno y si aceptará poner como garantía bonos -que hoy están muy mal cotizados- por un monto ampliamente más grande que el que recibirá el Estado por esos Repo.

* Massa calcula que en los próximos dos meses, el campo podrá liquidar unos 5.000 millones de dólares, un nivel similar al que aportó el sector en ese mismo período durante el año pasado. (Fuente Clarín)

(Imagen principal: Jura de Sergio Massa como ministro de Economía. Foto Juan Manuel Foglia, para CLARIN)

ADNbaires