Alberto Fernández se impuso en primera vuelta y será el nuevo presidente.

Macri logró una notable reacción en muchos lugares del país, pero no le alcanzó para cambiar la historia // Lo que dijeron los ganadores y también Macri al conocerse los resultados.

184
Compartir

Con más del 95,03% escrutado, el candidato del Frente de Todos le gana con casi el 48% al actual jefe de Estado que obtiene 40,49%.

Con más del 95,03% de los votos escrutados, la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner se impone con el 47,98% por sobre el binomio Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto​(40,49%).

Alberto Fernández se consagra en primera vuelta como el nuevo presidente de Argentina pese a la remontada de Cambiemos de unos ocho puntos.

En las PASO 2019, que convulsionaron la agenda política de los dos últimos dos meses, Alberto F. había obtenido el 49,49% de los votos (afirmativos) mientras que Macri había cosechado el 32,93%.

Estos son los datos oficiales de este domingo de elecciones generales en Argentina que tuvieron una participación que orbita el 80,81% —niveles similares a 2015—, en la cual se presentaron seis fórmulas presidenciales y que diseña el rumbo de un país sacudido por la crisis económica. Para estos comicios hubo 95 mil mesas en todo el país y casi 34 millones de personas habilitadas para votar.

Alberto Fernández, presidente electo del país, tomó la palabra a las 23.10 de este domingo: ” Este no es el frente de nosotros, sino el frente de todos. Nació para incluir a todos los argentinos. Los tiempos que vienen no son fáciles”. Y dijo, eufórico: “El Gobierno volvió a manos de la gente”.

​Alberto confirmó que este lunes se reunirá con Macri para la transición de cara al 10 de diciembre. “Hasta esa fecha él es el presidente”, dijo. Y añadió: “Pero por supuesto vamos a colaborar porque lo único que nos preocupa es que los argentinos es que dejen de sufrir”.

Minutos antes, en el mismo escenario, habló Cristina Kirchner. “Vamos a volver”, cantaban en el búnker. Y también “Néstor no se murió”. Señaló la ex presidenta: “Dejenmé agradecer a los cientos de miles de ciudadanos y ciudadanas anónimos que han resistido y que no tienen focus group ni encuestas, pero tienen pensamientos y sentimientos que los han ayudado a mantenerse en pie”. Y también: “Nunca pensé que en esta fecha iba a estar tan contenta”, en referencia al aniversario de la muerte de Néstor Kirchner.​

Pasadas las 22.20, Mauricio Macri subió al escenario en Costa Salguero, reconoció la derrota y llamó a una transición ordenada con Alberto Fernández. “Quiero felicitar a Alberto Fernández, acabo de hablar con él y lo invité a desayunar mañana a la Rosada por una transición ordenada que lleve tranquilidad a los argentinos”, dijo. En ese momento estaban el 90% de las mesas escrutadas.

Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey (Consenso Federal) obtienen el tercer lugar con el 6,17% de los votos, contrastado a la baja con el 8,44% que obtuvieron en las Primarias. El cuarto lugar está quedando en manos de Nicolás del Caño y Romina del Pla​ (Frente de Izquierda-Unidad). con el 2,13% (2,93% PASO).

En la provincia de Buenos Aires, ‘la madre de todas las batallas’, el candidato del Frente de Todos Axel Kicillof se impone con el 52 % y supera por más de 13 puntos a la actual mandataria provincial María Eugenia Vidal,​ que alcanza el 38,06 %. Cuando Kicillof tomó la palabra, casi a las 23, hizo un discurso de fuerte tono económico contra la gestión de Vidal y Macri: “Es tierra arrasada”. Horacio Rodríguez Larreta ​triunfa en la Ciudad, sin balotaje, con el 52,14 % de los votos, frente al 35,82% de Matías Lammens.​

Como en cada elección presidencial, esta vez también se renuevan la mitad de los diputados nacionales (se eligen 130 bancas en los 24 distritos) y senadores nacionales en ocho provincias. Así, la disputa de poder entre macrismo y peronismo también tiene el telón de fondo del Parlamento.

La votación tuvo desde el día después del 11 de agosto un mapa político marcado por la disparada del dólar y el temblor de los mercados, en un contexto de aumento inflacionario y tasas altas de Leliq (68% actualmente). En septiembre la inflación alcanzó el 5.9% y el dólar cerró el viernes en $65.

Por esta razón, si todos los ojos están puestos en los resultados de estas elecciones presidenciales, también los están en qué pasará desde la mañana de este lunes cuando empiecen a operar el dólar y los mercados.​

​De fondo, está una eventual transición, el reparto del poder, la eventual reestructuración de deuda con el FMI, el control del tipo de cambio, las turbulencias económicas internacionales (EE.UU vs. China) y los estallidos sociales en Latinoamérica. La campaña de Fernández apuntó precisamente a la cuestión económica, mientras que la de Macri al estímulo del “Sí, se puede” en busca del balotaje.​​

El kirchnerismo recibe los primeros cómputos oficiales en el Complejo C, en el barrio de la Chacarita. Allí se dispusieron tres salones VIP. El del segundo piso, el más exclusivo, fue reservado para Alberto y Cristina Kirchner.

​”Hoy es un día de fiesta”, dijo Alberto, desde su casa de Puerto Madero, minutos después del cierre de urnas. Había votado por la mañana en la la sede de la Universidad Católica Argentina (UCA) en  ese mismo barrio porteño.

“Estamos en una enorme crisis y como tal tenemos que tener mucha responsabilidad. Ese es el esfuerzo de todos. Les pido que estemos tranquilos. Lo que viene será con mucho esfuerzo, dijo en este momento el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, a quien recordó a 9 años de su muerte: “Te extraño mucho, amigo”.

​Después de las 18, Macri felicitó a “todos los argentinos que fueron a votar y se expresaron en paz” y pidió “paciencia y tranquilidad mientras se cuentan los votos”. Aguardan el avance de los resultados en Costa Salguero.

“Se juegan dos visiones de futuro”, había dicho al votar el líder de Cambiemos, cuatro años después de haber sido consagrado presidente del país y recalculado el ajedrez político del país. Y agregó: “Es una elección histórica”. Fue en la escuela Wenceslao Posse, en la Plaza Las Heras de Recoleta.

El término “histórico” fue justamente el que orientó sus 32 marchas del “Sí se puede” por el país​, donde apostó, en clave eufórica y ante grandes cantidades de público, a la polarización con el kirchnerismo, al señalamiento de las causas de corrupción y al balotaje.

Desde la noche de 27 de octubre, de confirmarse el fin de su ciclo presidencial y luego de mejor su votación respecto a las PASO (casi 8 por arriba), comenzará a rediseñarse su lugar político, y el de todo Cambiemos, ya sin el calor del poder.

CRISTINA

La vicepresidenta electa Cristina Kirchner le envió un mensaje al actual mandatario, Mauricio Macri, durante el discurso que pronunció esta noche luego de que el Frente de Todos ganara las elecciones presidenciales.

“Me voy a tomar un atrevimiento, Presidente: le voy a pedir en mi carácter de ex presidenta que por favor tome todas las medidas necesarias para alivianar esta situación dramática. Los presidentes son presidentes desde el primer día que asumen hasta el ultimo día que se van; es parte de la responsabilidad institucional”, aseguró.

“Es su responsabilidad democrática e institucional cuidar el patrimonio del pueblo de la Nación”, indicó la ex jefa de Estado. Luego, agregó: “Alberto va a tener una tarea muy difícil que va a requerir de un esfuerzo inimaginable. Dejan una provincia y un país arrasados” afirmó.

En el comienzo de su discurso Cristina Kirchner recordó a su esposo Néstor Kirchner en la fecha del aniversario de su muerte. “Estoy muy contenta. Nunca pensé estar contenta en esta fecha. Este día siempre me encuentra bajoneada. Estoy contenta que mi ex ministro de Economía hoy sea el nuevo gobernador de la provincia”, dijo en referencia a Axel Kicillof.

La ex jefa de Estado también resaltó la unidad del peronismo y emitió un mensaje hacia la dirigencia política. “Les pido a los hombres y mujeres de las distintas vertientes del campo nacional, democrático y popular que nunca más rompan la unidad que se requiere para enfrentar a estos proyectos neoliberales que tanto dolor han causado”, afirmó.

Por último, le envío un mensaje a la sociedad: “Les quiero agradecer a los cientos de miles de ciudadanos anónimos que han resistido. Que no tienen focus group ni encuestas, pero tienen pensamientos y sentimientos que los han ayudado a mantenerse de pie”.

ALBERTO 

El presidente electo por el Frente de Todos, Alberto Fernández celebró el triunfo y destacó que el lunes por la mañana se reunirá con Mauricio Macri para desayunar. Celebró la amplia ventaja obtenida en las urnas pero llamó al diálogo a distintos sectores de la economía y a la oposición le pidió que ayude a reconstruir el país.

“Mañana (por hoy) me reuniré con Macri y empezaremos a ver cómo transcurrimos el tiempo que nos queda. Vamos a colaborar en todo en lo que podamos colaborar porque lo único que nos interesa es que los argentinos dejen de sufrir de una vez por todas. Allí estaremos”, dijo Fernández.

Mientras la gente cantaba “Alberto presidente, Alberto presidente”, Fernández agradeció a todos los argentinos. “Gracias a todos los que nos votaron, a todos los que nos acompañaron. Por el compromiso que han demostrado por construir una argentina más solidaria. Y gracias a los que no nos votaron por haber participado de esta jornada. Este no es el frente de nosotros, es el Frente de Todos y nació para incluir a todos los argentinos”.

“Los tiempos que vienen no son fáciles”, sostuvo el presidente electo. Y agradeció a Roberto Lavagna, candidato presidencial de Consenso Federal, por haberlo llamado para reconocer el resultado. El pasado jueves Fernández había resaltado que, en caso de imponerse en las elecciones, le gustaría contar con Lavagna en sus filas.

Por otra parte, Fernández le dedicó el triunfo a Néstor Kirchner. “Gracias Néstor donde estés porque vos sembraste todo esto que estamos viviendo. No sería justo que no le reconociera lo que él hizo por nosotros”. En ese sentido agregó: “Me diste la enorme posibilidad de la aventura de hacernos cargo de un país y ponerlo en pie”.

Cuando estaban escrutadas más del 90% de las mesas a nivel nacional, Fernández salió al escenario dispuesto en el bunker del Frente de Todos y dio su primer discurso como presidente electo. Primero lo hizo el Gobernador electo por el Provincia de Buenos Aires y en segundo lugar habló la vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner.

“Vamos a hacer todo lo que haga falta para que las persianas de las fábricas de las pymes vuelvan a levantarse, para que las máquinas vuelvan a funcionar. Para que la educación pública no sea una desgracia. Para que nuestros chicos puedan seguir educándose. Vamos a volver a construir la Argentina igualitaria y solidaria que todos soñamos”, sostuvo Fernández. Y agregó: “Que nuestros opositores sean conscientes de lo que nos han dejado y nos ayuden a construir de las cenizas que nos han dejado”.

“La Argentina que viene necesita del compromiso de todos. Vamos a hacer la Argentina que nos merecemos. Vamos a volver a construir el país que soñaron nuestros mayores. Vamos a hacerlo porque nos lo merecemos”, agregó.

El presidente electo celebró el triunfo sobre el escenario junto a Cristina Kirchner, Axel Kicillof, Verónica Magario, Sergio Massa, Máximo Kirchner, “Wado” De Pedro y otros dirigentes del Frente de Todos.

Unos minutos más tarde, Fernández salió a hablarle a una multitud que se agrupaba fuera del bunker. Allí volvió a repetir algunos conceptos esbozados previamente pero también se refirió a la deuda que recibió el ex presidente Nestor kirchner y el compromiso de pago. “Siempre recuerdo que cuando Néstor le pagó al FMI y nos liberó de la política del fondo no fue Néstor, sino que fue el pueblo”, recordó eufórico.

“La página empezó a darse vuelta hoy y vamos a empezar a escribir otra historia. Vamos a invitar a todos los argentinos a construir”, afirmó pero advirtió que “no va a ser fácil la tarea”.

MACRI

El presidente Mauricio Macri felicitó al mandatario electo, Alberto Fernández, y aseguró que este lunes se reunirá con él para garantizar “una transición ordenada que lleve tranquilidad a los argentinos”.

“Invité a desayunar al presidente electo”, manifestó Macri quien compartió escenario junto a Miguel Ángel Pichetto.

Además aseguró que el triunfo de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires “es un muy justo reconocimiento” al trabajo que hicieron en la ciudad, y a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, que “ha dejado una vara muy alta en la provincia”.

“Lo que viene también será un aprendizaje y deseo que sea por lo bueno”, expresó Macri, quien amplió: “Hoy estamos más juntos que nunca por la Argentina que soñamos”.

Por último manifestó que deja un país con “bases más sólidas” y “otra forma de gobernar”, que ha cambiado “la cultura del poder”.

El mensaje de Macri se dio tras reconocer su derrota desde el búnker de Juntos por el Cambio en Costa Salguero.

ADNbaires