Alberto Fernández participó del homenaje a las víctimas del Holocausto.

Asistieron el presidente ruso Vladimir Putin y el vice estadounidense Mike Pence, entre otros.

129
Compartir

En su segunda jornada en Israel, el presidente Alberto Fernández participó junto a una treintena de jefes de Estado de los homenajes por el quinto Foro Mundial Mundial del Holocausto, en Jerusalén. Fue el acto principal del evento que celebra la liberación de los prisioneros del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau.

Desde el mediodía en el imponente y subterráneo museo del Holocausto Yad Vashem, ubicado a casi 5 kilómetros del hotel King David donde se hospeda, el Presidente aprovechó para dialogar y tener contacto con una decena de mandatarios internacionales.

Alberto Fernández 
✔@alferdez
 · 1h
 
En respuesta a @alferdez
Soy presidente de un país que ha vivido su propia tragedia de persecución, tortura, desapariciones y muertes. Después de tanto sufrimiento, los argentinos valoramos más que nada la vigencia del Estado de Derecho. Confiamos en la paz y en el pleno respeto de los derechos humanos.
Alberto Fernández 
✔@alferdez

Dejo esta hermosa tierra con un sueño: verla en paz con sus vecinos y especialmente con el pueblo palestino. Nuestro país reconoce, por convicción y por respeto a las decisiones de Naciones Unidas, la existencia de los dos Estados y siempre propició la convivencia pacífica.

 
801
20:38 – 23 ene. 2020
Información y privacidad de Twitter Ads

205 personas están hablando de esto
Alberto Fernández coloca una ofrenda floral por las víctimas del Holocausto, en el Foro Mundial en Jerusalén.

Alberto Fernández coloca una ofrenda floral por las víctimas del Holocausto, en el Foro Mundial en Jerusalén.

Antes del acto central estrechó su mano con el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, y volvió a saludarse y conversar un rato con buena parte de los jefes de Estado con los que había coincidido en la recepción oficial del miércoles en la residencia presidencial. Entre ellos se contaron el francés Emmanuel Macron, el rey de los Países Bajos Guillermo Alejandro y el Príncipe Carlos de Gales, entre otros.

Sin embargo, los planes de una foto y un encuentro más largo con Vladimir Putin finalmente no se concretaron. El presidente ruso, que homenajeó a los caídos en el sitio de Stalingrado, llegó demorado al evento y se retiró rápido. Sin embargo, en la comitiva oficial destacaron que, aunque no pudieron conversar en profundidad, Fernández y Putin se saludaron dos veces. La primera se proyectó en un segundo por las cámaras de televisión y streaming. Ocurrió cuando el mandatario argentino volvía de colocar su ofrenda floral en memoria de las víctimas de la Shoa. La segunda, según consignaron, fue cuando el Putin se retiraba y se detuvo para saludar a Fernández.

Alberto Fernández 
✔@alferdez
 · 1h
 
En respuesta a @alferdez
Sé de lo complejo del tema, que lleva años sin solución. Pero nunca vamos a renunciar a soñar con la paz.
Alberto Fernández 
✔@alferdez

Si aquellos sobrevivientes del holocausto pudieron construir este país, ¿por qué no podrían encontrar sus sucesores soluciones a problemas claramente menos complicados? La necesidad de vivir en paz debe impulsarlos.

 
1.011
20:38 – 23 ene. 2020
Información y privacidad de Twitter Ads
 
248 personas están hablando de esto

Alberto Fernández saluda a Macron, presidente de FranciaAlberto Fernández saluda a Macron, presidente de Francia.

El testimonio espeluznante de los sobrevivientes de los campos se mezclaron con música alegórica, las palabras de cinco selectos jefes de Estado y un minuto de silencio ensordecedor al final completaron el acto.

Solo hablaron el presidente israelí Reuven Rivlin y el primer ministro Benjamin Netanyahu; Pence, Putin, Macron y el alemán Frank-Walter Steinmeier, que repitió una plegaria en hebreo. “La responsabilidad de Alemania no tiene fecha de vencimiento y estoy aquí, agradecido por este milagro de reconciliación”, agregó entre aplausos.

Pence y Netanyahu, en cambio, alertaron sobre el peligro del régimen iraní. El único gobierno del mundo que niega al Holocausto y amenaza con borrar a Israel del mapa es Irán. El mundo debe permanecer firme ante Irán”, insistió el vice de Donald Trump.

Ante las consultas de Clarín, en la comitiva argentina señalaron que nadie durante toda la estadía le preguntó al Presidente por el fallido memorándum de entendimiento con Irán o por la muerte de Alberto Nisman, que tensaron la relación con Israel en el pasado reciente.

Este viernes, el Presidente mantendrá dos reuniones bilaterales con Rivlin y Netanyahu. Está previsto que Fernández y el premier hagan una declaración a la prensa en conjunto, aunque no contestarán preguntas.

Antes de entrevistarse con las autoridades israelíes, el Presidente reflexionó en sus redes sociales sobre su visita y opinó sobre el conflicto con los Palestinos. “Dejo esta hermosa tierra con un sueño: verla en paz con sus vecinos y especialmente con el pueblo palestino. Nuestro país reconoce, por convicción y por respeto a las decisiones de Naciones Unidas, la existencia de los dos Estados “, dijo. Fue un mensaje de paz en un tema que despierta susceptibilidades.

Tras el foro, cuando regresó al hotel, el Presidente se entrevistó con el ex general del ejército local Benjamin “Benny” Gantz, quien busca suceder a Netanyahu como primer ministro. “Fue solo una presentación”, informaron desde la delegación. Como en casi todas las reuniones de su gira, el gobernador Axel Kicillof fue de la partida, igual que un disfónico Felipe Solá.

Alberto Fernández y la primera dama Fabiola Yañez junto al vicepresidente estadounidense Mike Pence, en Jerusalén, en el el quinto Foro Mundial del Holocausto.Alberto Fernández y la primera dama Fabiola Yañez junto al vicepresidente estadounidense Mike Pence, en Jerusalén, en el el quinto Foro Mundial del Holocausto.

Fernández recibió finalmente a los referentes de la asociación Memoria, que agrupa a familiares de desaparecidos durante la dictadura. El Presidente estaba al tanto de sus reclamos. Como informó Clarín, le pidieron que intervenga para que Israel desclasifique sus archivos sobre la dictadura. También le pidieron colaboración para que la Justicia reactive las causas contra un ex integrante del Batallón 601, Aníbal Teodoro Gauto, quien vive en Israel con el nombre de Yosef Carmel. El abogado de Gauto, Juan José Lossino, se comunicó con el diputado y facilitador de la reunión, Eduardo Valdés, para explicar su versión. Según los familiares, el Presidente se comprometió a seguir de cerca el caso sin entrometerse en la Justicia.

En las redes sociales, el Presidente comparó el horror de la dictadura con el recuerdo de las víctimas del Holocausto que motivaron su viaje. “Soy presidente de un país que ha vivido su propia tragedia de persecución, tortura, desapariciones y muertes. Después de tanto sufrimiento, los argentinos valoramos más que nada la vigencia del Estado de Derecho. Confiamos en la paz y en el pleno respeto de los derechos humanos”, escribió el Presidente. (Por Guido Carelli Lynch, enviado especial de Clarín a Israel // Foto: Alberto Fernández coloca una ofrenda floral por las víctimas del Holocausto, en el Foro Mundial en Jerusalén)

El retraso de Vladimir Putin lo dejó sin posibilidad de reunirse con el presidente argentino.

El presidente de Rusia se atrasó una hora para arribar a la ceremonia mundial en Jerusalén y suspendió su encuentro bilateral con el presidente de Argentina.

(INFOBAE.-Enviado especial a Israel, Román Letjman) – Alberto Fernández y Vladimir Putin se iban a reunir en Jerusalén para dialogar acerca de la relaciones bilaterales entre Argentina y Rusia y tratar la compleja situación mundial.

La ceremonia mundial que recordó a las víctimas judías de la Shoa, que se realizó en Israel, era la oportunidad para iniciar su propia relación política y personal. Pero Putin llegó tarde al Museo Yad Vashem, adonde se desarrollo el quinto Foro Internacional del Holocausto, y la cita quedó postergada para otra oportunidad.

Tras colocar la ofrenda floral, Alberto Fernández se encontró con Putin por primera vez. El líder ruso ya había hecho su discurso recordando el papel clave del Ejercito Rojo para liberar el campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau, y cuando vio que pasaba el presidente argentino se levantó de su lugar en la primera fila y se saludaron.

Fue en ese momento que Alberto Fernández y Putin quedaron en llamarse por teléfono para conversar los temas que quedaron pendientes hoy, aseguró a Infobae un miembro de la delegación presidencial.

La reunión planificada entre Alberto Fernández y Putin tenía un formato aleatorio: podía ocurrir antes del homenaje mundial a las víctimas del nazismo, o cuando concluyera la ceremonia oficial. Como el jefe del Kremlin llegó tarde al acto organizado por el estado israelí, la Cancillería argentina evaluó que todo podía ocurrir cuando terminaran las actividades protocolares en el Museo Yad Vashem.

No hubo caso. Putin paso como una ráfaga por al lado del presidente, saludó distendido y partió hacia el aeropuerto Ben Gurion para embarcar rumbo a Moscú.

El presidente argentino sabía que cualquier contratiempo podía complicar la reunión, ya que el líder ruso llegaba con la agenda apretada y sólo se trataba de establecer un primer contacto diplomático. Por eso, desde el Kremlin anunciaron que Putin podía conversar unos minutos con Alberto Fernández, y que el formato se haría bajo el concepto de “diplomacia de a pie”.

Es decir: los dos parados, quizás en una corta caminata, para hacer lo que dos pensaban hacer: conocerse y avanzar en una relación bilateral que sirva a los países.

Putin firmó con Mauricio Macri un puñado de acuerdos comerciales que pretende ejecutar, y por eso ahora apuesta a un vínculo profundo con Alberto Fernández. Esos acuerdos significaban la posibilidad de construir una central nuclear, desplegar las vías del tren previsto para unir Buenos Aires con Vaca Muerta, fuertes inversiones en un complejo agroindustrial cercano al Paraná y participar con empresas rusas en logística petrolera.

A su turno, el presidente construye una agenda de política exterior “desideologizada” y la relación bilateral con Putin puede contribuir a esa estrategia. Alberto Fernández busca un espacio en el sistema internacional que no signifique un plegamiento con la Casa Blanca ni el cliché ideológico que sostiene una supuesta pertenencia de su gobierno al bloque bolivariano.

El encuentro fallido de Alberto Fernández con Putin iba en ese sentido. No hay que descartar un viaje presidencial a Moscú antes que concluya 2020.

ADNbaires